jueves, marzo 29, 2007

El dia que el pop asaltó la literatura

El 24 de Marzo se cerró el NEO3, congreso de literatura última con una conferencia sobre las relaciones entre cultura popular y literatura que llevaron a cargo bajo la supervisión de Eloy Fernández-Porta, Julián Rodríguez, Agustín Fernández Mallo y Javier Calvo.

Fernández-Porta planteó la existencia de una alta cultura pop y baja cultura pop, con sonrisa malévola sabía que no era lo mismo citar a los Arctic Monkeys que a Alejandro Sanz. Javier Calvo dijo que era una cuestión de lugar y momento, y Fernández Mallo aseguraba que quería explorar el pop desde la superfície en un sentido literal y matemático.

Julián Rodríguez entró al trapo sobre si había otra forma de narrar que no fuera pop, si la literatura se podia mover en otros ámbitos que no fueran estos. Yo creo que ahí está la clave: ¿es verdaderamente correcto que otros narradores se muevan en ámbitos que esquiven esta cultura?

O lo que es lo mismo y tal y como sintetizó EFP: ¿Qué tiene más importancia para ti, Giorgio Agamben o Verano Azul?

7 comentarios:

Nicolás Saraintaris dijo...

¿Existe un más allá del pop en literatura? Yo creo que existe un más acá (el pop se infló y salió volando hace rato) que lo restringe (determina) en el pop up de cada ser ahí que escribe, una letra de thalía o una novela de Bolaño.
rapidoparalaboludez.blogspot.com

Mycroft dijo...

Lo que existe son visiones sobre cómo administrar el ingrediente pop.
Siendo generosos y exuberantes, o usándolo solo puntualmente pero en momentos más memorables...

cabaret dijo...

Hola Alvy, podríamos establecer contacto por mail. Te dejo mi dirección: sacesita@yahoo.es

Me gustaría comentarte algo

Enrique Ortiz dijo...

Creo que en el fondo es el mismo debate que planteaba Machado en su Juan Mairena: la calle, lo que pasa en ella, o la rúa, y sus acontecimientos consuetudinarios. En ese sentido, me parece loable una actitud como la de Kiko Amat, que incorpora lo que escucha, lo que lee, lo que vive. En el fondo (y por ahí debo tener el artículo) es el problema del alejamiento de la novela española de lo que pasa en la calle. Si lo desea, pongo a su disposición (si lo guardo y lo encuentro) el artículo de marras. Un abrazo, Sr. Singer.

Danae dijo...

"no era lo mismo citar a los Arctic Monkeys que a Alejandro Sanz"...

Posible secuencia:

1)Un cierto grupo de escritores son expulsados por la fuerza centrífuga de la "alta cultura".

2)Molestos con el elitismo, y agotados sólo de pensar el esfuerzo que requeriría ser aceptados en tan enquilosada sociedad, deciden exiliarse en un nuevo mundo: su bandera, el pop; su principio fundacional, la desaparición de las jerarquias culturales.

3)Los mismos escritores que habían echado pestes del elitismo de los abanderados de la alta cultura comienzan a sentir que sin jerarquías es difícil recibir el reconocimiento que ansían.

y 4)Tienen la gran idea de jerarquizar la cultura pop. Ale-hop. Ahora tenemos alta cultura pop y baja cultura pop. En un quiebro magistral han trasladado a su sistema al margen del sistema la estructura jerárquica que tanto denostaban. ¿La diferencia? Ahora son ellos los que están arriba.

¿No es genial?

Danae dijo...

Perdón: anquilosada.

Incio dijo...

Alejandro Sanz no es pop-art, es op-art: ya saben, arte óptico.
PI