jueves, septiembre 24, 2009

Quién me ha robado el mes de Valéry

Vicente Molina Foix fulminó con su mirada a Anacleto.
Y la Rue del Percebe ahora termina en Doce.
Fue en moto y con gafas de sol al entierro de Totoro.

El artículo de Molina Foix. Menuda le han propinado los tabernarios españoles. Igual hay más seriedad de la esperable. Lo que me parece apasionante es este fragmento del texto:


"[...] mientras que se nos recuerda, en
sesudos artículos colocados en las páginas centrales de suplementos de libros de
los periódicos nacionales no la primera edición de Lolita de Nabokov (también en
1959) sino que Tintín cumple 80 años"



Los titulares. Vam guanyar les escoles, però vam perdre els patis como dicen los filólogos catalanes. Molina Foix, con la indignación de quien se nota invadido por los tebeos que desplazan a Nabokov. La cultura como supremacía, no tanto racial, como evidente. Es un asunto de altura. Y a esa altura, dice razonando Molina Foix, solo puede estar el viejo Nabo. La cultura como oposición tiene ese problema: que, primero, necesita a los diarios para continuar revalidándose y después, no funciona como aportación clave para leer(nos) el género novelístico, ya que nadie duda de los ecos de Nabokov, baste que uno ojee por la librería cualquier libro de Fresán o Amis, sino como proclamación anual de su importancia, supongo que también grandiosa como todo lo que puede relacionarse con Nabo.


La pataleta no consiste tanto en explicarle a Molina Foix que en el medio están Little Nemo, Eisner, Tezuka, Moore, Spiegelman, Miller y demás piezas del canon relativamente nuevo. Es otro tema, jerárquico y tendremos un columnista para explicarlo. O dar pistas. El asunto es como la cultura, un intercambio, significa, solamente, el lugar de los titulares. Esta idea alarmante de la validez en la que cualquier campo del tebeo (medio joven) actúa para envilecer el triumvirato del ruso de apodo fálico es la que nos habla de la idea anecdótica que tiene Molina Foix de la literatura, cuando en tiempos de Internet la guerra se libra todavía en los diarios. Y en vez de guerra, la lectura, se libra en otros espacios, creo.


La otra mala noticia es contarle a Molina Foix el asunto de los videojuegos. Nadie sabe quienes serán los próximos muertos, pero no duden que la DS killed the Rimbaud star.

6 comentarios:

Portnoy dijo...

Yo creo que no hay ningún problema en el artículo de Vicente Molina Foix. De hecho no hay más que hacer una reflexión contando las grandes obras narrativas que podemos citar del cómic y las grandes obras que podemos citar de VMF para darnos cuenta que lo que diga sobre algo que desconoce no debe ser motivo de escándalo.

Macías dijo...

Alvy Singer hijo de puta

Alvy Singer dijo...

HIHOPUTA ZIN PIEDÀ!!!!!

sfer dijo...

Me entero del pollo en literatura infantil y juvenil actual.
Leo el artículo y me quedo O_O, como otros muchos.
¿¿Cómo es posible??

Tras un rato de navegar, pienso... ¿y no querrá simplemente epatar?
¿No estará ahora sentado en su butaca, riéndose de todos los que se han quedado con la boca abierta, primero, para después pasar a recomendarle unas cuantas lecturas - como una servidora acaba de hacer en el otro blog mencionado?

Porque miradnos: ha conseguido que todos hablemos de él...

Diego Zúñiga dijo...

lea cuento inédito de bolaño en 60watts.net

Javi-LHP dijo...

Yo reconozco que me he columpiado más de una vez con algunas cosas, pero lo de este tipo no tiene nombre.

Me jode bastante que se desprecie, sin más, todo un medio de expresión como el cómic, y que encima, para denostarlo, hable de dibujantes que murieron hace más de 100 años como si el valor del arte (artístico, no monetario) aumentase con los años como el vino (y no todos los vinos).

Se ha ensañado de mala manera por leer noticias y reseñas sobre cómics, no por haberse leído uno y haber sentido que le tomaban el pelo, que en ese caso se podría discrepar con él, pero al menos sabría de lo que hablaba.

En fin.