martes, junio 06, 2006

LA PROFECIA: AVE SATANI

La Profecía.
(The Omen, 2006).
D.: John Moore.
G.: David Seltzer.
I.: Liev Schreiber, Julia Stiles, Seamus Davey-Fitzpatrick, David Thewlis, Mia Farrow, Michael Gambon, Pete Postlhewhaite.
Duración.: 110 minutos. Color.

"El mejor truco del diablo fue hacer creer al mundo que no existía"
Keyser Sozé (o eso creo).
Image Hosted by ImageShack.us

Y a las seis de la tarde porqué nos apetecía muchísimo jugar a las leyendas urbanas, mis amigos y yo nos sentamos en una sala de un vacío multicine de ¡6 letras! (C-I-N-E-S-A ; y esto no es publicidad ya que ir a un cine pequeñito, de nombre cinéfilo como Lumiére siempre es infinitamente mejor) en la ,obviamente, sala 6. Y surge el tema claro. El jueguecito de las anécdotas. Que si John Richardson (de esto nos hemos enterado por 20 Minutos) el técnico de efectos especiales de la película antigua (estrenada hace treinta años) murió un viernes 13, en el kilometro 66,6. Y claro salta la típica, la clásica: la niña de Poltergeist. En su día mis amigos y yo investigamos el caso de 3 solteros y un biberón (sí, el remake norteamericano). Resultó ser un decorado. ¿Saben lo díficil que resulta volver a ver ENTERA toda la película por esa escena? Pues nada, lo paranormal se toma sus facturas, aunque sea un engaño.

Después yo sentado en la butaca espero al menos que no me desmerezcan al Diablo. ¿El motivo? El Diablo en el cine contemporáneo norteamericano ha desarrollado un rostro inequívocamente gangsteril. Gabriel Byrne, Al Pacino, Harvey Keitel, Robert DeNiro....Y ya que regresa, aunque sea el anticristo (ustedes disculpen pero yo de mitología satánica....) que lo haga por lo grande. Pues nada, el pequeño Seamus Davey-Fitzpatrick puede estar contento.

Sympathy for the Devil

La gran noticia de hoy es que Rob Zombie dirigirá el remake de Halloween. Y eso es lo mejor que le podía pasar al clásico de John Carpenter. ¿Qué le ocurrió al clásico de Richard Donner? Yo creo que una mezcla bastante ágil y hasta transparente de publicidad (yo he picado), honestidad y comercialidad pura y dura. Publicidad por el día en que la estrenan. La sala no estaba vacía. Ya saben. ¿Honestidad? Me cuesta poco a los de la Fox suspirando que ya que no pueden tener a Harvey Stephens (el muy maldito nos hizo maldecirle al ver la original, aunque fuese en DVD) pues si que van a usar el guión original. ¿El resultado? El azar vuelve a querer que Pete Posthlewhaite sea el actor fetiche de los remakes clónicos. Y que la falta de riesgo se tome un pequeño juicio acerca de lo estúpidos que creen que somos en Hollywood. Yo creo que por esos despachos de la Fox suena mal la palabra sutilidad. No sé, quizá dobles lecturas. O no estaría nada mal inteligente alegoría social. Nada de nada, sino salen unos curas del Vaticano diciendo que el Mal se acerca porqué el 11S y el Katrina son una señal. ¡Toma ya! ¡Venga! Desde luego no se puede ser más oportuno pero me gustan más las imágenes subliminales del clásico de Zack Snyder. Me siento mejor al descifrarlas a ritmo de Johnny Cash.

Efectivamente la fotocipiadora ha funcionado muy bien, han añadido la cámara en mano, y nos han hecho olvidar al actor trash más genial de la historia: ¡David Warner! (¡si! ¡Perros de Paja y una filmografía que es un pozo sin fondo de los productos más genuinos y delirantes del fantastique de los setenta y ochenta) El precio a pagar es una nueva humillación de actores británico que antaño pertenecieron a la qualite, a las películas de Ivory y Merchant: ¡David Thewlis! ¡Michael Gambon! Es una experiencia única ver a Michael Gambon en papeles cada día más delirantes. Y lo de Thewlis, desde La Isla del doctor Moreau (la del 95 claro) es el número uno en bordar papeles histriónicos y semirídiculos.

En resumidas cuentas este producto está muy bien fotocopiado, y la fórmula aún se sostiene. Todo es muy correcto, y destaca la incorporación de Mia Farrow en un papel que esconde una bromita sarcástica a costa de la actriz y su pasado polémico en su interior ¿diabólica casualidad? Damien juzgará. Ellos solos, y los trucos modernos ayudan a proporcionar nuevos sustos al espectador. Ahora, sería interesante que en sus remakes Hollywood explorara nuevos caminos. Quizá es una fase más pero este remake está modernizado y algo más edulcorado. Pero lo dicho, bien copiado. La nueva aparición del Maligno se suple bien, aunque uno se lamenta que el clímax final sea tan acelerado y repentino. Pero en los créditos finales vuelve a sonar el Ave Satani, y sabemos que el guionista ha evitado caer en el pecado, en la tentación de travestir de felicidad impostada porqué los tiempos son convulsos (aunque de eso ya nos habíamos dado cuenta, gracias) . Y bueno se echa de menos alguna broma cínica a costa del Diablo, en una película que nace con vocación de entretener y poca cosa más, sin ofrecer demasiado clima y optando por el esquema tradicional del susto, y se pierden muchas de las virtudes del original, como la emoción de la odisea detectivesca, y el entrañable actor citado ahí arriba pero al menos eso se logra olvidar. Se merece una crítica tan poco seria como lo es ella en el fondo: un calco al carbón hecha por alguien que no sabe dibujar, pero si copiar. Y ahí, haciendo trampas y engañando a las nuevas generaciones que no saben absolutamente nada del original (quizá se enteren por los extras de la futura edición especial) y creen que ese dibujo es más que digno, y hasta inusual. Solo espero que la broma no se repita con las secuelas, porqué ya en su formato original las secuelas no tenían ápice de gracia y Moore pasaría de ser un diablillo inofensivo a un auténtico bobo.
Image Hosted by ImageShack.us

En resumidas cuentas, sino la van a ver hoy y al salir su reloj no permanece parado a las seis, y no tienen más bromitas relacionadas con el sexto número, pueden reservarse la anécdota para otro día, alquilar la original, e investigar un poco sobre porqué Richard Donner está condenado a ver sus logros remakeados en vida, y qué nadie le deje sacar tajadas del pastel (otro día hablaremos de Carpenter, ya me he dado cuenta de que él "fue" antes). Ironías de Hollywood. O de su mismo aquelarre fílmico que ahora se rebela contra él. ¿Surgirá pronto en la blogosfera una iniciativa interactiva para jugar a las siete diferencias entre original y remake?

La Profecía (original de 1976)


La Profecía (remake de 2006)


Creo que ver los dos tráilers es más elocuente que tratar de formular críticas. De nuevo las imágenes hablan por sí solas.

2 comentarios:

Noel dijo...

Me alegra que por lo menos sea divertida e inofensiva. Con lo bien que empezó el verano (¡Tom Cruise!) y lo mucho que está bajando el listón (¡Da Vinci! ¡Jean Zzzzzzzzz.... Grey!). Esperemos que Superman y los coches de Pixar arreglen un poco las cosas en julio.

Anónimo dijo...

hola enhorabuena por la critica de la profecía, extensa y bastante acertada. ¿podria publicarla en la portada de www.muchocine.net? si quieres escribeme a webmaster@muchocine.net