martes, abril 15, 2008

Nowhere to fast


De esa generación de posmodernos o neoclásicos, depende del historiador, los reyes magos serían John Carpenter, Brian DePalma y Walter Hill. Condenados al desierto, Hill es tal vez el menos popular de los tres: su poderío visual aún no ha entrado en las mentes de la cinefilia exquisita. Ahí están The Warriors como una pirueta contraria a 300 de Frank Miller o Límite:48 Horas como la más inquietante andadura nocturna. Como saben, Streets of Fire es todo y más, aunque principalmente sea una Fábula de Rock and Roll tal y como anuncia el subtítulo, además de un retelling de Casablanca completamente inteligente: entiendo lo que es el film de Curtiz, una sucesión de cosas molonas (diálogos, actores, canciones), pero esta vez a gran escala. Observen este inicio per-fec-to en el que la elección de la canción (nowhere to fast) es una declaración de intenciones de la narrativa misma.

7 comentarios:

Alberto dijo...

El pobre (entre comillas) Walter Hill es uno de los directores más fagocitados por sus propios encumbradores, cuando es el auténtico maestro de los códigos reconocibles y los caminos ya recorridos. Que tío, uno ve Calles de Fuego o Límite 48 Horas o incluso (fíjate) Danko: Calor Rojo y se siente como en casa, revisando por decimoquinta vez algo que ya sabes de memoria. No es nada fácil manejar con esa soltura todo un imaginario colectivo, a veces generacional pero muchas otras completamente universal.

De todas maneras a mí el maltratado de verdad de esos tres reyes magos me parece Carpenter. Hill tiene un cierto "malditismo" que le puede beneficiar; De Palma ha dado ya el "salto al otro lado" que hace que ya no se le considere un simple copiota (hay que ser miope) y se le venere como maestro (mira la Cahiers lo entusiasmada que estaba con "Redacted"). Pero con Carpenter hay paternalismo puro y duro y palmadas en la espalda.

elpablo dijo...

jojo, danko. cubs rules!
calles de fuego son palabras mayores, sí. y menudo cartel se gastaba!

drzito dijo...

Aparte de Extreme Prejudice, su musculada y sudorosa revision de Grupo Salvaje.

Noel dijo...

elpablo, ¿vio la carátula que le pusieron al DVD? Fue como pasar de Leonardo a... un pintor malo. Y photoshopeado.

Henrique dijo...

21 años antes de "Sin City" y sin pretensiones. Que quiere que le diga. Hay pocas películas tan honestas como "Calles de fuego".

Alvy Singer dijo...

La dalía negra fue lo que quiso ser Sin City. Y Calles de Fuego, también y más. Es que Robert Rodríguez no es ni Walter Hill, ni mucho menos Brian DePalma. Va bien que nos lo recuerden que hay muco idiota suelto.

Alvy Singer dijo...

MUCHO, perdón.