lunes, enero 26, 2009

Maestro omnipresente

Una magnífica tarde de domingo con Minchinela, la Señora Señal, Alberto, Merche, Santi, et al. Los nuevos son agradables, inteligentes, divertidos y el reencuentro con Repronto confirma la estatura de este hombre renacentista, como se le conoce en casa. En un momento de café, sale la figura del Lord Absence. No creo que haya usado mejor un adjetivo cuando me refiero a él como Legendario.

Y por eso me alegro por su aparición en El País. Porque demuestra, una vez más, que si hay alguien culpable, en mayor o menor forma, de que uno se sienta liberado al hablar de Foster Wallace y de los zombies es Absence. Gracias a él se constituyen otros blogs, mucho más modestos, sin todo su potencial enciclopédico, sin su potente discurso contracultural. Blogs que son infantes, que siguen mirando a la bitácora de Daniel como un oasis, pero esta vez verdaderamente interminable que confirma que la blogoesfera puede tener un legado: el de recopilar la cultura y el de facilitar una nueva forma de revisarla. No conozco mayor labor en nuestro medio, ni un esfuerzo más impagable, ni mejores resultados.

5 comentarios:

Fanshawe dijo...

Oiga, pedazo de usted, no desvele mi nombre real, ¿no ve que con gafas y caracolillo nadie me reconoce?

Es curioso lo de Lord Absence: el único bloguero que conozco del que siempre se habla con título nobiliario delante siempre. Por algo será.

absence dijo...

Jo. Gracias. y qué sonrojo.
Lo de Lord absence, es curioso como se ha institucionalizado, ya que en realidad procede de mi antaño habitual presencia en el foro de Los Invisibles, donde de manera natural se añadió el Lord entre algunos de nosotros (Lord MAB, Lord Sark) siguiendo la forma en que Los Invisibles de Morrison se referían entre ellos. Miren ustedes qué cosa.

Raul Sensato dijo...

El autor de El Blog Ausente ES un personaje del tebeo Los Invisibles. Y si lo han leido, creo que lo dice casi todo. Sobre su blog, sobre su aportación y sobre su importancia.

absence dijo...

Venga, va, basta ya, circulen, circulen.

Javier Moreno dijo...

Dice el País, como advirtiendo:"Conviene apresurarse a decir que no estamos ante una bitácora de altos vuelos literarios o filosóficos."

Curiosamente a mí siempre me ha parecido que el blog ausente es sobre todo filosófico. Mucho podrían aprender todos esos blogs "de alto vuelo" e "intelectuales" del trabajo de Daniel.