miércoles, noviembre 21, 2007

Una demostración de porque el archivismo bien entendido puede dejar de lado ciertas preguntas sobre la novela de género

La Internet Speculative Fiction Database es la mejor cosa que le ha pasado al Desprejuicio como forma de Amor Literario. Bajo toda colección recopilatoria de sabiduría puede esconderse un discurso, no lo digo yo, lo dijo Foucault, y el de ésta base es más que interesante, porque asume tranquilamente que siendo archivistas se pueden ser muy útiles.

Vosotros, señores criados en la novela de género me dirán que les gusta mucho (y con toda la razón del mundo) ver ahí a sus dioses: Alfred Bester, Warren Ellis o Tim Powers. Les cuento: una de las cosas que más me ofendió de Babylon 5, era al guiño al primer autor citado ahí arriba. No creo que el guiño tenga una intención pero si supone una representación: el fanático de la ciencia ficción de los años noventa, era un hombre que consumía materiales relativos a eso. Así la serie quedaba retratada en ese guiño: el sueño húmedo de un nuevo Star Trek. Por decirlo de algún modo no hay mucha diferencia entre París no se acaba nunca de Vila-Matas y Babylon 5: son nostalgia mal entendida. Los recuerdos, lo sabemos, suelen confundrilo todo. Y la serie fue eso, un granito de arena más a la guetización de la ciencia ficción, orgullosa por sus plebeyos, claro. El lector de ahora, debe ser consciente de que el paisaje que cultivaba Bester no es, precisamente, el de la ciencia ficción sólo. Hay alrededor suyo un montón de autores y una geografía infinita llena de variaciones e influencias.
Pero yo que no soy avaricioso ni presumido les diré unos cuantos autorzuelos, que posiblemente por su condición de no ser de género (esto es una cosa relativa a las librerías, me protestarán y yo les diré que sí pero no todo es tan sencillo) , habían ustedes esquivado con alguna excusa barata. Pues nada, tomen nota, señores:

John Updike.

Vladimir Nabokov
Philip Roth.
JM Coetzee.

Durante mucho tiempo he defendido con amor e ilusión la injusta exclusión de Philip K. Dick de cualquier reconocimiento mayor. Pero este discurso es bastante oportunista y hasta generacional si sólo se enfoca así: ¿podría ganar Coetzee, ahora, el Philip K. Dick Award si escribiera Waiting For The Barbarians? ¿podría acaso ser tenido en cuenta DeLillo con obras maestras como Mao II? Pensemos sobre ello: estos autores parecen condenados a unos circuitos en los que no se les permite la entrada. Desde el género, siempre se mira a la literatura que no está en una estantería que pone ciencia ficción como algo culto e injusto, pero nadie se da cuenta que hasta en la maldita Wikipedia la influencia clave de Alan Moore no es otra que Thomas Pynchon. ¿Por qué en estos casos nadie habla de violencia de género? ¿Por qué a ningún fan fatal de Dick le salen los colores por no haber leído Tlön, Uqbar, Orbis, Tertius?


Olvidad las expresiones señores, vuestra conciencia undergrounder y vuestra conciencia de maravillados chefs, porque al final de la historia ésta de la literatura y la imaginación nos vamos a dar cuenta de una verdad terrible: esto de la exclusión siempre fue cosa nuestra, lectores que confunden discurso con ideario torpón.

11 comentarios:

J. Alvargonzález dijo...

Esto, más que escrito, necesitaba ser GRITADO.

Tones dijo...

Magnífico y necesario. Propongo que nos hagamos eco de esto todos los que presumamos de tener blogs con dos dedos de frente.

Portnoy dijo...

Olvidaste Salman Rushdie... casi toda su obra aparece mencionada, a través de las etiquetas fantasía y realismo mágico. Lo busqué porque Furia contiene una novela de ciencia ficción en su interior.
Un hallazgo la base de datos.
Saludos

IAMHATE dijo...

Habria que ver primero si a Pynchon, Coetzee, Nabokov o Updike les haria la mas minima gracia que les pusieran en el estante de la ciencia ficcion. Me da a mi que para nada. Cuando uno de esos LITERATUCHOS que hacen novela "seria" les da por "soltarse la melena" y hacer algo minimamente de genero ya estan los babosos aplaudiendo las piruetas tontas y las cabriolas innecesarias, cuando la mayoria de las veces no hacen nada mas que repetir ideas con decadas a sus espaldas. Claro que como esas ideas se dan en generos menores... Dejemos el guetto como guetto, que asi esta muy bonito.

PD: Borges SIEMPRE cultivo genero, y bien orgulloso que estaba de ello.

Alvy Singer dijo...

Pynchon es fan confeso de Borges, Updike un reivindicador de Lemony Snicket y así podrá seguir, porque usted parece considerar la ciencia ficción como una religión y las ideas, un patrimonio histórico. Borges leía con el mismo amor a Whitman y Leblanc (y Stevenson, Chesterton, Wells o Kafka) sin que le importara que pensaría X sí. Porque la literatura no es un género, querido Iamhate, no es una cosa ideológica más allá de las letras, no es una disciplina en que la actitud intelectual mide la validez de una obra.

Y sino lea Las Brujas de Eastwick y me busca una fantasía heroica, UNA JODIDA SOLA, que contenga párrafos más bellos. Lo espero, con sinceridad se lo digo.

Vigalounge dijo...

Alvy, cuando le hable de lo que me contó Castelli acerca de los errores de la "venganza de la cultura popular" se va a emocionar.

IAMHATE dijo...

No me refiero a que lo leen sino a en que cajon se meten ellos mismos. Yo a Borges lo adoro y he tenido la suerte de leerme los cinco volumenes de su produccion literaria integra. Creo que sus juicios son muy prematuros porque yo tambien me he leido V, El arco iris, Ada y el ardor, Lolita, Esperando a los barbaros, etc etc... Literatuchos lo empleo como revulsivo a lo que han sido decadas de poner a parir a cierto tipo de autores, ta es hora de que sufran un poquito desde sus altares de paja. Y si no, lea lo que dice RAW en la segunda parte del Martillo cosmico, lea lea.

J. Alvargonzález dijo...

No, si el problema es ése. No le den más vueltas. Creer que en el gueto se está mejor. Pensar que hay unos y otros. Ellos y nosotros.

Así nos luce el pelo, oiga.

Alvy Singer dijo...

Ha leído usted a Pynchon. ¿De qué altares de paja habla? Sus lectores se pueden contar con los dedos de mi mano. ¿Esto de la literatura de género es una guerra librada en un barrio simbólico de clases? Perdone que le diga pero no. Y si ha leído Ada o el Ardor, que es el homenaje más puro de Nabokov a Borges no sé qué espera. ¿Qué hagan una tarea que sólo pertenece al lector? ¿Qué se vayan de esa paja, que en el peor de los casos les impide llegar a otros autores por ser “cultos”?

Repito la pregunta: ¿qué castigo divino merece el escritor por no desempeñar labores que son propias de la crítica y el público? Ninguno, le respondo.

¿Me busca algún párrafo de una fantasía con brujas superior a cualquiera de las Brujas de Eastwick y me lo enseña? Lo digo porque ya verá como no todo se reduce a una interpretación feroz de cosas que nada tienen que ver con la literatura y sus autores. Ya verá ya. Por mis huevos guerreros.

paolo2000 dijo...

Siento ser tan redundante pero vaya post mas necesario. Usted ha dado en la clave de sacudirnos el victimismo de genero que tanto adolecemos. A ver cuando nos damos cuenta que los generos son etiquetas que se inventaron los libreros para ordenar los libros y por puro afan de orientación. Cierto es que los generos presentan ciertos codigos y estructuras (Policiaco, ciencia ficcion, existencialista-torturado, costumbrista-bakala, etc...) pero de ahi no se puede inferir nada sobre una obra en particular o sobre un escritor. Hay gente que lo hace bien y gente que lo hace mal, te puede gustar una cosa u otra pero no se deben establecer correlaciones causales de calidad:

-- Tematica ciencia ficcion = basura o maravilla

-- Subjetivismo = coñazo o sublime obra maestra


o vaya usted saber las combinaciones.

Mi modesto punto de vista:
HAY GENTE QUE ESCRIBE BIEN Y GENTE QUE ESCRIBE MAL.

PS: Lanzo un desagravio al sci-fi fandom para PD James (Children of men) y McCarthy (The road)

ps2: alguien ha podido con Pynchon ? Tengo el arco d ela gravedad pero no puedo con el...

Anónimo dijo...

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . H e l l o . . . N i c e . . . B l o g . . . P U S H . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .