lunes, noviembre 20, 2006

SCORSESE AL LÍMITE

Image Hosted by ImageShack.us
El gran debate de los cinema-blogs últimamente es The Departed.: A favor o en contra. En contra, en contra, hay pocas opiniones pero las hay. Y a favor hay un consenso mayor. Yo estoy en contra pero con reservas.

Quiero decir: que no se trata esto de del anunciar el apocalipsis llega para los seguidores de Martin. No hombre no, yo creo que lo ha explicado muy bien
Portnoy. En resumidas cuentas, la excelente Infernal Affairs era una película sobre el simulacro y por lo tanto estaba caracterizada por una excelente sincronía rítmica que al final, con su cita de Buda y todo, se revelaba en una estupenda fábula moral sobre la identidad. Es cierto que Scorsese ha reflexionado en incontables ocasiones y con muy buenos resultados sobre la forja de identidad del pueblo estadounidense, pero no es menos cierto que The Departed no funciona por cuestiones temáticas (bueno, y también por Leonardo DiCaprio que no es ni un 2% del carisma de Tony Leung... ¿por qué siempre ignoran a ese grandísimo actor que es Eric Bana? por dios).

Me pregunto, yo, porqué absolutamente todos los que están a favor (desde la crítica cinéfila seria hasta mis respetados compañeros bloggers) se encomiendan al ver la película a los dos films-tótems de la filmografía del italoamericano.: Malas Calles y Uno de los nuestros. Tiene un elemento interesante el de este culto: supone el ejercicio de análisis de la obra de uno de los mejores cineastas norteamericanos de la época moderna del cine (surgido y empujado tras Easy Rider) con ecos de rito conmovedores. Quiero decir: es obvio que la filmografía de los autores cinematográficos hay unas constantes temáticas pero en la película escrita por William Monahan no las hay lo suficientemente engranadas como para remitirse a esas obras. Para ser más exactos: Scorsese hace suyo el producto en la medida que introduce sus piruetas estructurales, lo baña todo de exceso y grandiosa selección de canciones, Jack Nicholson, pero no es capaz de introducir con gracia esa reflexión moral pos11S que él y los demás predican ni mucho menos su discurso sobre salvación-culpa (el otro gran problema es que la historia tampoco se lo permite). O si lo prefieren: no soy capaz de ver todos esos elementos. El fracaso artístico se hace más evidente en su guión que fusiona a tres personajes pero sin embargo no tiene rubor alguno en inflamar la narración sin aportar algo más que el personaje de Mark Wahlberg. En pocas palabras: no es el peor Scorsese porqué hay mafiosos, hay diversión, es una película que mola pero no pasa de allí.

El mismo Portnoy comentaba que había hecho Scorsese más suyo El cabo del miedo. Pero a mi me sorprende más la facilidad con la que se olvida una verdadera revisitación a Malas Calles o, obviously, Taxi Driver.:Bringing Out The Dead (aquí asesinada como Al Límite). Lo interesante del título español es lo mucho que reincide y bien en su aparente revisitación del hit de DeNiro-Foster. Porqué tomando ese film-dios de su filmografía Scorsese teje su obra mayor y la más arriesgada hasta ahora (en realidad es Gangs of New York, pero los Weinstein la cortaron de pleno y a traición) en la que lleva hasta todos los límites posibles sus temas verdaderos, omnipresentes, como son la culpa y la redención. Filma una historia donde incorpora nuevamente su hábil revisión de las mitologías católicas (junto a su compañero en estas reflexiones, el excelente Paul Schrader) con ese personaje que es Mary que es la única que permite dormir al protagonista.


Con esto no quiero decir que Bringing Out The Dead es mejor que The Departed porqué no es The Departed, sino que ésta si que es una obra que realmente regresaba al puro y grandioso Scorsese del que todo el mundo habla pero que, a su vez, parece ser reducido a una seña de identidad basada en una simple puesta en escena y no todo lo que realmente conlleva.

Tanto en su puesta en escena como en su narrativa la película de 1999 injustamente ignorada por muchos resulta realmente apasionante: todo el viaje desquiciante a la locura y a los infiernos trasladados a las calles de Nueva York, y toda la triste violencia que baña la realidad (mi barrio está lleno de almas) encuentran en su argumento una excusa para llegar hasta sus mejores lugares. Es este un Scorsese arriesgado que nos demuestra que sigue siendo un vigoroso creador y una pieza fundamental, que de bien seguro espero que aproveche este remake para encontrar él mismo un nuevo horizonte en su filmografía y regresar no a repetir formalmente y con mucha gracia logros suyos, sino a volverse a arriesgar con propuestas tan radicales como aquella en las que el realizador encuentre su hueco.

Plus.:
The Departed en la blogosfera
- A favor.: Rosenrod / Max Renn / Refo/ El Séptimo Cielo / Silencio Se Rueda / Donnie / Pepo Pérez/ Javier Moreno / Red Stovall / Chico Viejo / Jeremy Fox / Freddy Voorhees / John Trent.
- En Contra.: Portnoy / Mr. Toldo / Bango / Kuroi Yume.

13 comentarios:

Mycroft dijo...

Yo no la he visto, en parte porque temo lo peor. A mi la cinta de hong kong me gustó mucho, y este "encargo" a Marty me huele a alimenticio cien por cien.
Acabaré viéndola, pero teniendo en cuenta sus últimos intentos, con poca fé.

Fer dijo...

Un comentario ligeramente al margen, Alvy, y apelando a la querencia que compartimos por Salinger: ¿no sería Scorsese, por su amor a Nueva York y a la identidad yanqui, el mejor director para una adaptación de El guardián entre el centeno?
(Salvando los obstáculos que Salinger plantee, como su negativa a vender los derechos de la novela al cine. Pero... ¿y a su muerte?).

jaime lorite dijo...

Pues a mí me pareció magnífica. Quizás se haya exagerado al compararla, para bien, con otras de Marty como "Uno de los nuetsros", "Casino", etc., pero desde luego, es el mejor Scorsese de los últimos años, o, al menos, con el que mejor, personalmente, lo he pasado. "Infiltrados" no se convertirá en uno de los más grandes títulos a destacar en la muy extensa filmografía del cineasta, pero la verdad es que, bajo mi punto de vista, es muy buena. De todas formas, me temo que tampoco será éste el año de Martin Scorsese en los Oscars.

De todas formas, aún no he visto "Infernal Affairs" (otra más para la lista de películas pendientes), y es posible que, cuando la vea, incluso acabe estando rotundamente de acuerdo con usted.

Un saludo

Noel dijo...

Es su película más impersonal en años (yo soy de los que piensan que "El Aviador": a) molaba; y b) era muy, muy personal). Te lo pasas increíblemente bien viéndola, el montaje es magistral, hay actuaciones muy notables (algo que, en el caso de Matt Damon, es reseñable; pero, en el caso de Jack, es insuficiente), explosiones de violencia de lo más espectacular y una reflexión muy bien llevada sobre temas muy profundos.

No obstante, por alguna razón, no te cala. Se te olvida a los pocos días de verla. No te marca, como sí lo hacen "Gangs" o (muy especialmente) "Bringing Out The Dead". Es un placer ver cómo Marty vuelve al territorio de "GodFellas", pero tampoco es que nos haya contado algo que no nos hubiera contado entonces.

Dr. Strangelove dijo...

Aunque sea por una vez pero no estoy de acuerdo contigo Alvy. Me parece una película excelente, aunque sin brillar al nivel de anteriores obras suyas. Demuestra su talento, sobre todo en el ritmo muy importante para saber contar la historia y que se entienda debidamente. Tiene algunos defectos, muy bien disimulados, que la convierten en muy buena pero no en magistral ni nada parecido.

En cuanto a "Al límite" reconozco que me parece con mucho la peor película de Scorsese y la tengo en el saco de las peores que he visto en una sala de cine. Quizás por ser Scorsese no se ha querido ahondar en la flaqueza de esta obra, y se ha ignorado. Eso sí, la adaptación del título es espantoso (al menos en eso coincidomos).

Un saludo (hoy discrepante).

Portnoy dijo...

Esto de las mejores y peores películas es bastante relativo, ¿no crees? No depende sólo de la película en sí (y en eso Scorsese es infalible, sus películas son formalmente magistrales) sino también de nuestra disposición como espectadores.
Creo que si exceptuamos Taxi Driver en la que todos estaremos de acuerdo en calificar como la mejor película de Scorsese (incluso de las mejores de la historia del cine) no habrá consenso.

En uno de los primeros capítulos de Los Soprano Christopher, el "sobrino" de Tony Soprano, se abalanzaba sobre Scorsese y le espetaba convencidísimo: "Martin, Martin... me encantó Kundun"

:-)

jaime lorite dijo...

Por cierto, Alvy, ayer por fin vi "Scoop". De acuerdo, no es el mejor Allen, pero... ¡qué demonios! ¡Es Woody Allen!

Un saludo

JAB dijo...

Yo también prefiero "The Departed" antes que "Bringing Out the Dead" (por cierto: ¡qué bien suena en esta película el tema "T.B. Sheets" de Van Morrison!)

freddyvoorhees dijo...

Yo soy de los que está a favor (y no mi nombre x ahi! XD) y eso de que Di Caprio no tiene ni el 2% de carisma que Leung... pues igual, a saber, pero la actuación de Di Caprio es francamente superior...

Anónimo dijo...

Pues yo sí lo digo con todas las palabras y sin ningún rubor: Bringing out the dead es infinitamente superiro a The departed. Y la última Gran Película de Scorsese por el momento —Gangs of New York lo es en un 80 %—, completamente perfecta y tan bien engrasada como lo que uno espera de juntar Taxi Driver con After Hours. Me encantaría que Marty volviera alguna vez más con Schrader, se complementan de maravilla: Schrader pone la letra y Scorsese la música (a ser posible de los Who y The Clash).

REFO dijo...

A mí 'Bringing Out The Dead' me pareció otra demostración de talento inabarcable, otro película de riesgo con aciertos y desaciertos que la hacen, si cabe más especial. Esa tortura de Frank Pierce, de demonios y fantasmas, la relación con Mary Burke, la muerte y la suciedad... Qué película tan magnífica.

Miguel Sanfeliu dijo...

"Al limite", si te pilla desprevenido, se te cuela hasta la médula. Eso me pasó a mí. Un amigo que es médico me dijo que le parecía falsa y mala, pero a mí me fascina.
Saludos.

Trendy jewelry dijo...

Cool page!