jueves, enero 22, 2009

Adaptation

Las relaciones entre literatura y cine no por fecundas, van a seguir pareciéndome algo antinaturales. Hace casi tres años informé de algunas de las adaptaciones que se cocían. De las más recientes, destaca el absentismo del escritor en Elegy o en El festín del amor, al margen de sus resultados, claro. Esta temporada vienen dos adaptaciones de materiales sumamente delicados e inteligentes, Francis Scott Fitzgerald y Richard Yates, uno de los discípulos del primero.

Sin embargo, el motivo de este post es la llegada a Sundance de Entrevistas breves con hombres respulsivos, esa adaptación suicidio que ha acometido un debutante. Las primeras reseñas lo venden como una adaptación llena de riesgo y respeto. Sin embargo, las dudas surgen enseguida: ¿es el libro de Foster Wallace atractivo únicamente por su estructura narrativa? Algunos insisten en lo infilmable del asunto: el libro de Foster Wallace es, teóricamente, infilmable. Su esquinada construcción lo aleja de cualquier imagen, mayor o menor realista. Puede que un Solondz pudiera acometer este reto, pero las cápsulas de DFW son pura literatura. El ajusticiamiento respecto a un material magnífico que promete Krasinski no podía sonar más arriesgado para una opera prima. El caso es que después de ver Choke como una comedia más o menos agradable, todo puede suceder.

Lo cierto es que, el cine echa mucho de menos a traductores como David Cronenberg. Su Zona Muerta (justo blockbuster para un divertido thriller de Stephen King), su impresionante Naked Lunch (pirueta sin red sobre el experimentalista Burroughs) y su grandiosa Crash (con el maestro Ballard) le acreditan como el hombre que con mayor personalidad se ha enfrentado a muy buenos libros.

9 comentarios:

Andre dijo...

Solo un novato podia tener la impertinencia y la petulancia para adaptar a DFW en su opera prima. Confío en que saldrá una buena película.
Un saludo Alvy.

sergisonic dijo...

inevitablemente me has hecho recordar a kaufman y el ("su")ladrón de orquídeas, ejercicio tan incomprendido como genial.
saludos sónicos

el ascensorista dijo...

No, no, no puede hacerse una adaptación de ese libro. No es posible. Sería como pretender adaptar al cine un solo de Miles Davis o, qué se yo, un perrito caliente. Inspirarse en él, en todo caso, sí, mejor.

Saludos.

Alvy Singer dijo...

O como adaptar el Ulises de Joyce o Watchm....

Hombre Lobo dijo...

Bueno, recordemos que en su momento "American Psycho" y la aquí mentada "Naked Lunch" también estuvieron entre las "infilmables"...

Tomás dijo...

Infilmable +1 (según Foster Wallace y no John Krasinski).

Tomás

Anónimo dijo...

Te recomiendo la adaptación de la novela más imposible de adaptar de todas las novelas imposibles de adaptar: "La exhibibión de las atrocidades". El director se llama Jonathan Reiss y se puede bajar tan rica y gratismente del eter.

LEO MARES dijo...

una pregunta: por qué piensas tú que cada vez se escriben menos historias para el cine, concebidas para el cine originalmente(y dejemos a un lado las que son presentadas como literatura pero están escritas pensando ya en la película, guiones prácticamente)? Porque a mi me da la impresión, quizás equivocada, de que cada vez hay menos películas que no estén basadas en un libro. Siempre las hubo y grandes directores conocidos por todos (el primero que me viene es Hitchcock) hicieron grandes películas de novelas menos afortunadas. Pero me parece que ahora es exagerado ya. ¿No?
un abrazo

Alvy Singer dijo...

Pillar novelas menores para hacer obras maestras es muy saludable y permite muchas ventajas que cuando el material es impresionante (Nabokov, Kubrick).

Pero si el reto sale bien, hay que admitir que el resultado puede ser memorable (Altman-Chandler, Chandler-Hawks).