viernes, septiembre 25, 2015


(Telón de fondo) El tiempo de los sueños carece de futuro; es como el cielo de los decorados de teatro: un eterno presente prodigioso pero a la vez infinitamente melancólica porque adivina que sería el cielo de la felicidad si no fuese pintado.

Rafael Sánchez Ferlosio, Campo de Retamas (pecios reunidos)