martes, marzo 31, 2009

Inmortalizando Marvel

Marvel 1985 (Mark Millar & Tommy Lee Edwards)

El final de esta serie ha resultado ser una extraña síntesis de algunas de las virtudes y los defectos de la obra del escocés Mark Millar: es un autor que tiende a la dispersión cuanto más high concepts siembra por episodio y esto le puede llevar a un barullo narrativo importante. El punto de partida de esta miniserie, y en especial su primer número, es magistral: situada melancólicamente en 1985 (el año antes de que Alan Moore y Frank Miller publicaron dos obras que cambiarían para siempre el género) el protagonista observa como los superhéroes de la Marvel, todavía con esa inocencia intacta en sus diseños, aparecen en un momento complicado de su vida, puntuado por la separación de sus padres y la llegada de un nuevo hogar. El momento de la tienda de cómics en el que Millar lanza guiños a Love and Rockets, la revolución y ascenso del cómic indie, desde una perspectiva melancólica y no se olvida de que el género superheroico empezó su mutación con Frank Miller. La posibilidad de crear una historia más o menos metafórica sobre la soledad adolescente se puntúa también en su segundo número, pero pronto se deshecha por una historia más tradicional de invasión alienígena y reconciliación familiar sospechosamente similar a las de Stephen King, y con todo ese sentimentalismo agotador propio del escritor norteamericano, el favorito de Millar y su máxima inspiración.

Sin embargo, Millar introduce el personaje de un mutante en el mundo real, idea muy sugestiva y desoladora, capaz de hacer y deshacer realidades, concepto típico de la scifi más clásica y también de los tebeos de superhéroes de la edad de plata con el irrepetible Mister Mxyzptlk como máximo exponente, pero también adaptado luego al Universo X con sus Mutantes Omega. Esto provoca la idea más interesante de la historia: que exista un cielo, un auténtico Limbo, el Universo Marvel, en el que sobrevivir. O sea que los tebeos son la inmortalidad, son el único lugar seguro dice Millar y olvida que su historia, que termina después en 1988, pierde toda esa inocencia que sí perdió el género superheroico después de Moore y Miller y que alumbró la llegada de Grant Morrison y Warren Ellis. Así que Millar pierde la oportunidad de ser crítico, de tomar cierta perspectiva frente al género y prefiere hacer una reivindicación interesante, pero incoherente con su premisa inicial. Millar es incapaz de hilar estas dos ideas y Marvel 1985 sufre de un sentimentalismo alarmante (las conversaciones entre el padre y la madre son absolutamente esquemáticas) y momentos de pura inocencia (la conversación entre el protagonista y Peter Parker), todos aportados por ser esta una historia con un uso obligado de la splash page como momento de impacto como contraste a un lugar mundano e íntimo. El trabajo de Edwards es excepcional ya que brinda la oportunidad de ver su talento como dibujante y colorista y brilla, por supuesto, en la descripción de la ciudad solitaria, provinciana y pequeña en la que vive el protagonista, potenciando la descripción de un mundo añejo y desolado.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Mr. Singer, permítame una pregunta: ¿Ya se está publicando en España esta serie?
Un saludo.

Alvy Singer dijo...

En Abril empieza a editarse tradudicita por Panini.

Alvy Singer dijo...

Ah y cada número incluye dos.

Anónimo dijo...

Gracias, Mr. Alvy. Llevo oyendo hablar de este trabajo de Millar mucho tiempo (ya ni recuerdo cuanto).
En mi opinión Mark Millar es un guionista bastante irregular y ese estilo suyo que tanto han querido vendernos en muchas ocasiones se vuelve cargante e incluso aburrido. Recuerdo su etapa de Ultimate X-Men como una hipérbole cansina, llena de explosiones y comentarios excesivos en chulería.
La entrada de Brian Michel Bendis en la colección creo que cambió un poco las cosas.
(Tras la lectura del número 1 de Ultimate Origins he desistido en apreciar cualquier cosa acompañada con el término Ultimate, excepto cuando únicamente aparece el dichoso término).
Creo que esa marca de la casa que antes mencionaba queda mejor y posiblemente esté más medida en proyectos independientes, en barrabasadas tipo Wanted.

Muchas gracias por la contestación. Y aprovecho para decirle que soy un seguidor fervoroso de su espacio.
Un saludo.

Alvy Singer dijo...

"TRADUDICITA" Madre del amor hermosote. Traducidita. ¡Disculpe!

Alvy Singer dijo...

Ah, por cierto, muchas gracias. Yo creo que en Millar está uno de los autores más interesantes del tebeo superheroico actual, uno de los menos rutinarios. De Bendis sólo me gusta el encantador Ultimate Spider-Man, pero, como tú, creo que Millar es absolutamente irregular.

Pero, a diferencia de Bendis, está renovando el tebeo superheroico, dándole más reflexiones éticas de lo habitual, jugando con las iconografías.

Millar es irregular incluso en proyectos independientes: Kick-Ass es el gran tebeo superheroico, se nota mucho su tono indie y sangriento, y War Heroes, su Ultimates 3 pero con soldados, es muy aburrido más allá de su estimulante punto de partida.

De Ultimate X-Men me parece muy bien que vaya TAN al grano. Los excesos de chulería lo hacen muy divertido, sobretodo porque Millar estaba configurando un superhéroe que tiene más de super-soldado (de mercenario) que de figura heroica (véase Ultimates). Pero volvemos a lo de siempre: lo apasionante en Ultimates es la puesta al día iconográfica. El Ultimate Cable me parece superior a su fuente, por ejemplo.

La mejor obra de Millar, y tardará años en superarla, es Superman: Red Son. Tiene perspectiva política, tiene juego iconográfico y tiene diversión.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo en cuanto acerca de lo que usted dice sobre el concepto de renovación millariano: el superhéroe como supersoldado (una visión que sin ir más lejos ya estaba presente en los inicios de Marvel, en El Capitán América ¿no cree?). Pero coincidirá conmigo en el deja vu que este cometido empieza a suponer entre los guionistas de comics: es como si el reto de todos ellos fuera derribar o de alguna forma superar el hito que instauró Moore con sus Vigilantes (ahora tan en boca de todos); un objetivo harto difícil.

Y también lo referente a la puesta al día de la iconografía superheróica: tanto en The Ultimates como en algunos puntos de Ultimate X-Men. Recuerdo en particular el arco argumental de Arma X firmado por Millar, con el primer encuentro de Nick Furia y Logan en la Guerra del Golfo o la primera aparición del director de S.H.I.E.L.D "descendiendo" sobre Nueva Delhi (no estoy seguro de esto: una ciudad en la India). Personalmente, este arco es el que más me gustó de toda la etapa de Millar al frente de los mutantes.

En cuanto a Bendis, su entrada en Ultima X-Men me pareció muy divertida, con esa especie de buddy-movie protagonizada por el simpatico Spidey (que usted menciona) y Lobezno.

De todos modos, espero impaciente la aparición "traducidita" (jeje) de 1985, así como esa burrada (que lleva la indiscutible rúbrica de Mark Millar) llamada Old Man Logan, muy coherente a mi parecer con lo que el inglés lleva haciendo: un mundo en el que los superhéroes han sido aniquilados... ¿no le recuerda a algo?

Un saludo y gracias por contestar.

Anónimo dijo...

Ah! Se me olvidaba: coincido en que Superman: Red es, posiblemente, uno de los mejores trabajos de Mark Millar y una sobresaliente visión de este personaje. El mejor What if.. que he leído.

Alvy Singer dijo...

Gracias a usted por comentar. Old Man Logan la voy siguiendo y me la compraré en papel: es Millar sintonizando a Frank Miller, al Dark Knight, con Sin Perdón mediante. Es sencillamente epsectacular. Su talento para jugar con la fuerza y diseño de personajes emblema de Marvel llega hasta lo estratosférico. Los superhéroes han muerto, como en Wanted, pero en ciudades como en Nueva Babilonia se respira un aire más cercano a Moebius y a Mad Max que a esa fantasía que "protagonizaron" versiones de Eminem y Halle Berry. Le garantizo que le va a chiflar, eso sí, esperemos que Millar sepa cerrar su historia.

Mi momento favorito de Ultimates es el duelo entre los dos capitanes (América y el de los villanos) y el reconocimiento final. La desolación (moral) que introduce Millar es estupenda ¡y sin cambiar su tono y pareciendo superficial!

El tebeo Ultimate más colosal de todos los tiempos también tiene un punto de partida muy audaz: está escrito por Damon Lindelof, cocreador de Lost, y se llama Ultimate Wolverine vs. Hulk, idea estimulante desde su punto de partida ya que Logan debutó precisamente enfrentándose con el cabreado Bruce Banner.

Anónimo dijo...

Mmm... Saca usted a relucir el tema de Lost, Mr. Singer. Para cuando una nueva entrada en su blog actualizando lo que va aconteciendo en la 5ª temporada? Leyó el post de Nacho Vigalondo en su Diario Cinematográfico acerca de la serie?

Apunto en pendientes el duelo ultimatero Logan vs. Hulk. Espero la salida en papel del Old Man Logan. Sabe usted cuando llegará a las tiendas? Ando un poco perdido.

Creo que el mes próximo saldrá a la venta también 'Logan', escrito por K. Vaugham (que me ha tenido en vilo con su, en mi opinión, notable Y: The Last Man), y que ha sido recomendado por un conocido en su blog (le dejo aquí el link, por si le interesa: http://frog2000.blogspot.com/)

Hace poco, entre los compañeros de la residencia donde vivo, surgió el jocoso comentario de que, en una hipotética adaptación a la gran pantalla de las aventuras de Lobezno allá a mediados de los sesenta, no hubiera existido mejor actor para interpretar al protagonista que el Clint Eastwood de entonces (lo digo en relación a su referencia a Sin Perdón). El juego continuó: recordarmos que Jackman es considerado algo así como el nuevo Eastwood, y que circuló no hace tanto el rumor de un remake de Harry el Sucio protagonizado por el australiano...

En fin. Todo era sacarle jugo a la idea delirante.

Gracias, Mr. Singer.

(De todos modos, Eastwood como Logan es algo imposible. ¿Lobezno apareció más o menos en 1974, cierto?)

Alvy Singer dijo...

Eastwood retuvo diez añazos el guión de Sin Perdón de David Webb Peoples, esperando a ser viejuner (y a rodar el jinete pálido, a mi no me engaña) para rodarla. Es cierto que se dice que estuvo interesado en The Dark Knight Returns y que Hugh Jackman, naturalmente, es uno de los pocos MACHOS del Hollywood actual, aunque cante y baile en los tonys y grammys y saque su vena cómica con Nolan y Allen.

En un mundo ideal, Hugh Jackman esperará diez años para hacer OLD MAN LOGAN. Estoy viendo Lost y tal es mi alucinación con la valentía narrativa de esta serie que no me atrevo, como en otras temporadas, a hacer posts continuados. Quizá deba seguir viéndola y haga uno. Bueno, gracias por las lecturas a usté! Sigo la conversación en su bitácora.

Anónimo dijo...

Alvy disiento con usted en un punto la mutante con capacidad de alterar la realidad no puede ser ciencia ficcion dura por que la ciencia ficcion dura es aquella que es cientificamente correcta dicho de otra manera deberia demostrar el mecanismo por el cual es posible alterar la realidad y como se supone que es un superpoder no hay explicacion que nos demuestre como funciona.
El mundo anillo es ciencia ficcion dura por que cumple con todas las leyes de la fisica si acaso que los materiales descritos no existen o son muy dificiles de fabricar igual tambien se toma una que otra licencia artistica pero con todo cumple con el proposito ser cientificamente demostrable.
Ahora de lo que no cabe duda es que como quiera si es buena ci fi no cuadra como hard pero si como aquella entre la mas propositiva la mas interesante.

Alvy Singer dijo...

Ups, se me ha escapado. Lo crea o no, me refería a obras del maestro y santo PKD, odiado precisamente por los autores más hard, más clásicas y nada hard. Lo corrijo YA. La hard scifi es la que se basa en teorías científicas, es la que se ocupa en los funcionamientos más que en otra cosa. Lo sé, lo sé.

Fans de la scifi que leen el blog: DISCULPADME. Lo tenía claro antes de hacer el post, lo juro.

Anónimo dijo...

Se supera Ud. en su arrogancia poniendo al lado a un guionista mediocre y derivativo como es el Sr. Millar de maestros como Alan Moore. Mark Millar sufre del mismo problema que otros "grandes" de la industria como Warren Ellis, que empiezan sus colecciones con grandes ideas y las acaban convirtiendo en conjuntos de expletivos juntados al azar para impactar al lector. 1985 no es otra cosa que una reformulación de Wanted que el Sr. Millar ha perpetrado para sacar dinero de los lectores de cómics antes de que se den cuenta de que es el Rob Liefeld del guionizado.

Alvy Singer dijo...

Una cosa es que los máximos exponentes de un género tras su deconstrucción y su visión crepuscular sean X y Y (Alan Moore y Frank Miller). Otra cosa es que DIGA que Alan Moore y Mark Millar son autores IGUAL DE BUENOS o BUENOS DEL MISMO MODO o COMPARABLES.

Si me busca la línea, lo aclaro y rectifico. Pero no he dicho esto NUNCA.

Anónimo dijo...

Alvy no hay nada de que preocuparse yo soy fan de los tipos de ci fi para mi son gigantes de igual estatura pero de signo contrarios Philphip K. y Arthur C. diferentes en la forma pero profundos con el contenido.
Y de hecho de unos años para aka a habido una corriente que fuciona los dos estilos asi que en todo caso quizas sea yo el que deba pedir disculpas tan empeñado en clasificaciones que para los tiempos que corren se estan quedando oxidadas.

Alvy Singer dijo...

No, no. Para nada. Mi pifia era monumental, al releerla me he enrojecido y es un placer que el lector me arrée unas cuantas hostias a mí, el listillo bloguero :d En serio, muchas gracias.

Oxidada es la hard scifi de por sí, no aguanté ni media página con landis, narrador terrible, aunque me cuentan que Pohl, autor de una inconsumerable fantasía freudiana, tiene una obrilla que es hard scifi según qué canones. Ni idea, yo sólo he leído el Moondust de Clarke, muy tópico y esperanzador. Y acierta en lo de oxidada, porque llamar soft a algo tan subversivo como Dick o calificarlo de blando es inútil.

Alvy Singer dijo...

Y ojo que de Clarke me apasiona Cita con Rama, su mejor y más rara obra que yo haya leído. Abierto a recomendaciones, como siempre.

Ubeinn dijo...

Como relación calidad/precio difícilmente encontrarás nada ahora mismo en ciencia ficción que sea mejor que la recopilación Lo mejor de los premios Nebula editada por Ediciones B en la colección Byblos de bolsillo... por poco más de 10 euretes dos volúmenes de relatos de grandes como Harlan Ellison, Fritz Leiber, Ursula K. LeGuin o Roger Zelazny. Destacar en particular los relatos "¡Arrepiéntete, Arlequín! Dijo el Señor Tictac" de Harlan Ellison y "El que da forma" de Zelazny.

el gotico dijo...

No le veo tanto problema a dejarse llevar por un poco de sensibilidad (que no sensibleria), mas en un proyecto como 1985, no siempre se puede estar siendo ácido, mire la última pagina del Animal Man de Morrison.

A mi personalmente me pareció muy satisfactorio, mas que otros proyectos de Millar, que aunque con mejores ideas, se desarrollan de manera mucho mas atropellada, como el Civil War.