miércoles, agosto 24, 2005

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS (David O'Russell ) : Casualidades de la vida

Extrañas coincidencias.
(I heart Huckabees, 2004)
D.: David O. Russell.
G.: David O. Russell y Jeff Baena.
I.: Jason Schwarztmann, Dustin Hoffman, Lily Tomlin, Mark Wahlberg, Jude Law, Naomi Watts, Isabelle Huppert, Kevin Dunn, Ger Duany, Tippi Hedren.
Duración.: 106 minutos.

Image Hosted by ImageShack.us
A partir de ahora, debido al horrible título español le llamaremos a éste film como pertoca, I heart Huckabees. Se trata de una comedia existencial bastante desigual en demasiados aspectos. Por un lado posee una inteligente premisa y trasfondo, grandes momentos pero otros donde el espectador se encuentra perdido en un mar de extrañeza .

Así empieza su protagonista, un joven ecologista que acude a dos detectives existenciales para que resuelvan su duda, él vee una relación en unas coincidencias con un alto hombre de color en 3 sitios diferentes. A partir de aquí bomberos que odian el petroleo, la modelo que está harta de ser mas que una cara bonita, cristianos hipócritas, padres despreocupados, balones rojos, mantas mágicas, francesas oscuras, y demás elementos ciertamente particulares se van a dar cita en una película que si es original pero que no termina de cuajar con el espectador, ni en ella misma sola.

No es que se deba limitar a la comedia a los gags continuados, pero es que el sentido del humor de esta película es demasiado frio y aséptico a pesar de tener un gran reparto , no deja de ser una clase de filosofía muy recomendable más que muchos de los libros que plantean.

El principal problema de esta película es que aun falta "suavizarla" en exceso. No es que sea demasiado compleja o críptica, sino demasiado extraña y demasiado intelectual para ídems, por lo tanto fracasa en su intento (suponemos) de ofrecer una version refrescante de los temas existenciales. No por ello voy a pedir a su cineasta o guionista que suavizen su mensaje, o su profusión de enorme inteligencia. Lo que ocurre es que hay cosas que son muy inteligentes como las ideas de esta película, pero que llevadas a cabo se hacen con menor inteligencia, y todavía menos gracia decantandóse demasiado al intelectualismo enfrascado y a la sensación de perplejidad.

Sin embargo el film contiene virtudes tales como su excelente reparto en unos grandes papeles, es por ello que a O. Russell le felicitamos tiene un magnífico plantel y además hace una magnífica dirección de actores. Todos maravillosos. Jude Law, Mark Wahlberg, Dusitn Hofmman, etc... se autoparadian con contención y bordan sus personajes. Lo de la narrativa y la comedia, ahí falla. En la sala que visioné hubo deserciones y es que es comprensible porque se "pasa de listo " al querer dar una encomiable e inteligente clase existencial para el espectador.

Pues lo que ocurre es que le ha quedado una clase para filósofos con sentido del humor. Y eso es un problema, mucha gente se quedara incrustada en el humor surrealista que redondea esta comedia que decae en su narración en una cierta sensación plúmbea a pesar de ser un productor de trasfondo y mensajes muy inteligentes, como es el optimismo vital, pero estar elaborado con menos inteligencia, hay fallos de narrativa y falta sobretodo más humor en los diálogos, mas frescura, mas sensación de comedia.

O. Russell se ha quedado a medias, en la sonrisa profusa de inteligencia y el excesivo intelectualismo que adorna un producto tan extraño como su título, que habla de las casualidades de esta vida son sólo parte.... consciente de la misma. O. Russell es además decididamente pop en su clase de filosofia, y tiene una ingeniosa utilización de Shania Twain (magnífico gag) y lo que es visualmente la obra tiene sus puntazos pop pero el film en si no acaba de despegar del todo.

No es que sea una sucesión de carcajadas, vas sonriendo en muchas ocasiones pero al acabar te quedas tan extrañado como su protagonista al principio. Vas dandole vueltas y vas viendo que el mensaje tenía un gran jugo, y que desde luego, otra cosa no, pero la película es original a rabiar, ciertamente tiene un estilo propio que no parece que vaya a ser imitado.

Tan sólo por su mensaje, y por la gran lección de filosofía que supone se merece aprobar con creces, eso sí como comedia redonda le faltan bastantes tantos. No obstante, esta comedia existencial es bastante agradable en un panorama lleno de adolescentes de eyaculación precoz, y juergas universitarias.

O. Russell si repitiera en este estilo único que presenta en esta película podria llegar a ser un magnífico filosofo cotidiano. Su primera obra le ha quedado mas filosófica que cinematográfica, con un poco más de atino hubiése logrado una gran comedia, de las que marcan un antes y un después, rebosante de inteligenca y además muy buen humor que la ligerezen.

Image Hosted by ImageShack.us
Pues eso los filósofos en general se lo van a pasar pipa visionando esta comedia existencial, original hasta la extenuación pero que no termina de encajarse bien dentro de la comedia propiamente dicha.

Puntuación.: 7.