miércoles, octubre 26, 2005

21 GRAMOS.: Arquitectura visual sin pilares sólidos

21 Gramos.
(21 Grams, 2003).
D.: Alejandro González Iñárritu.
G.: Guillermo Arriaga.
I.: Sean Penn, Benicio del Toro, Naomi Watts, Melissa Leo, Charlotte Gainsbourg, Danny Huston, Clea DuVall.
Duración.: 132 minutos. Color.

Tras su inmejorable debut, Iñárritu se decantó por dar el salto a Hollywood. El resultado no fue estupendo por mucho que la crítica así lo trate, porqué la historia se enmarca en unos planteamientos que dan mucho de si. Pero se atasca, el film no va, se convierte en un violento e innecesario zig zag, de cámaras, emociones.... Al terminar la primera visión uno puede estar impactado por escenas que tienen cierta pulsión dramática reseñable y has estado la mar de entretenido reconstruyendo la historia, no te cabe otra duda que recomendarla a tus amigo/a de turno cuando la den por el plus. Pero al verla por segunda (y tercera) vez lo comprendes: es que hay demasiado que termina no habiendo nada. Y eso Iñárritu no era lo que quería. Si quería realizar una reflexión sobre el destino, el dolor, la venganza... La verdad es que 21 Gramos es el prólogo de una novela que puede estar bien. Y esperemos que no resulte ser el epílogo de su anterior película.
Image Hosted by ImageShack.us
¿Por que no lo logra? Quizas por Jack Jordan (el personaje de Benicio del Toro) sea el único personaje interesante con sus apuntes de Jesucristo posmoderno pero del desenlace de su historia lamentablemente defrauda. Como el resto de los demás.

Se apoya en un guión de Guillermo Arriaga es un guionista de hierro ya que logra salir bien parado de tamaña película Y es díficil. Arriaga intenta explicar algo. Pero Iñárritu antiguo dj se pierde por tantas situaciones extremas, desmesuradas y tan improbables. Para jugar con la improbabilidad ya tenemos grandes autores como Haruki Murakami, pero si encima lo hacemos de una forma decididamente mala, a Iñárritu no le funciona el invento. Porqué un profesor universitario no puede apuntar con punta de pistola siendo un educado intelectual fascinado con las mariposas. Y cositas así señores.

Su estructura es solo un vago disimulo. Es decir, 21 gramos es un film que logra parecer interesante pero también un juguete roto por su estructura que busca el impacto fácil en el espectador .Y lo consigue pero el guion no pedía esta estructura. Esta estructura está "para sostener el film". Cronológicamente es una narración episódica donde solo hay momentos de dolor.
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En definitiva una película fallida por todos los lados que trata de revestir de trascendencia sus fallos. Arriaga e Iñárritu pueden más, pero tienen que superar la grandeza estética tercermundista que le dan la excelente fotografía de Rodrigo Prieto y la música de Gustavo Santaolalla. Una vez pasen de estos elementos veran que la trascendencia no hay que simularla, sino conseguirla. Amores Perros era desenfrenada y dolorosa pero no optaba por ser una reflexión sobre la nada. Había algo en el interior del film. Y se han olvidado en 21 Gramos de algo esencial: si le quitamos todas estas semicaricaturescas situaciones de dolor extremo ¿que nos queda? Apuntes para una gran película. Sigo creyendo que Arriaga tiene algo de talento, porqué me gustó su primera película.

Tal vez sea sólo Amores Perros la que logre gustarme. Babel tendrá la respuesta.

4 comentarios:

CarLa dijo...

Gran película Alvy, gracias por no dejar que me la perdiera..;P

Gracias por todo, ojalá nuestra amistad dure por mucho tiempo porque realmente vale la pena ser tu amiga (ya se k no va mucho con el comentario de la peli pero necesitava decirtelo)..BeSos! ;)

Anónimo dijo...

¿Cuál es la longitud media de una lengua que se afana en explorar los abismos de un ano?

Eki dijo...

¿Cual es el peso de la estupidez?... desde luego hay cada uno suelto dejando comentarios que pa' qué.

Bueno, pues esta no la ví en su momento, así que la pondré en la lista de pendientes, a ver que cuando le encuentro un hueco.

Anónimo dijo...

¿Cual es el peso de la estupidez?

21 gramos y una de Mullholland Drive.

eki:

¡¡Aquí está Jack!!