miércoles, diciembre 28, 2005

LA INTÉRPRETE: El regreso del mejor Pollack.

La intérprete.
(The Interpreter)
D.: Sydney Pollack.
G.: Charles Randolph, Scott Frank y Steven Zaillian según un argumento de Brian Ward y Martin Stellman.
I.: Nicole Kidman, Sean Penn, Catherine Keener, Yvan Attal, Jesper Christensen, Earl Cameron, Sydney Pollack, George Harris, Michael Wright, Maz Jobrani, Tsai Chin.
Duración.: 120 minutos.

Image Hosted by ImageShack.us
Sydney Pollack regresa a la dirección con un thriller que tuvo como principal reclamo aparte de sus dos intérpretes protagonistas, el haber logrado estar rodada en la propia ONU, y que supone un regreso de Pollack al terreno que mejor domina, y donde nadie le gana.: el thriller de transfondo más o menos político.
Los 3 días del Cóndor, La Tapadera son dos ejemplos de lo bien que se le da el dominio de éste estilo donde se revela uno de sus principales valedores, fallecido Alan J. Pakula su otro claro exponente.

El problema de éste thriller es que es en exceso previsible. El guión propone un excelente desarrollo pero la idea del punto de partida ya da muchos indicios de la solución final, de manera que aunque hay momentos gran tensión , Pollack olvida que el suspense también tiene que ser esencial para que una intriga termine de encajar en el espectador. Si aceptamos estas tramas del guión, el resto es bastante completo. La intérprete no presta demasiada atención al dinamismo que tanto inunda al cine actual, y se opta por profundizar en los personajes, así el film se revela un drama sobre venganza que el guión maneja muy bien.

El film empieza con un leit-motiv un tanto clásico, y hasta manido por muchas de las producciones de Hollywood a lo largo de los años. Una traductora de la ONU, Silvia Broome escucha una conversa donde se amenaza con asesinar a un importante mandatario africano que va a dar un discurso para defender sus actuaciones represivas y no ser juzgado por crímenes contra la humanidad. Inmediatamente Tobin Keller, eficaz agente del servicio secreto se encarga de investigar estos sucesos.

A partir de esta manida premisa Pollack tiene bastante maestría y efectividad en rodar un thriller en exceso marcado por una trama fácilmente adivinable. Eso sí, no cae en los excesos y se muestra mesurado. Así nuestro agente del servicio secreto no se va a convertir en un superhéroe, y siempre ralla en la corrección. El problema está en su dominio del argumento conspiratorio que aunque está bien nunca llega a ser en exceso opresivo para el espectador, y si que tienen mucho mayor calado la reflexión que propone sobre si la ONU es el mediador encargado de solucionar y privar las guerras, o el tema de si la venganza es la solución para curar una perdida.

Los actores se muestran todos excelentes. Sean Penn y Nicole Kidman aportan un rostro y una alma perfectas para sus dos personajes torturados sin caer en los excesos ni en las sensiblerías, y resuelven con modélico ejemplo su reto, y ambos transmiten a la perfección sus personajes.
Image Hosted by ImageShack.us

El final del film es muy agradecido porque se muestra plenamente coherente y no cae en ningún exceso hollywoodiense. Pollack crea escenas de gran tensión como la del autobús, que van en consonancia con el drama melancólico que rodea al film. Por todo ello, La intérprete es el regreso al cine del mejor Pollack que se muestra contenido y eficaz.

Puntuación.: 7,5.