lunes, julio 17, 2006

ZONA CERO, AÑO UNO (II)

Image Hosted by ImageShack.us
Al hilo de lo que dijimos el otro día el diario argentino Página/12 nos regala con su suplemento Radar Libros un reportaje dedicado precisamente al nuevo mapa literario pos11S y quizá antes. Este debate, tal y como han dicho, tiene su semillita en la estupenda discusión generada en El Lamento de Portnoy acerca de Submundo de Don DeLillo.

El encargado del asunto es Benjamin Kunkel autor que junto con Jonathan Safran Foer o Nicole Krauss engloban la parte más joven de la llamada Generación Quemada. Es autor de una novela aún no publicada llamada Indecisión y tiene un 69 de media en MetaCritic (es recomendable leer el conjunto de reviews por si el libro les llama la atención). Edmundo Paz Soldán se hacía eco de esto en su blog, regalando un imprescindible texto pero, aviso, lleno de spoilers cuando reseña la novela en cuestión.

Tal y como le mencionó Francisco Ortiz en los comentarios, Kunkel le da cita:
"Podría ser que, como Russell Banks, uno quiera atacar el persistente racismo de Norteamérica y la vanidad moral de sus radicales blancos. "

Señala Kunkel la presencia del terrorismo como elemento pero sin embargo rara vez la literatura norteamericana se ha ocupado del terrorismo islámico (hasta ahora):
"La gran Caballos desbocados (1973) de Yukio Mishima probablemente tiene más que decir, por sus implicancias, sobre Al Qaida, que cualquier novela escrita por un norteamericano –y aun así, cuando encontramos a sus jóvenes asesinos fanáticamente preocupados por la pureza religiosa y atorados de odio hacia la modernidad occidental injertada en su vieja cultura japonesa, sólo podemos identificar parecidos sobre lo que ya conocemos"

Decía Portnoy que la gran novela del 11S no iba a ser de Don DeLillo sino del que según Easton Ellis es el DeLillo de su generación, Chuck Palahniuk. Pues parece que va ser otro, un libro del que ya hablamos.

Exacto, Terrorist de John Updike, es en palabras fresanianas:
"De ahí que [....] –que quizá debería haber escrito Don DeLillo– sea también una inequívoca novela marca Updike donde tres personajes principales se relacionan, se cruzan, se juntan y se separan como en un minué peligroso donde lo que rige las reverencias y giros es la pasión primera y original"

Artículos Relacionados:
-Ojos Bien Abiertos por Benjamin Kunkel.
-¡Terror! ¡Terror! Reseña de Terrorist por Rodrigo Fresán.
-Tan fuerte, tan cerca revisada por Milo J. Krmpotic.

7 comentarios:

Miguel Ángel Muñoz dijo...

¡Qué entrada! Un placer para todos los amantes, como yo, de la literatura norteamericana. Se agradece, Alvy. Se deleita uno, además, pensando en disfrutar con todos los enlaces presentados.

solodelibros dijo...

Excelente comentario. Quizá de todos los escritores citados (y Palahniuk es uno de mis preferidos) sea Updike el mejor preparado para tratar ese tema.

Francisco Ortiz dijo...

Pues el libro de Updike lo reservaría yo de inmediato: espero que sea incisivo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Impagable, Alvy, impagable.
Una maravilla.

Alicia Liddell dijo...

Admirado Sr. Singer: Su último texto ha provocado mi extravío. Quiero decir que he ido pinchando todos los enlaces y ahí se me ha ido la mañana.

El principio de la tarde ha sido preparar una lista de la compra.

Afortunadamente -para mi estabilidad laboral- hay poco trabajo estos días y no se ha notado demasiado que he estado hozando cual puerco entre las trufas en su magistral post.

Mauricio Salvador dijo...

Alvin, yo ya no me siento tan a gusto con Página12 y sus reseñas de tres por cuarto. Creo que Rodrigo Fresán, aprovechando que sólo él y otros dos están al tanto de lo que pasa en los Estates, parafrasea lo que puedes leer en buenos artículos, reflexivos, sin la adrenalina que corre por la vena periodística de Fresán. ¿Leíste lo que escribió sobre Everyman? Nada.
Por otra parte, alguien debería escribir sobre este círculo obsesivo de jóvenes escritores judíos escarbando una y otra vez la misma herida. En fila Nathan Englander, David Besmozgiz -o como se escriba- y así. Aunque me parecen más sólidos Kunkel y Foer. Kunkel es editor de NplusOne -la estrenada competencia de The Believer- y Foer parece bastante serio. Su hermano, Franklin Foer, es editor de The New Republic.
Un saludo.

j. dijo...

Terrorista no me pareció particularmente notable. Es entretenido, pero no soberbio. Creo que Fresán exagera.