sábado, septiembre 03, 2005

RAY.: Ver con el corazón, oír con el alma, y encontrar la luz enmedio de tanta oscuridad

Ray.
(Ray, 2004).

D.: Taylor Hackford.
G.:James L. White y Taylor Hackford.
I.: Jamie Foxx, Kerry Washington, Clifton Powell, Harry Lennix, Terrence Dashon Howard, Larenz Tate, Richard Schiff, Regina King, Warwick Davis.
Duración.: 157 minutos.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Espectáculo. Así es como definiría esta biografía de un genio musical que no desmerece nada en absoluto a la memoria de éste. Ray fue un genio, pero también fue humano. Enmarcada dentro de las biopics, Ray se sitúa en un canon poco definible entre la grandeza inconsumerable de la maravillosa Bird y el biopic de ribetes hollywoodianos cargado de dosis de espectáculo. Pero encuentra su punto medio, y eso es lo que la hace tan disfrutable.

Taylor Hackford, el hombre que dirige la orquestra y que se sitúa solista en esta película nunca fue santo de mi devoción a pesar de una correcta filmografía yo nunca le perdonaré Oficial y caballero. Eso sí, su pasión por la buena música esta vista. Está claro que a mi pesar, era un cineasta competente. Lo que ha hecho con Ray es una labor de la que sale muy bien parado. No hay grandeza, pero si hay un oficio considerable, con un pulso narrativo que no permite que el concierto no se detenga en 157 minutos de vibrante exposición.

No deja de ser curioso que a pesar de ser el biopic de ascenso y caída, este se diferencia sustancialmente. Hay un ascenso, aunque veremos que Ray gracias a una hábil maniobra psiconalítica del guión, arrastra un trauma y Hackford tiene el suficiente "savoir faire" como para convertir al genio en una alma atormentada. El guión es astuto y hábil, selecciona de una forma magnífica la información y es muy fiel a la vida de Charles. El hombre y el cantante. El cantante y la sociedad. Una Norteamérica de profundos cambios, que evolucionó a través del genio de Ray Charles.
Image Hosted by ImageShack.us

Jamie Foxx acierta de pleno en su interpretación. Fisicamente increíble, además sabe transmitir la angustia de Ray. Merecidísimo su Oscar, de hecho él es lo mejor de la película y el otro pilar en que Hackford confia sobradamente.

Hackford y Foxx componen un film realmente espectacular. Si yo, encima fan convencido de Ray Charles, disfruto al máximo la cinta. La espléndida banda sonora con canciones de Ray ya vale para mí la visión de ésta.

Que Ray es hollywoodiense y tópica en muchos de sus aspectos nadie lo duda. Tiene defectos como cualquier biopic. Pero éste es interesante, emocionante y emotivo. Su clímax final pasa sin recreos y nos hace dejar un buen sabor de boca .

Image Hosted by ImageShack.us
Es una historia de un hombre que tenía miedo a la oscuridad, pero que logró abrir nuestras almas con su música.

Puntuación.: 7.