domingo, agosto 28, 2005

EDUARDO MANOSTIJERAS.: Nieva soledad en mi corazón

Eduardo Manostijeras.
(Edward Scissorhands, 1990).
D.: Tim Burton.
G.: Caroline Thompson según un argumento de Tim Burton y Caroline Thompson.
I.: Johnny Depp, Winona Ryder, Dianne Wiest, Alan Arkin, Anthony Michael Hall, Kevin Olivieri, Vincent Price.
Duración.: 105 minutos.

Image Hosted by ImageShack.us
Tim Burton decidió lanzarse tras el inmenso éxito de Batman y rodar otro film personal. Para m´í su mejor película, al menos la más perfecta en todos los sentidos, y sin duda alguna uno de los clásicos modernos de los años 90.

Por aquél entonces, Burton era un director a contracorriente con muchas cosas que decir. Lo primero que hizo fue contar la historia de su vida, en un bello cuento de hadas. Eduardo Manostijeras es una visita a la villa Burton, y es quizá la mejor visita para cualquier cinéfilo.

Gracias al apoyo de Fox , Burton goza de una libertad creativa para narrar lo que en principio parece una relectura de Frankenstein teñida de cuento de hadas. Y en cierta medida lo es, pero no del todo. Eduardo es el alter-ego de Burton, y eso es algo que encarna perfectamente un magistral Depp contenido, sin excesos y conmovedor en su papel de "freak" entrañable de corazón mas humano que todos. Eduardo es un ser incomprendido que vive en un castillo gótico, y cuya visión de la vida choca con la hipocresía de doble moral que representa la en aparencia alegre población que está anexa a su castillo.

Se observan los paralelismos de un joven Tim Burton chocando frontalmente contra la sociedad americana. Pero además cumple estéticamente, observando un dominio visual y una creación de mundos muy personal, en un cineasta que narra a gusto, sin concesiones de ningún tipo.

Los personajes están perfectamente definidos. Desde las mentes conservadoras del pueblo que tratan al principio a Eduardo como un mono de feria, para después marginarlo injustamente, hasta Eduardo el ser más humano que pulula por la película, junto a Kim la adolescente incomprendida. La madre Peg, también resulta muy huamana en ese universo que tan bien satiriza Burton.

Pero a pesar de la denuncia social, el film no olvida lo que es. Es un cuento de hadas. Y respira magia. Y contiene mucha magia, y mucha belleza estética en secuencias como el baile en la nieve. La nieve, el estado de ánimo del protagonista y la representación de su mundo peculiar y único, es el motor conductor estéticamente hablando del film. Burton sabe como crear su atmósfera de magia a través de un estilo gótico y siniestro que se hace extrañanamente bello.

La precisión y la simetría, en cuanto a historia está presente en todo el film, igual que las grandiosas interpretaciones del ya citado Depp, de la mejor Winona Ryder (cuando trabajaba con Coppola o Allen), o una como siempre excelente Dianne Wiest. Inolvidable y entrañable por méritos propios, resulta el último papel de Vincent Price antes de fallecer. Su papel de inventor y creador, resulta uno de los mejores de su carrera, dado el carácter bondadoso que tiene su propio personaje.

Otro de los elementos más emblemáticos que ayudan a dar más vida al film es la estupenda música de Danny Elfman. La melodía de Eduardo, famosa por ser utilizada en los anuncis anuales de loterías de navidad, que auna coros de niños con música navideña y toque gótico tipicamente Elfman es poco menos que maravillosa y exquisita. Bo Welch compone un genial diseño de producción y Stefan Czapsky una preciosista e irreal fotografía.

Image Hosted by ImageShack.us
Burton se rodeó de los suyos para crear un film que tiene un perfecto equilibrio entre su mensaje ético y estético. Un maravilloso cuento de hadas sobre la intolerancia, y el mejor Burton hasta el momento. Libre creativamente, pero a la vez equilibrado en su función cinematográfica, tanto en el plano visual como el argumental. Para no olvidar.

Puntuación.: 10.

1 comentario:

CarLa dijo...

No tengo palabras...un gran cuento de hadas, estoy contigo..Felicidades otra vez por tu gran descripción sobre esta peli tan maravillosa ;)

Besos!

CarLa