martes, marzo 17, 2009

Los cuentos de hadas parodiados para la ignorantzia

Shrek (2001, Andrew Adamson y Vicky Jenson)

No se me ocurre, ahora mismo, película más nociva en su influencia que esta astuta y hábil pirueta para conectar con el adolescente, el de mi generación y superiores, que crece viendo los últimos grandes éxitos animados de Walt Disney (La bella y la bestia; La sirenita) y que siendo un adolescente, más impetuoso que razonable, los veo llenos de moralina. Al parecer hubo adultos convencidos de que esto era una película adulta y nadie olvida que Ángel Fernández Santos gritó que era "por y para adultos" en el periódico global.

La ignorantzia da por sentado que esta película es ácida. Me gustaría, primero, ceñirme a la trayectoria de Dreamworks SKG Animation:

Su película más recordada es El Príncipe de Egipto, una adaptación bíblica con canción de Mariah Carey y Whitney Houston y Moisés liberando a su pueblo. También Antz, protoShrek hecho a medida de un Woody Allen que encarna a una hormiga enamorada de Sharon Stone y sin parodia, sólo con ese humor de sitcom norteamericana que luego repetirían en Bee Movie. El tono adulto está en que hay humor referencial. Andrew Adamson después de dirigir las dos primeras entregas, pasó a dirigir Las crónicas de Narnia, adaptaciones de los libros de CS Lewis, todos ellos basados en la versión animal de Jesucristo y en las fuerzas creencias cristianas que sostuvieron al autor para modelar su fantasía. Estamos ante una compañía y unos creadores amigotes de la subversión, por lo que se ve.

Shrek, al parecer, es una película para adultos porque contiene guiños a Los Ángeles de Charlie (Cameron Diaz dobla a la princesa Fiona), Matrix, American Beauty, etc. Un par de apuntes: para el público Los Ángeles de Charlie es una cinta infantil, pero referenciarla en el contexto de una película animada es ser adulto. Maravilloso cuadro psico-sociológico. Por supuesto, Shrek es la historia de un ogro (el malvado) que salva a la princesa junto a su escudero y al final la libera incluso de un engreído y afeminado príncipe (que no es valiente, sino materialista). Al final, descubrimos que no hay princesa sino otra ogra, y que, esto es así, los feos con los feos (que son buena gente) y los limpios a otra casa, oigan. Disney se atrevió con La sirenita y La bella y la bestia a adaptar historias más o menos bellas basadas en el romance imposible entre dos personas de naturaleza distinta. En la segunda, la diferencia recuperaba el halo romántico de las anteriores verisones. Al parecer esa es la moralina de Disney.

Pero hay que entender porque Shrek es tan importante: porque es una de las primeras películas que se configuran entorno al espectador-adolescente mental que necesita verse legitimado. Legitima al padre, al que ofrece gags que su retoño no captará (pero que no entrañan mayor diferencia que la calificación por edades de los films), legitima al adolescente, cansado de los finales felices y presto al humor con pedos, como también a los finales ultraconservadores.

Shrek es peor que una película infantil: es infantiloide, porque renegando de su condición (como si no hubiera actitud más….infantil, ya que se sabe que el niño y el adolescente pionero buscan enseguida separarse de hacer "cosas de niños"), configura un discurso todavía más conservador, menos arriesgado y de nula imaginación. Todo es conservador y seguro… a cambio de una zafiedad (aparente) en los modales. En suma: cine por, de y para los adultos del Mañana (o niños fracasados del Hoy).

7 comentarios:

otto dijo...

No podría estar más de acuerdo. Y encima la peli es que ni es graciosa. Y cuando te viene un coleguita supuestamente cool y te dice "te molará", es cuando hay que salir corriendo.

luna dijo...

niños sin pulmones: verdes y "asnáticos". jo.

(anda, la palabra de verificacion es socoala, so coala!!!)

Rafael I. Llodrá-Llopis avec La Perse dijo...

No sé si a mí se me hubiese ocurrido juzgar esta película a lo Foster Wallace, con la Moral de por medio... Para mí, el "pecado" -ejem- de la película es que es un coñazo, como viene a decir Otto. Y ya saben lo que decía el entrañable Michi Panero...

[Por cierto, señor Singer, se te han escapado un par de gazapos de teclado en la redacción, que podrías corregir dando un repasito al texto... Si quieres, que ésta es tu casa y no quisiera hacer de invitado impertinente].

[Por cierto is back, tengo una amiga que se parece a Shreck; por lo menos, la peli nos ha servido para echar unas risas].

Shalom!

bydiox dijo...

Creo que es de las primeras veces que no estoy nada de acuerdo.

'Shrek' juega en un doble plano: en el de las películas infantiles / cuentos infantiles y en el de las referencias de adultos / películas de adultos. Como bien comentas en 'La bella y la bestia' hay un acercamiento a este tipo de amor imposible, pero con final "bueno", en 'Shrek' está invertido y no porque tenga "un discurso todavía más conservador, menos arriesgado y de nula imaginación" sino más bien por todo lo contrario. Se me asemeja al caso de 'Alicia en el país de las maravillas' y el doble juego que gasta (entre la líteratura infantil y la ironía, sin ese didactismo) [a este respecto muy interesante el artículo La posición ambivalente de los textos. El caso de la literatura para niños, Zohar Shavit]. 'Shrek' va dirigida tanto a niños como a adultos, pero aparenta que únicamente va dirigida hacia niños para que así aceptamos ese doble juego.


P.D: Que conste que la primera película me gustó, el resto no tanto.
P.D2: Muchas de las referencias me parecen relativamente altas (y no, no me refiero a los guiños cinematográficos).

Koniec Pantau dijo...

Fernández Santos, probezico, dos lustros o así que llevaba sin dar pie con bola antes de hacer mutis. Anda que dejó fino el listón...

Anónimo dijo...

Estimado Alvy Singer,
Me es grato dirigirme a ti, siendo un visitante regular de tu blog, para invitarte a establecer un enlace con mi espacio personal en la blogósfera: http://lasimpresionesdej.wordpress.com/, un sitio creado con el objeto de publicar en él algunos artículos míos, así como colaboraciones, dedicados a las artes en general y, sobre todo, a la literatura, el que espero visites y sea de tu agrado. Aguardando por tu confirmación del presente mensaje para poder establecer también desde mi blog un enlace con El Rincón de Alvy Singer, y agradeciendo tu tiempo y amabilidad, me despido,
Atte.

J.
Juan Pablo Torres Muñiz.

sesi dijo...

Qué quieres que te diga, a mi me parece más adulta Antz que Bichos (por comparar títulos surgidos de los constantes retroplagios de ideas), y escenas como la guerra contra las termitas (eran termitas?) y el posterior "ayúdame a levantarme" (XD) se me quedaron gravadas en la retina.

Shrek, por su parte, me parece una película de humor referencial (cayó hasta Pac-Man) que pretende divertirse llevando a una misma física el bestiario de cuentos de hadas que todos tenemos en el subconsciente. No me parece para nada estúpidamente ofensiva, ni pretenciosa, y en cuanto a aspecto técnico se refriere marcó un antes y un después. La primera me gustó, la segunda también... con la tercera no puedo decir lo mismo.

Con cierto cariño recuerdo también Spirit, que me pareció insulsamente original (acabada la peli todavía esperaba que apareciese el título para que... bueno, para que empezara de una vez, en serio XD)... Quizá se deba a mi alergia adquirida al sello Disney, pero siempre he esperado filmes de Dreamworks y Warner Bros. (antes) con los brazos abiertos (y no para sacudirles).

Pero hay que decir que tanto el Pixar agradecido a la animación clásica (Ratatouille) como el Pixar visionario (Wall-E) se llevan el gato al agua estos días. Es más, contentísimo les entrego en bandeja ese gato flameao. XD