sábado, junio 14, 2008

Apocalipsis emocional

El incidente de M. Night Shyamalan es una obra de un riesgo indudable: lanzada como una gran superproducción postapocalíptica tiene, por desgracia, la mala suerte de ser otra película más de su autor, o sea, una obra fundamental y todavía más radical que La Joven Del Agua. La bilis ya corre por toda la red, incapaz de hablar de cine. Hablan de la popularidad de Shyamalan o de lo decepcionados que están. No pasa nada: Speed Racer sólo ha sido defendida por Miradas De Cine, además de la reseña de Lindyhomer. La película de los Wachowski necesita ser meditada y revisada para ser entendida en su plenitud. En El Incidente Shyamalan, qué duda cabe, hace una película tan personal en la que se permite el lujo de reutilizar con una función absolutamente distinta dos de los recursos de Señales: la radio como pista y el video amateur como confirmación. En un entorno completamente distinto, esas referencias se entienden gracias a que él ya no tiene que dar explicaciones, como una coda a su anterior película, summa de lo visto.

El Incidente es un paso adelante, una película que consagra a su autor (todavía más si cabe) en la definición que dio DePalma de Hitchock: es la clase de director que quiere explicarlo todo visualmente. o al menos explorando todas las posibilidades del lenguaje, casi sin excesos Aquí se permite, entre otras lindezas, una composición de planos brillante, algunos perfectos (el reencuentro emocional observado desde la distancia) y otros tremendamente divertidos (Mark Wahlberg, en primerísimo plano, pensando una escapada mientras las muertes acontecen en off). No cabe duda, El Incidente es, quizá, una de las mejores películas de Shyamalan, casi a la altura de Unbrekeable y una de las películas del año. Hay que verla porque quizá sea la última película de un cineasta que parece condenado al ostracismo por no plegarse a las intenciones de una crítica industrial y un público dogmático y ocupado en otras empresas, también ignorante de lo que es uno de los mejores cineastas en activo.

41 comentarios:

manstar dijo...

Todavía no la he visto, pero su artículo refuerza mis crecientes sospechas acerca de la naturaleza de esos que se están ensañando tan gratuitamente con Shyamalan. Creo que parte del mismo problema que afecta a un gran porcentaje de la crítica y el público: un prisma donde lo lúdico engulle lo reflexivo, y que resulta en una vagancia y un conformismo terribles.

Leyéndole no me cabe duda de que "The Happening" me complacerá. "Lady in the Water" ya encolerizó a los mismos que ahora sueltan espumarajos, gentes de una comprensión dolorosamente limitada. "Lady in the Water" me pareció un ejercicio meta exquisito, lleno además de un sentido del humor y del amor muy poco frecuentes.
Shyamalan opera al margen de la industria desde sus mismas tripas, y puede que sea esa relativa ambigüedad suya la que tanto irrita y tanto nubla el criterio de estas gentes arriba mencionadas.

Dani Lebowski dijo...

En mi opinión está bastante lejos de las magistrales El bosque y El protegido. Aun así, la película tiene suficientes aciertos como para dejarse llevar por los errores, que también son notables.

El casting es realmente espantoso, pero el detonante es tan bueno que se agradece que prescinda del final sorpresa marca de la casa.

El día de los trífidos versión Shyamalan.

Portnoy dijo...

No puedo con Walbregh, pero casi me gusta en ésta. La verdad es que el referente es, película a película, cada vez más evidente: Hitchcock. Pero este tío es mucho más listo que el viejo zorro inglés. Es un autor con mayúsculas que ha tenido la suerte (él y nosotros, sus seguidores) de que sus primeras películas han sido bombazos de recaudación... no sé, la situación me parece apocalíptica: Solondz no encuentra productor, Lynch lo hace con dificultades... o te pliegas a sus caprichos o te hunden... ¿nos lanzamos a un especial Shyamalan?

Noel dijo...

A ver si mañana por la tarde me puedo escapar a verla, aunque está la cosa complicada.

¿Se explica ya por qué la gente le tiene tanto odio a Night? Yo tengo una ligera idea, pero prefiero esperar a ver esta antes de contarla.

Goio dijo...

Es una peli muy, muy jodida, entiendo que la gente salga mosqueada del cine. A mi me ha gustado mucho, pero Shyamalan parece que ha optado por darle un tratamiento a los personajes que me hizo acordarme de Miike (y por eso esta mañana me vi Zebraman).

Y me ha alegrado que mencionara el plano deductivo, uno de los momentos mas grandes que ha parido este hombre, sin lugar a dudas.

Libertino dijo...

igual no me gustó porque es siempre de día...
me pareció terriblemente floja y sin fuerza porque la primera secuencia parece un sketch de Muchachada Nuí y luego la peli va de actores que corren.
Y salvo El sexto sentido (que me mola tanto como Ghost es decir, nada) y La joven del agua, que me parece hortera a ratos, considero sus otras pelis EJEMPLARES.
Pero es que The Happening parece una peli gore ochentera pero sin gore.

Fender Stratokaster dijo...

En un caluroso domingo por la mañana sólo un feed podría sorprenderme:
Apocalipsis Emocional ¡Qué título tan chingón!

Si fuera una novela ¿a que género pertenecería?
Si fuera una película ¿quién la dirigiría?
¿Cuál sería el argumento...?

Ya me puso a alucinar, Mr. Singer. (y son sólo las 11:36 de la mañana)

Roberto A. O. dijo...

"La joven del agua" era una película muy arriesgada porque lo que decía era demasiado contundente como para ser digerido por todo el mundo. Pero en el fondo era una película fácil de criticar porque era muy frontal, demasiado honesta.

"El incidente" es la venganza de Shyamalan: extraña, bizarra, impredecible...una "reescritura" de "Señales" sin alienígenas, de "El sexto sentido" sin fantasmas, de "El protegido" sin el enganche del comic. "El incidente" habría sido menos cabrona de no mediar el fracaso de "La joven del agua", y se configura como la sucesora natural de "El bosque". Y en el fondo, es revolucionaria y radical porque da lo que todos quieren (el film está plagado de auto-guiños, de "momentos estrella" del hindú), porque empieza como todos quisieran que fuera el resto de la película, y porque juega constantemente con la audiencia, saciando y castigando a partes iguales. Pero lo hace a su manera, con su discurso, con un humor al límite (ríete del de "Speed Racer"), con una estética tan sobria que roza el desaliño buscado. Porque al final, Shyamalan solamente rueda un campo, un árbol y el viento. "El incidente" se abre con la histeria colectiva y termina con dos personas hablando de sentimientos.

Lo de Marienbad ya es la lluvia dorada que remacha la corrida. Shyamalan lo ha vuelto a hacer, y yo creo que se despide por la puerta grande...quizás vuelva, seguramente desde Francia, como la "tormenta".

Saludos

Fran dijo...

"La bilis ya corre por toda la red, incapaz de hablar de cine".

Menos mal que le tenemos a usted, oh faro en la oscuridad...

"La película de los Wachowski necesita ser meditada y revisada para ser entendida en su plenitud".

¡Cuánta ignorancia, cuánta estulticia! Menos mal que aun queda gente inteligente que entiende las películas, gente como... ¡usted!

Una recomendación, relea lo que escribe y tal vez la vergüenza ajena le conceda un poquito de mesura.

Alvy Singer dijo...

Ya empezamos.... ¿Usted ha visto que me refiera a mí? ¿Usted ha visto que hablen de cine las críticas señaladas? Pues eso.

uberum dijo...

Pues yo no pienso perdermela.... luego ya hablaremos con algo mas de fundamento.

Salanova dijo...

Yo sigo pensando que no quieren entender la película. La base de todo está ¿Qué es lo que realmente buscaban en The Hapenning? ¿OVNIS, monstruos? no creen que la película de Shyamalan se reafirma en la huida en sí, centrándose en una pareja pasando un mal momento amoroso(ya ven, otra historia de amor en el umbral del apocalipsis como era Cloverfield). La película de Shyamalan me parece demasiado inteligente, evidentemente, difícil de digerir porque la amenaza a la que se enfrentan en la película es superior a una invasión alienígena o un monstruo, por poner dos ejemplos claros, la gente se suicida sin razón. Lo dice Walberg al principio, que hay cosas inexplicables en la naturaleza, habrán teorías pero la gente no entenderá que hay alguna fuerza inexplicable que lo controla y de ahí nos lleva al final de la película: Cuando vemos en un programa de debate que no hay nada claro, y más tarde, vuelve a suceder el mismo incidente en otro país. Qué quieren que les diga, junto a Cloverfield es otra de esas películas definidoras de nuestros tiempos, a mi parecer, vamos.

Libertino dijo...

A ver...
A mi me la trae al pairo los ovnis, los monstruos o lo que sea que amenaza a:
1- Un grupo de actores regulares regulares
2- Una atmósfera que no existe
3- Una planificación regulera viniendo de un señor que normalmente se marca planazos
4- Un arranque que se supone brutal y es una versión light del arranque de Cell
5- Una serie b que resulta casi z sin querer en comparación con MI PELI DE ESTE AÑO: THE MIST

PD: Disfruté mucho más de Rec que de Cloverfield, aunque la del bicho tiene su gracia.
Saludazos!!!

Salanova dijo...

Libertino, hágame el favor de argumentar algunos de sus puntos.

-Lo de planificación regulera me ha dejado roto.
-¿Que no existe atmósfera?
-¿Actores reguleros reguleros? pero, ¿acaso chirrían en algún momento? ¿ha entendido la naturaleza de los personajes? Que Zooey Deschannel sea muy fría no es porque lo hace MAL sino porque su personaje es ASÍ.
-Y, por favor, espero que no sea de los que defendió Colvierfield, porque así entenderé el porqué de su rechazo a The Happening(aunque comparando una película tan clásica como La Niebla con The Happening es toda una declaración de intenciones).

Salanova dijo...

Cuando hablaba de si la gente se esperaba o OVNIS o monstruos lo decía porque en la crítica de Las Horas Perdidas dice que se ne cesita una mitología para que SEA CREÍBLE(sic).

Salanova dijo...

Que ya me dirán ustedes, porque La Noche de los muertos vivientes de Romero es un clásico y nunca se determina el porqué de la infección(también recibimos información mediante la radio y la T.V).

Estrellita Mutante dijo...

Pues yo no comprendo porque tanto odio o tanto amor hacia Shyamalan. A mi me parece un director bastante aceptable que tiene unas pelis mejores que otras.

imagenes y palabras dijo...

Pues es una más de Shyamalan, cineasta inmenso que tal vez todavía no ha hecho la película perfecta.

El público, sencillamente, no la entiende. Le piden peras al olmo y Shyamalan lo que le interesa es hablar de fe y esperanza.

Yo exigiría un punto de honestidad por parte de los espectadores. Que reconozcan que no les interesa el cine de Shyamalan, que su estilo puede ser estomagante según qué expectativas, lo cual esta en una categoría distinta del trabajo de un autor.

Puedo comprender que sus películas no gusten, pero el que no reconozca que su cine es único, que sus mensajes son tan ingenuos y espontáneos como los de un niño pero que alcanzan una expresión cinematográfica sugerente, que es un mago de la puesta en escena y que toda su filmografía es un compromiso consigo mismo que esta al alcance de quienes sí sienten interés por su expresión, simplemente no esta hablando de cine, de comunicación, de singularidad, que es lo que interesa.

imagenes y palabras dijo...

...en la crítica de Las Horas Perdidas dice que se ne cesita una mitología para que SEA CREÍBLE(sic)."

Sí, se estan diciendo muchas soplapolleces.

Goio dijo...

A ver, tampoco es para mear fuera del tiesto. El indio hace mucho que dirige pelis sin pensar en grandes audiencias, pero el sistema de distribucion las cuela y la gente responde porque es asi de estupenda. El Bosque ya hubo mucha gente a la que no le gusto, y aun no habia llegado lo que se suponia era su batacazo. Este hombre no puede aspirar a taquillazos de ese calibre, como siga con este tipo de historias esta condenado a servir a una faccion mucho menos numerosa, y punto, pero desde luego no me atreveria a culpar a la amplia mayoria de descerebrados cuando el problema esta en que se les diga que esta pelicula les va a molar mucho porque es muy guay. Es como si ahora reestrenan Cabeza Borradora y la venden en los trailers como si fuera un thriller de la hostia: las salas puede que se llenen y la gente saldra con un cabreo monumental.

carlos maiques dijo...

Estoy con Estrellita Mutante y Goio en algunos puntos, al igual que con Salanova en otros. Mi interés con Shyamalan es el que tengo con su mundo de curiosidades. Si no me equivoco, fue Jacques Tourneur quien dijo que "no se elige trabajar en fantástico", se tiene o no. Y de algún modo, M. Night lo tiene. Para mi gusto un gran autor de cuentos o relatos audiovisuales, lo que explicaría hasta cierto punto su querencia por las sorpresas finales, algo de lo que se va liberando con elegancia. La "sorpresa" en El Bosque, por citar una.

En uno de los Sueños de Kurosawa, veo una amenaza parecida, esta directamente radiactiva, letal y coloreada. La segunda oportunidad (Girlfriend in a coma)de Douglas Coupland, también despliega un paisaje apocalíptico a mitad de sus páginas que se podría relacionar con este apocalipsis emocional. El desnortamiento va a ser por mucho tiempo un ingrediente fundamental de las narraciones por venir. Un saludo

Libertino dijo...

me refiero a que por primera vez en una peli de M no veo ni el ritmo, ni el tono ni el "toque" M en ninguna parte.
Yo sigo los patrones de John Carpenter y entiendo lo que es una serie b y por eso la comparo con La Niebla. The Happening se parece mucho a las pelis de Romero (no pasa gran cosa y lo que pasa me hace reír)
Carpenter en 2013 tiró por la borda 50 millones de los de hace doce años en una pollada descomunal que chirriaba por todas partes de manera consciente.
Supongo que en El incidente M ha hecho lo mismo pero en este caso no me llena, aunque como Indy 4 tendrá su posterior revisión, para bien y para mal.
Pero arriesgarse con un "parece un telefilm" no me parece una gran idea.
La taquilla va bien, por cierto.
Saludos cordiales y perdonen la chapa, estoy demasiado fumado como para no estar dándola desde hace rato...

Salanova dijo...

Bueno, Libertino, en ese caso creo que hemos visto una película totalmente distinta. Pero aún sigue sin argumentarme la mayor parte.

Saludos!

Javi-LHP dijo...

Yo siempre he sido un defensor de Shyamalan, para mí posiblemente el mejor director de la actualidad, o por lo menos, el que más me interesa, pero por desgracia esta película creo que es un claro paso atrás. Apuesta por su sello de autor olvidándose de la historia que cuenta.

La película, narrativamente, no aporta nada que no haya aportado antes el director, la diferencia es que lo que funcionaba en las anteriores películas aquí falla por completo.

Es cierto que no todo el público tiene la paciencia o cultura cinematográfica necesaria para disfrutar en plenitud ciertas películas, pero cuando una película no emociona, independientemente de lo rompedora que quiera ser o lo personal que resulte, ¿de qué sirve?

Leía ayer en la Cahiers que hay que ver la película como una broma porque no hay otra forma de entenderla. Es decir, que para justificar una película aburrida, seca y carente de emociones, algo que no ocurría en sus otras películas siendo igual de minimalistas, hay que presuponer que Shyamalan se burla del público, de la crítca o del cine en general. El director en ningún momento ha dicho semejante cosa, de hecho ha afirmado en varias entrevistas que quería hacer la mejor peli de serie B posible, y sinceramente, no lo ha conseguido, al menos desde mi punto de vista.

Para mí hay varios motivos: un guión tosco y poco pulido donde muchas situaciones, personajes y diálogos resultan forzados, el humor que introduce a penas funciona un par de veces y de forma muy somera, pero sobre todo, porque esta película tiene una clara diferencia respecto a las anteriores. El protagonista no tiene un conflicto interno fuerte. Es cierto que tiene una especie de minicrisis de pareja, que se resuelve a los 30 minutos de película, pero mientras en las anteriores películas el protagonista era alguien totalmente desconectado de su entorno e incluso de su propia concepción del mundo, aquí Wahblerg da vida a un profesor de instituto sin mayor problema al margen de la citada crisis de pareja basada en algo que ni llega a desliz. En las películas anteriores esa carencia de los protagonistas acababa convirtiéndose en su principal virtud, en lo que acababa por darles esa magnitud épica que en esta película no se ve por ningún lado.

Hay detalles de buen cine porque evidentemente un director como Shyamalan tiene talento, inquietudes y conocimientos de sobra para ello. El comienzo de la película, pese a los diálogos, está rodado de cojones. El plano secuencia de la pistola a ras de suelo es genial, así como los suicidios de la obra, pero el resto de la película es un desacierto casi total de planificación. La huída de los protagonistas es de risa, no hay un sólo plano que transmita peligro o una sensación de agorafobia ante la amenaza invisible de las toxinas.

El desenlace se puede ver como una oportuna casualidad o un pastelazo si queremos entender que el amor y las buenas vibraciones evitan que las plantas liberen la toxina.

A mí Shyamalan siempre me ha sacado la lagrimilla y me ha hecho sentirme pleno, lleno de emociones, y en esta película ni siquiera me ha entretenido.

Quizás en otro momento pueda verla con más calma y descubrirle las virtudes que otros veis. De momento nada de eso.

Javi-LHP dijo...

Por cierto Imágenes y Palabras, en ningún sitio he dicho en Las Horas Perdidas que para que la peli sea creíble se necesite una mitología. Lo que he dicho es que Shyamalan se maneja mejor cuando se mueve con elementos fantásticos porque crea una dimensión épica de los protagonistas que esta película no tiene.

Lo de las soplapolleces no lo he oído.

Alvy Singer dijo...

Bien, gracias a todos por los comentarios.

El otro día Jorge Carrión y yo discutíamos sobre otro tema, sobre hacer pura vanguardia en el seno de una industria que es mainstream. Él me decía que el problema es que esta vanguardia "sólo podía ser narrativa". Bien creo que con Speed Racer, Lindy lo sabe mejor que yo, y con Shyamalan esto no se cumple, y creo que ahí está el fallo de El Incidente respecto a la recepción, y me parece que algo así comentaba Roberto Alcover Oti en su comentario. The Happening no es una osadía narrativa porque sencillamente es poética. Ese clímax final, que me parece bellísimo, es poético, el guión es apenas una excusa para relatar esos momentos. Y la misma razón del argumento esta movida por esos instantes, me parece. Y vuelvo a lo dicho por Portnoy y Roberto A. Oti, en el sentido de que no sólo está haciendo cine de autor desde el seno de la industria, sino que no piensa rendirse. Y creo que esto es algo increíble. Tanto él como los Wachowski puede que pronto sean desterrados (si se fijan fue a finales de los noventa cuando les llega su taquillazo sorpresa) pero perderíamos a los creadores más estimulantes en activo.

Roberto A. O. dijo...

Es que una vez más hablamos de emociones o de aburrimiento para sacudir a una obra. Para mi el tema ya no va por ahí, pero vamos....que paso.

Hay una clara diferencia entre el protagonista de "El incidente" y el resto de protas de Shyamalan. Lo que en la obra de Shyamalan era un personaje que encontraba un camino a través de la reevaluación del mundo que le rodea, formado por detalles que dados la vuelta conformaban un mapa vital que concede el sentido a su existencia (y todo ello apoyado por la brutal ruptura del "fantástico"); ahora se ha tornado en una imposibilidad de reencontrarse más allá del efímero apoyo del amor. El gesto desesperado de Whalberg al final solo se entiende ante su incapacidad de encontrar un sentido a algo que precisamente no lo tiene. Porque esa toxina, ese "lo que sea" puede ser el fantástico entendido como un "sin sentido" que evoca el caos (una vez más, como los sempiternos pájaros del gordo).....o dandole la vuelta y releyendólo, una manifestación externa de las dificultades de la pareja protagonista, por ello es tan fundamental ese encuadre del test de embarazo, seguido de la nueva aproximación de la toxina. ¿De quién será el hijo: de él o de Joey? ¿provocará eso una nueva "invasión"?

Creo que más que nunca, Shyamalan ha rodado la indefensión del hombre, y lo plasmado en una serie de personajes abyectos que no paran de lanzar conjeturas que carcen de sentido.

Por algún lado he leído que esta película es algo así como el "Death Proof" de Tarantino, películas en las que su creador por fin se mira a sí mismo y no a los demás. Estoy bastante de acuerdo.

Saludos

Alvy Singer dijo...

Me parece muy afortuanda la observación autoindagatoria. De hecho, coincido también con lo de que La joven del agua es honesta y esta no. La película tiene muchísimo de Los Pájaros exactamente en ese sentido. Además el final es absolutamente paralelo: la superación emocional se produce al "salir de una casa", todo ello en una distancia cortísima y siempre bajo la observación de la amenaza (el viento, los pájaros).

También me interesa mucho algo de ese final, de esa idea de que siempre hay alguien que observa atónito como los otros se han detenido. Decía Vicente Luis Mora que ese es el comienzo de otra película tan interesante o más como The Happening. Y estoy de acuerdo.

Gracias de nuevo por tus comentarios Roberto.

Javi-LHP dijo...

Desde luego es otra forma de ver la película y de entender el cine en general la que planteáis. Es cierto que una película no tiene que ser obligatoriamente narrativa, pero no se puede negar que el cine siempre ha consistido en eso, en contar historias y en provocar emociones y es inevitable que quien busque eso puede sentirse bastante decepcionado, como es mi caso, porque en ese ámbito está muy por debajo de lo que el propio Shyamalan ha ofrecido anteriormente.

Yo creo que hay espacio para un cine más poético y menos narrativo, pero eso evidentemente lo alejará del gran público. No es ni malo ni bueno siempre que se sea consciente de ello y la obra sea efectiva respecto a sus propias pretensiones. De todas formas creo que en un ámbito poético, el cine también debe provocar emociones y en este caso la película no me ha cuajado. Desde luego es mi punto de vista, pero es lo que siento respecto a The Happening.

Libertino dijo...

Por cierto, ha muerto Stan Winston. Javi a mi tampoco me cuaja, no.
No me digan que la situación del zoo no es digna de Pedro Bonilla o Riken Sproken

sesi dijo...

no me leeré los 30 comentariacos pq en nada me voy a dormir, pero sintiéndolo mucho no estoy de acuerdo contigo esta vez...

the happenning no se merece ser qualificada de "mejor" en nada... y menos luchar por el título de peli del año.

y habla un fan de Shyamalan ke no le exige nada en ninguno de sus filmes... tiene momentos, eso sí, pero esos momentos se kedan en ideas y papel, y una vez en celuloide el conjunto cae por su propio peso. Y si bien pretendia una autorevisión, el conjunto plasma esa intención más como autoparodia ke otra cosa.

y aún así recomiendo ir a verla.

PD: antes de darle a "enviar" me he leído como he podido la discusión... solo apuntar ke la actuación de Mark Wahlberg (sospencho ke eso se debe ya a un mal trabajo de casting), y del resto de actores en muchas de sus líneas es pésima a mi parecer. La mitad del tiempo te sacan de la película y te remiten, de nuevo, a la autoparodia. Ke da un paso adelante respecto a la obra de Shyamalan hasta la fecha? Sí. Ke lo de bien y es un buen paso? De eso, queridos sesudos, ya no estoy tan seguro...

Noel dijo...

No he comprendido el último comentario.

Libertino, por su culpa me estoy imaginando a Julian López siendo devorado por fieras. ¡Y no es agradable!

sesi dijo...

La primera parte de mi comentario es una réplica a la actualización de Alvy Singer. El PD es una respuesta a lo ke me ha llamado la atención en la serie de comentarios. Quizá eso aclare la cionfusión.

En definitiva: The Happening "quiere ser", pero no "es" (en mi modesta opinión).

Kasker dijo...

Me gustó mucho esa poética película vendida erroneamente como cine de terror que fue "El bosque" e incluso disfruté de un bello cuento fantástico como es "La joven del agua", pero por muy frikis q seais del hindú esta película es la más floja de su filmografía y no se sostiene por ninguna parte. Las actuaciones bochornosas, el guión escrito por un niño de 6 años o eso parece, tiene numerosos fallos, violencia gratuita, sustos fáciles y una conclusión para mear y no echar gota. Es cierto, el comienzo es de lo más prometedor para derivar en el mayor blufff de la temporada. Al menos Shyamalan nos ha ahorrado su molesta presencia al no otorgándose (como suele) un papel de importancia en esta película.

Cannonball dijo...

Un inciso, Robert A.O., si piensas que Tarantino por fin se mira a si mismo en "Death Proof" es que no has echado un ojo a la filmografia de Russ Meyer, fundamentalmente a "Faster, Pussycat! Kill! Kill!"

Libertariano dijo...

Completamente de acuerdo contigo Alvy, una de las pelis del año y seguramente de la década.

Libertariano dijo...

Sencillamente compleja o complejamente sencilla, es una fabulosa fábula a lo hermanos Grimm, deliciosamente cruel y sutilmente acojonante en la que Shy tiene la sabiduría de tomarse el pelo a sí mismo, hasta en ese pequeño detalle hitchcockiano de su simulacro en el tren al tiempo que él aparece en off, con unas gotas de humor ácido. Y, como siempre, su romanticismo desatado, capriano, el núcleo optimista que sostiene la esperanza dentro de su visión apocalíptica.

La película está rodada con esa ingenuidad cinematográfica, tan pura, tan auténtica, tan arriesgada, como sólo se ha visto en Laughton, Dreyer, Sjöstrom, Hithchcock, Capra o Nicholas Ray, realizadores de los que Shy roba a toda pastilla sin por ello perder su mirada (una de las pocas miradas .

porlacara dijo...

rgeaA mi personalmente, me ha encantado.

Jon Heiner Diaz dijo...

Te felicito por tu blog, y estoy completamente de acuerdo con tu reseña.

Shyamalan puede darse el lujo de que interpreten sus films de forma muy variada, me encanta leer reseñas tan distintas a la hora de apreciar el dilema o el mensaje que este señor le da a sus films, eso a mi parecer lo hace grande y lo diferencia del convencionalismo barato que invade el cine en estos momentos.

Shyamalan es arriesgado, su cine es tan personal, tan de autor que te engancha, porque sencillamente cuando saca algún film ya sea de ciencia ficción, de superheroes o un drama, nos lo presenta en su grandioso estilo, por mas que el guión sea sencillo, lo importante aqui es como lo plasma en imagenes, que viene siendo su mayor virtud, claro que este film tiene sus defectos, eso no se discute, pero para mi han sido irrelevantes, porque este señor me llegó a emocionar otra vez frente a una pantalla gigante.

Saludos.

Mycroft dijo...

No diga indio, diga Fraude.
Se puede rodar algo mas aburrido, pero para ello te tienes que llamar Tarkovski, ser ruso, vanguardista, y esbozar empanadas existencialistas (El sacrificio).
El indio no tiene la potencia visual del ruso, pero su mismo sentido del ritmo si: nulo.
¿Cómo rodar el fin del mundo y hacerlo aburrido? Es casi imposible, pero EL puede.

Mycroft dijo...

Si hubieran visto It's All about love de Vinterberg sabrian la pelicula a la que debió parecerse El incidente.
¿La diferecia?
Vinterberg tiene talento.