martes, enero 17, 2006

UN MUESTRARIO DE BOBADAS VARIAS

Image Hosted by ImageShack.us

Como todo ser humano, uno en un momento dado dice estupideces. La capacidad del ser humano, que nos distingue de los animales, es esa capacidad llamada de razonamiento, que al observar la situación mundial, cada día me cuestiono más y más. Parece que ahora este de moda, el "borreguismo" generalizado, que consiste en lucir el orgullo de tener una opinión a piñón fijo. Cual animal vaya. Esto de poderla demostrar, de razonar, de reflexionar, de relativizar, de comparar....

El caso es que en nuestro muestrario de bobadas las hay de mayores y menores. La bobada más clásica es la de la confusión. Mezclando cosas que no tienen nada que ver, obtendremos nuestros resultados. Así se lo han propuesto, variopintos partidos, a fin de juntar ajos con zanahorias, quizas el resultado que obtengan sea el de la más grandiosa de las confusiones, y por lo tanto, creencia. O fe. Y en eso, poco de razonamiento hay.

Uno de los cineastas cuya actitud reza más boba, es Ron Howard. Digo su actitud en términos de filmografía, pues no tengo el honor de conocer a este tipo. Lo llamo bobo, en el sentido mas literal. Hasta puede resultar entrañable. El problema es que el hombre sigue infravalorandóse. Y claro, repasando su filmografía veo cierto cacao ideológico ( o oportunismo, si siplificamos). El otro día vi Rescate una película de ideologia fascistoide, en el sentido mas americano claro, con el individuo estando por encima de todos, relectura peligrosamente manipuladora, encima con un millonario madeself man que encarna otro de la quinta, Mel Gibson. El problema es que uno ve su Cinderella Man, alegato pro-obrero bienintencionado, y empieza a dudar que hace este cineasta. Lo que está claro es que busca trascendencia, Oscars, prestigio, recibimientos y aplausos. Y de nuevo, ha fracasado, porque en los globos de oro, se han perfilado las películas oscarizables de este año, y Ron Howard (el actor infantil crecido, tal y como lo satirizan en los simpson) se ha quedado él y su busqueda de trascendencia ahí en la estacada.

Image Hosted by ImageShack.us
Este año, a simple vista, puede ser muy interesante en los Oscar. Claro que están ahí, películas como I walk the line biopic de Johnny Cash, diseñado para el (casi seguro) lucimiento del (por otra parte excelente) Joaquin Phoenix. Pero además, tenemos un western de temática homosexual, Brokeback Mountain de Ang Lee, una película sobre el racismo Crash de Paul Haggis, y al grandísimo Spielberg en su visión del conflict entre Israel y Palestina con Munich. Es decir, abunda el compromiso. Y aunque las nominaciones aún no se han dado, ya tenemos una buena idea de por donde pueden ir este año las preciadas estatuillas, con los resultados de éstos globos de oro, que destacan por la arrebatadora Scarlett mírame a los ojos Johansson (seguro que muchos de vosotros ya han hecho el chiste fácil, metafórico), mas que por los resultados. La gala se resume en dos films, I walk the line y Brokeback Mountain. En el apartado actoral, abunda el premio al biopic, con premios para Cash/Joaquin Phoenix, la esposa del hombre de negro June/Reese Whithepersoon, el Capote encarnado por el siempre excelente Philip Seymour Hoffman, y dos sorpresas gratas en actores de reparto, la Rachel Weisz de El jardinero fiel (que veré en breve, y la reseñaré lo antes posible) el George Clooney de Syriana. También hubo premio para Felicity Huffman por Transamerica la película indie mas aclamada del año, sobre las extrañas peripecias de un transexual, que encarna la premiada. Y en película extranjera la palestina Paradise Now , otro ejemplo de que este año, si los dos consabidos biopics no lo impiden, va a ser un año de compromiso en Hollywood, aunque tampoco le haría ascos a un premio a la excelente Match Point el mejor Allen en años.

Crash es uno de esos films que uno tiene muchas ganas de ver, pero que visto su trailer huele al efecto "impacto súbito" que le llamo, aún así tengo bastantes esperanzas puestas en él, teniendo en cuenta quien es Paul Haggis. Es un poco lo que ocurre, con una película que en inicio, me impactó, 21 gramos. Es tal su cantidad de situaciones desbalazadas que el film termina desbordado porque pierde la noción de si mismo. Como su estructura desordenada, termina resultando todo algo forzado. Y el efecto de la cámara, el juego cromático, los actores excelentes, caen bajo el peso de este importante lastre, pero aún así mantengo que es un film interesantísimo.

Pero aún así, tiene valor de hablar del racismo, una de las lacras derivadas de la gran lacra humana, la llamada intrasigencia, o intolerancia. De racismo (también) va hablarnos Munich aunque sea en pasiva, el conflicto territorial judeo-palestino tiene sus ecos raciales (en realidad religiosos). Viendo el tráiler intuyo a un Spielberg cargado de sabiduria, y maestria.

El problema de muchas sociedades (como Irán, republica de curas) es esa intransigencia. Hoy he oído, una de esas bobadas, que dejarían de serlo, al ser rectificadas al tiempo justo. El problema es que hay personas, cual animalitos, incapaces de recapacitar que se mueven por esos postulados. Y los intolerantes, aquellos que tienen rabia en su interior, cada día ganan mas adeptos. Ya podrían montar una asociación de accionistas, que miembros no faltarían. Yo creo que en la bolsa de Wall Street podrían hasta llevarse enteros.

Lo más gracioso de todo, es que el racismo, es una de las acepciones que contiene el populismo. Como populismo, entiendo esas ideologias populares, esas tonterías que se fraguan en los dimes y diretes, esos pensamientos fruto de la ignorancia. Y efectivamente, la gran mayoría de los racistas, son sagrados ignorantes de aquellos que odian. Lo peor, es que lo ven lógico, porque consideran que otros piensan igual. Lo dicho, populismo. Y del barato. Lo peor del racismo es toda la lacra de muertes que ha conllevado en el mundo. Si aprobamos la muerte, sea de quien sea, ya solo nos queda juzgar a los culpables. Señores, en la era de la comunicación , del tráfico de ideas, ¿por qué involuciamos? ¿Por qué Le Pen gana mas adeptos con su populismo para tontos?

Ya en la crítica de Crash, un film que puede gustar más o menos (mucho me temo de su pretenciosidad), pero que merece un toque de atención por su necesidad, David Broc cita con acierto a Haruki Murakami, uno de los narradores que más admiro, magnífico escritor japonés, todo un sabio conocedor del mundo en que vive (vivimos) y nos relacionamos. Y él lo define así , como un sitio en que todos vivimos presionándonos los unos a los otros.

6 comentarios:

Noel dijo...

Vaya par de peras.

Javi dijo...

Sí, menudo par de contradicciones. Te dejan de todo "crash".

En cuanto a los Óscars... bueno, mejor hablar de cine ;)

Gracias por tu comment.

Nos leemos.

Mentenferma dijo...

Así es, vamos para atrás como los cangrejos.

Y respecto a los Oscar... prefiero callarme porque no tengo nada a su favor que decir.

¡Un saludo!

Alvy Singer dijo...

Si es que nunca fue tan acertado aquello de Golden Globes ;)

A ver yo de los Oscar nunca espero nada más que la complacencia del "lo que toca ver/premiar" (véase la célebre GALA DE LA EUTANASIA o la ya lamentable gala de MEMORIAS DE AFRICA en un año de cine que fue espectacular) pero pienso que este año pueden competir películas que creo que tienen cierto peso artístico, teniendo en cuenta que dos de ellas son la ya clasica jugada del biopic (I walk the line, Capote) pero es que resulta que la vida de estos personajes me atrae mucho. Y a ver que tal la retratan.

¡Un saludo!

Dr. Strangelove dijo...

alvy singer comparto contigo tu completo comentario. Lo de Ron Howard es completamente certero, es un payaso oportunista pero que debe caer bien a los productores porque trabajo no le falta. En cuanto a la Johansson, tengo que reconocer que me quedo con su mirada. Y eso que a mi dos tetas así me pierden.

porlacara dijo...

... buuuuffff aún estoy recuperandome de esa imagen... Scarlett que rica esta!!