sábado, enero 01, 2011

El año o algunas listas desordenadas y despreocupadas de lo mejor de 2010


Este año he leído bastante más que reseñado, buen síntoma. He hablado de mis lecturas anuales en Hermano Cerdo con cierta brevedad. Pero hay algunas novelas que he disfrutado reseñando, como Alba Cromm, que considero de lo mejor del año en literatura española, aunque he disfrutado mucho de otros libros. También son impresionantes La luz es más antigua que el amor de Menéndez Salmón, El error de Aira, el Summertime de Coetzee o el último de Grossman. Mi novela favorita es, no obstante, Freedom de Jonathan Franzen, tan paradójica como grandiosa.

Pero hubo más cosas, claro. Disfruté mucho de Los Muertos de Jorge Carrión, pero sus libros más difíciles (La piel de la Boca; Crónica de viaje) me parecen sus cimas indiscutibles. Tengo interés, no obstante, en su renovada (y de momento pigliana) apuesta por la literatura condicionada a través de ciertos coqueteos genéricos y espero con ganas Los huérfanos, segunda entrega fechada en 2012 o 2013 aproximadamente. Recomiendo El ladrón de Morfina de Mario Cuenca Sandoval, una buena apropiación de Denis Johnson, pero no estoy seguro de qué parte autoral hay. He glosado ya los aciertos de Diario de las especies de Claudia Apablaza y me complace recomendar siempre novelas como Hilo musical, una fábula post-adolescente con una prosa francamente irresistible.

**


Mis discos favoritos son probablemente The Suburbs de Arcade Fire, me parece irresistible como obra ambiciosa y pedante y como viajazo a través de los sonidos/el rock obligado en este grupo, el High Violet de The National, el glorioso Plastic Beach de Gorillaz y, casi por encima de todos, el My Beautiful Dark Twisted Fantasy de Kanye West, muestra grandilocuente de hip-hop que incluye piezas de orfebrería como Lost in the World o una canción-homenaje a Michael Jackson que narra su muerte en clave subjetiva que incluye todas las virtudes del rapero. Noel Ceballos ha escrito con mucho gusto sobre West. El disco de Els Amics de Les Arts, Bed & Breakfast, es uno de los más divertidos y agudos manifiestos generacionales que encontraremos en el pop catalán.

2010 en canciones: Una lista de Spotify con mis favoritas del año.

**

La Red Social de Fincher, Copia Certificada de Kiarostami, Un tipo serio de los Coen y Film Socialisme de Godard son, probablemente, las cuatro películas que me han impresionado más este año. Tanto Tron Legacy de Joseph Kosinski como la malinterpretada Iron Man 2 de Jon Favreau me parecen excelentes muestras de un blockbuster posible, cuya inteligencia late a un ritmo mayor que el vértigo del hype que fuerza la maquinaria del espectador a límites poco recomendables y atiende poco a los inusuales detalles de estas películas. También el remake de Karate Kid es agradablísimo y sorprendente, pero la mejor película/blockbuster fue Toy Story 3, perfecto cierre a una trilogía que definió el genio de Pixar y ha descubierto a no pocos y asombrosos talentos.

Estuve muy complacido con Origen, pero enseguida rectifiqué: Nolan no es un gran director y la película funciona más como concepto (una película de atracos en sueños) que como reflexión metafísica. Casi insoportable me pareció la boba Kick-Ass de Matthew Vaughn y absolutamente festiva y catártica la magnífica Scott Pilgrim vs. the World de Edgar Wright cuya reseña compartida escribiré en breve.

7 comentarios:

Oscar Tejero dijo...

Muy deacuerdo con Kick Ass, una película complaciente y convencional donde la transgresión es un disfraz.

Mycroft dijo...

Mi año ha sido muy diferente tanto en lo musical, como en los cinematográfico...

Mercutcho dijo...

Discrepo. Mi ano a estado satisfecho.

Quico Winehouse dijo...

me encantó kick ass, entré al cine con expectativas bajas y salí alucinando con la niña del pelo morado XD

en cuanto a la música, me quedo con kanye west

Anónimo dijo...

VLM habló maravillas de origen y por eso te parecía buenísima, Molinuevo dijo que era un truño y rectificaste.
Crítico con personalidad.

Alvy Singer dijo...

Me entusiasmó la estructura narrativa y como afectaba al montaje de la película. Me defraudó fijarme que los atisbos poéticos del guión no eran más que clichés de Hollywood y saqueos. ¡No sea usted simplista!

Cristian Rodríguez dijo...

Coincido en casi todo Alvy, pero en 'Copia Certificada' sí que no. Los días siguientes al visionado sólo sentí ganas, para reconciliarme con él, de volver al Kiarostami de las cerezas, de la casa de mi amigo y de 'Close-Up'. Me pareció extremadamente pedante y tan burguesa en su mirada sobre el arte como lo que han venido planteando últimamente Hansen Love o el peor Assayas, el de 'Las Horas del Verano'.