jueves, junio 08, 2006

UNO DE ALTERS EGOS

Image Hosted by ImageShack.us
El Pecho de Philip Roth es una pequeñísima novela (novela corta, relato largo) para leer en una tarde entre divertido y a la vez turbado. La novela se escribió en los setenta pero ahora Mondadori la reedita. Es el cuento de una experiencia kafkiana.: Dave Kepesh, profesor universitario tiene un pequeño problema en el pene. Su glande se le vuelve terriblemente rosado. Y al cabo de unos días despierta convertido en un enorme pecho femenino.

A partir de aquí Roth toma como telón de fondo la sociedad norteamericana de los años setenta y empieza a observar con agudeza la relatividad en las relaciones sexuales... Y más sorpresas que se llevarán si leen esta magnífica y pequeña novela que contiene también dos pequeños chistes literarios sobre Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift y La metamorfosis de, claro, Kafka.

Todos conocemos la manía que tiene el autor de Newark sobre jugar con el concepto de alter ego. Y me entero de que tras su odisea en El pecho Kepesh reaparece dos veces más: El profesor del deseo (de 1977) y El animal moribundo (del 2001). Y A.O. Scott ofrece las claves de la última, de la que además pueden leer su primer capítulo.

Y es muy recomendable en la escasa obra de no ficción del autor revisar siempre "El oficio: un escritor, sus colegas..." donde comaprte correspodencia con varios escritores, y uno de ellos es Primo Levi, del que precisamente acaban de publicar en formato de bolsillo su novela Si esto es un hombre.

3 comentarios:

Marnie dijo...

(Por fin puedo comentar; parece que había problemas con Blogger)

Pues casualmente en un programa sobre literatura que daban hasta hace muy poco por una televisión local de aquí, recomendaron este libro en una de sus últimas emisiones, y ya entonces sentí curiosidad por leerlo, así que tarde o temprano caerá.

Saludos!

Noel dijo...

Hmmm... Me lo apunto.

P.D. La verificación de palabra cada vez es más difícil: "rawpmmz", nada menos.

Señor Toldo dijo...

Yo también me lo apunto. Parece una buena oportunidad para iniciarse con Roth, que siempre estoy buscando el momento.