miércoles, agosto 17, 2005

EL ÚLTIMO HOMBRE,: El último gran film de Hill

El último hombre.
(Last Man Standing, 1996)
D.: Walter Hill.
G.: Walter Hill inspirado en el argumento de Yojimbo de Akira Kurosawa y Ryuzo Kikushima.
I.: Bruce Willis, Christopher Walken, William Sanderson, Alexandra Powers, Leslie Mann, Bruce Dern.
Duración.: 94 minutos.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Cuanta grandeza respira esta versión de Walter Hill de su peculiar Yojimbo. Con un pie en uno de sus maestros ,Peckinpah, y el otro en Leone, Hill narra como nadie. Sabe crear climas de violencia auténticos. En el fondo toda su filmografía es un irrespirable western de gotas noir.

Ahí tenemos Límite : 48 horas o The Warriors. Este film, fue por desgracia ,su última obra redonda, épica y coherente. Es una historia de genuino sabor "pulp" narrada con tal vigor y gracia que es imposible no apreciar sus virtudes. Poblada por tipos duros, El útlimo hombre es uno de los mejores espectáculos que he presenciado en mi vida.

A un pueblo de la frontera de Jericó, llega un hombre llamado John Smith con un pasado oscuro a su espaldas. Dos bandas enfrentadas, y ganas de sacar el dinero. Básicamente el argumento de la genial Yojimbo ya reciclado en la no menos genial Por un puñado de dólares.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Deconstruyendo estos mitos, tomando como arquetipos con personalidad los personajes, conseguimos un film sugestivo. Pero si además le regodeamos de esos climas de violenta tan axfisiantes, emocionantes y epicos, que sólo Hill sabe crear nos encontramos ante un gran film. Además uno disfruta con la narración en off de su antiheroico protagonista. La fotografía retrata muy bien el escenario polvoriento y axfisiante del pueblo , la música de Ry Cooder estupenda, y el duelo entre Christopher Walken y Bruce Willis es único.

Image Hosted by ImageShack.us
El último hombre es la confirmación de la maestría, nunca reconocida ni vista del maestro Hill, un experto en hacer cócteles de géneros para crear su peculiar visión del western. Nunca es casualidad que Peckinpah fuése su maestro. Imprescindible.

Puntuación.: 9.