domingo, agosto 19, 2007

The Dark Knight Prestige

Image Hosted by ImageShack.us
Decía Noel Ceballos: “unas imágenes de Batman interrogando al Joker que harían que Adam West se sonrojara “. Amén.

Contra viento y marea, y con muchos varapalos yo defiendo Batman Begins (como una gozosa y contemporánea aventura capaz de mezclar ninjas, terroristas, batmans y detectives tristones)
pero esta foto es vergonzosa. Christopher Nolan ha olvidado lo fundamental para centrarse en LO trascendente, lo que no deja de ser curioso cuando precisamente para lograr lo segundo hay que ver, precisamente, lo primero. Me gusta imaginar The Dark Knight no como ese fracaso que será, esa forma y absurda de terminar con el género de superhéroes por los renegados que usan la palabra adulto cada dos por tres, sino como la parodia definitiva de Christopher Nolan (maravillosamente inconsciente) de si mismo, tan extrema e incontestable como debería haber sido la versión loop (también imposible, a estas alturas) de Spider-Man 3 centrada exclusivamente en el superyo de Tobey Maguire y adornada con los gags raimianos más veloces.

Me gustaría ver a este The Joker (rídiculo, despintado, resacoso, vergonzante) diciéndole a Batman: Recuerda a Joe Chill y riéndose. Y Bruce Wayne/Batman cuidando de Rachel Dawes ahora con una extraña enfermedad, inducida por The Joker claro, que hace que Batman le tenga que pegar batinyectazos. Y en todo esto, Batman se da cuenta de que lo es porqué tiene insomnio. Y al final, Batman y Joker desaparecen por las tejas de Gotham City y se encierran, casi como castigo divino, en un legendario castillo a luchar como guerreros (sí, justo como aquél one-shot del payaso escrito por James Robinson y dibujado por Christian Alamy) y puerta al futuro. Y al final, todo fue un truco de magia del Espantapájaros, y reverenciando a la serie de Dini/Timm, Batman está en una mina encerrado, enloqueciendo y esperando encontrar a Bruce Wayne. Tal vez así, Christopher Nolan, artesano maravilloso elevado a la egomanía descontrolada, se diera cuenta de hasta qué punto el delirio sublime de todas sus obras, remezclado y bien agitado, puede resultar un tebeo mucho más fiel que esa nueva aventura en la que el Joker es un payaso y no lo parece.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿no cree que es un poco exagerado criticar una pelicula que aun ni siquiera se ha acabado de rodar, solo por una foto, y porque el aspecto de este joker no le ha entusiasmado?

Noel dijo...

No es que sea exagerado: es que es justo y necesario. Esto es impresentable, se mire por donde se mire. Hay casos en los que no existe el beneficio de la duda.

Noel dijo...

Anónimo, por dios, ¡¡mire la foto!! ¡¡Mírela!!

Y en cuanto al aspecto de Joker, presagia una historia de orígenes en la que vemos cómo a Heath Ledger le hacen la sonrisa del payaso con una navaja, por lo que decide que, ¡ey!, se maquillará la cara como un payaso y se volverá loco. ¿De verdad hay alguien que tenga ganas de pagar por ver eso?

Henrique dijo...

El Batman de Nolan es como el Batman de Jim Starlin pero TOMADO EN SERIO.

Spoiler: Joker es el lider e Al Qaeda y el gobierno se lo lleva antes de que Batman lo curta a ostias.

Fer dijo...

Las cosas como son: Joker siempre será Jack Nicholson.
Toda otra versión, reinterpretación o adaptación de dicho malo maloso será una cagada tan grande como muestra la propia foto.

freddycasto1979 dijo...

Hoy 17 de Abril de 2013, cinco años despues de haber salido THE DARK KNIGHT, me da taaantaa risa estas criticas pseudofilosoficas, la verdad jamas entendere a gente con vision tan prejuiciosa ante hechos escasos, una prueba de porque nuestro mundo esta como esta!....