viernes, febrero 15, 2008

El regreso

-Spoileracos Included-
Situado en la clásica estructura de espionaje (una trama de hitman con conciencia muy familiar) The Economist gira alrededor de Sayid, personaje siempre muchísimo más sugerente. La inesperada inteligencia de Sayid, al unirse a Locke, viene unida a un giro final bastante funesto: ya sabemos para quien trabajará Sayid, haciendo sus encargos. Ajá. ÉL. ¿Acaso podía ser otro? Fue la estrella de la season 3 con sus discursos, era imposible que quedara reducido a puñetazos.


El episodio tantea ya con los misterios de la isla (El retraso del cohete) de una forma más directa que los otros y suponemos que el plano de Sayid viendo abandonar la isla es inmejorable para continuar con el giraco que seguramente va a provocar desmayos en los foros. Sin embargo la serie ya ha desvelado lo que para mí es el mensaje más importante y del que no parece producirse excepción: la isla como motor de rendición. La escena de Sawyer-Kate es especialmente significativa, pero además ya hemos visto que todos los que permanecen fuera de la isla están envueltos en una espiral de infelicidad, culpabilidad y demás, nada recomendable. Si partimos de estas observaciones, en realidad la paradisíaca isla llena de peligros y misterios nada más puede ofrecernos: un lugar dónde la aventura significa también una redención en todos los ámbitos de lo personal y el nacimeinto de nuevos héroes. Regresar a la realidad, significa poco más que perder la única oportunidad de reconstruirse. Sin embargo, otro detalle: el condicionante de la supervivencia postIsla está en la Isla misma. Veremos como exploran esta maravillosa paradoja en sucesivos episodios.

7 comentarios:

bydiox dijo...

A mí me ha gustado... a lo mejor quedarme hasta las 5 a.m. descargando y resubiendo partes en MU para tener varios mirrors ha hecho que me gustar a más este capítulo. Quién sabe.


SPOILERS

Lo del cohete es significativo (¿la isla va a otra velocidad?), al igual que la frase "sigue exactamente la misma trayectoria".

Ahora sabemos que Kate, Jack, Hugo, Sayid, Ben y otro [+ uno de ellos ha muerto, ¿tal vez Ben?] son "los seis de Oceanic", aunque es posible que haya más que no estén dentro de esos 6 (es decir, no veo a Ben saliendo por la Televisión por ejemplo).

Y que Sayid esté al mando de Ben haciendo "misiones" indica que está con Los Otros Vs. Dharma (?) para que no descubran la isla (imagino) y el jefe de su "novia" será probablemente el hombre de color que habló con Hugo.

La cosa se pone interesante.

Y la promo del 4x04... :O

Katamotz dijo...

En esta temporada cada capítulo es un paso que antes tardabamos en ver 5 capítulos. Que sigan a este ritmo.

bydiox dijo...

/ida de pinza


Ben no iba en el avión, ergo no puede ser uno de los "seis del Oceanic"

xD

Noel dijo...

Bueno, ha sido un capítulo sólido, aunque bastante menos redondo que el anterior. La trampa de Hurley era tan evidente que uno empieza a dudar si Sayid es el gran estratega que parece cuando hace su enigmático trato con Locke (aunque, por otra parte, ¿quién no se fiaría de Hurley?).

Lo que están haciendo con los entusiastas de "Jackate" es una tortura cruel: justo cuando parecía que podía funcionar, la chica vuelve con Sawyer. Y pensábamos que Sayid era el torturador...

Desde luego, lo que parece claro es que la historia de unos supervivientes en una isla desierta ha acabado por convertirse en la historia de una guerra entre dos bandos por el control de lo paranormal. Y en menos de cuatro temporadas.

Henrique dijo...

Interesante: volver a la realidad es menos interesante que quedarse en una isla llena de misterios. Extrapolarlo a los espectadores (algo con lo que esta serie juega continuamente) es muy divertido.

Salanova dijo...

La escena Sawyer-Kate es bastante reveladora. Locke no quiere salir de la isla, Locke cree que el destino de todos ellos es quedarse allí. Lo interesante será lo que le pasará a Jack ¿Querrá reconocer que no tiene mucho sentido volver?.

Por lo demás, el giro final..maravilloso. Ben-dito sea.

Salanova dijo...

Bueno, menuda obviedad he dicho en el anterior comentario que no he terminado de matizar.

Espero que lleguen al barco, todo lo que ocurra allí puede ser divertidísimo para el espectador. Sayid y Desmond. Madre mía. Dos de los que mejores hostian.