jueves, marzo 04, 2010

Sense of Wonderland: 5 visiones imprescindibles de Alicia

Ahora que todo el mundo correrá a por la versión de Tim Burton, que se estrena esta semana en USA, resulta conveniente recordar que es uno de los libros más adaptados de forma oficial y…apócrifa, off course, aunque esa lista es también inabarcable (basta con pensar en Chihiro, Tideland o Coraline como ejemplos recientes). La obra maestra de Lewis Carroll dio la vuelta a las palabras usando inventiva y el cine parece atraído por Wonderland. Pero, querido lector, no se deje engañar.

La (obligada) relectura de los dos clásicos carrollianos pueden dejarle hambriento de más. Aquí mi canon alternativo para que usted demuestre su rareza cinéfila:

-Alice in Wonderland (1915, W.W. Young)

Higlights: Rarísima versión muda de la novela con incontables elementos de interés para el fan más completista: esquiva la escena del té del Sombrerero Loco (sería ridícula al ser una escena verbal, algo que no funcionaría en la época del silencio) y también las escenas más complicadas, sin embargo, encuentra una identidad potenciando unos maquillajes espectaculares. El gato de Chesire sigue cautivando y generando dosis iguales de extrañeza y candor. Son 55 minutos musicados.

-Alice in Wonderland (1933, Norman Z. McLeod)

Highlights: Una de las versiones más decididamente enloquecidas del clásico, en la que cada plano respira terror y su dirección es casi de pesadilla expresionist. Sus delirantes y ultraeficaces efectos de maquillaje apenas han envejecido y si a eso le sumamos la presencia de un memorable WC Fields como Humpty Dumpty y un reparto que incluye a Cary Grant como Mock Turtle y a Gary Cooper como White Knight. McLeod daría una atmósfera onírica al Pennies from Heaven (1936) de Bing Crosby y un exuberante sentido de la comedia al It's a Gift (1934), clásico emblemático del mejor Fields. Inmejorable y perturbadora, fue adaptada por unos inspiradísimos Joseph L. Mankiewicz y William Cameron Menzies. Merece ser rescatada de su olvido.

-Alice in Wonderland (1985, Harry Harris)

Highlights: Descubierta por Tones, esta joya televisiva es quizá bastante más dulce que las demás, pero contiene la mejor escena del Jabberwocky posible, la gran estrella de la función, criatura que parece una idea enloquecida entre lo carrolliano y el g. El resto es fácilmente accesible y ciertamente vitalista, el tono es cuasi musical y Natalie Gregory es meritoriamente una Alice icónica e inolvidable.

-Alice (1988, Jan Svankmajer)

Highlights: Una de las cimas indiscutibles de este maestro de la animación checa, Svankmajer colocó a una actriz (Kristýna Kohoutová) en un delirante festival de animación en el que la visión carrolliana se aplica con una sequedad implacable (no hay prácticamente diálogos y su ilógica es visual) en un experimento arriesgadisimo que parece unido a la esencia carrolliana. Visionaria y hermética.

-Alice in Wonderland (1999, Nick Willing)

Highlights: Parece evidente que Willing prefiere revisitar al mito carrolliano y derivados con miniseries televisivas y apócrifas, pero esta es quizá la adaptación más fiel del libro, con un extraordinario Short y una delirante Whoopi Goldberg como el gato de Chesire. Tina Majorino es lo más parecido a una Alicia iconoclasta en una adaptación quisquillosa y el completismo queda descompensado por la falta de narrativa. El presupuesto sobrevive gracias a las dosis ingentes de locura que tiene una continuación en una miniserie con todos esos ecos sexuales que todo carrolliano militante intuye y ordena gracias a la (excelente) biografía de Morton N. Cohen.

3 comentarios:

Lvis A. Resendiz dijo...

No conozco a todas las citadas (en realidad, ignoraba la existencia de la segunda y tercera versión, las demás sí que he podido verlas). Decididamente, las adiciones a Alice más relevantes son las hechas de manera extra canónica o no oficial: Coraline, con su cine-juego, Pan's Labyrinth, con su crudeza fantástica, Malice In Wonderland, cargada de simbolismos y delirios diversos, Spirited Away, imprescindible. Igual sería interesante que citara usted sus adaptaciones no oficiales predilectas. Saludos.

Luis Azuaje dijo...

Alvy, extraordinaria reseña, las versiones de Young y McLeod son sencillamente geniales. Veo que eres algo más que un cinéfilo. Ahora mismo estoy abriendo un cine foro, vamos del texto a la pantalla, tengo un grupo pequeño que está creciendo ¿te interesaría participar en alguna sesión por videoconferencia? Saludos

Dirk Gastón dijo...

http://www.bloody-disgusting.com/news/19948

Un abrazo!