lunes, abril 02, 2007

Decrankstrucción

Image Hosted by ImageShack.us
Imposible explicar Crank desde una óptica que no sea la de John Tones. Ahí ya se dijo todo lo que se debía y tenía que decir.

En la revisión de Crank uno cae en los descuidos, porqué al igual que GTA esta es una obra mucho más veloz que la vida y el espectador, y es la similitud conceptual entre la propuesta de Neveldine/Taylor y la excelente Slither de James Gunn para el fantástico. Pero Crank propone un enunciado que va mucho más allá de Gunn e incluso de las piezas angulares de la postmodern action movie elaborada por Shane Black: Crank muta y canibaliza al lenguaje cinematográfico como todas las drogas bastardas que consume su protagonista.

Si el protagonista de El último gran héroe veía sus tópicos (conocidos todos por él/nosotros) hechos realidad, el dueto mágico abandona la puesta en evidencia del lugar común para posterior reafirmación.: convierten el delirio impensable en algo imaginable. La persecución con felación era hasta ahora algo posible dentro de los márgenes del bajo presupuesto o de la spoof movie. Armoniza con naturalidad elementos demasiado encasillados en el ligamiento del género (como Slither ) pero a través del filtro GTA: que el villano fume hábanos, sea latino y se llame Carlito (obvia colleja paciniana) no les lleva mucho tiempo. Porqué no queda, porqué es efímero y lo que importa es la carrera. Y en ese final esta película se revela hermanita gemela de otro juguete igual de rabioso, Domino, pero con el pulso de los alumnos aventajados.

5 comentarios:

Gas Snake dijo...

Me apunto esta movie a mi lista de "próximos visionados".
Un saludo, Alvy.

Tones dijo...

La película del año, sin duda.

Jaime Lorite dijo...

"Crank" es una de esas películas que hay que verlas para creerlas. No es que me pareciese buena, aunque reconozco que me lo pasé en grande viéndola.

Un saludo

Mycroft dijo...

La reservo desde hace eones para verla con los colegas y una botella de bourbon.

Señor Toldo dijo...

Completamente de acuerdo. Y es que la mesiánica Domino ya está dando sus primeros frutos, y de qué tamaño, oiga!

Tema aparte es que Jason Statham es la mejor PRESENCIA del momento. Tendría que salir en Die Hard 4 (en vez de en esa otra) maldita sea!