miércoles, abril 18, 2007

The Siege

Image Hosted by ImageShack.us
Spoilers go included

Anoche Antena 3 emitió Estado de Sitio una de esas películas del cineasta políticamente ideal Edward Zwick que ha tenido relevancia por su carácter pre-11S total (Nueva York, atentados, malvados árabes). Yo siempre he sostenido que realmente esta es una de las pocas cintas ideológicamente fuertes y demostrables que se han rodado, de verdad, y que a diferencia de los subproductos no tiene un marcado carácter de arquetipo o distancia irónica, pero yo creo que su pecado mayor no estriba en ser ideológicamente disidente sino en ser ideológicamente falsa-dente y disfrazar su racismo implícito.

Slavoj Zizek escribe en su Violencia en acto:
"La conocida historia, contada una y otra vez, sobre la definición de negro que dio, hace un siglo, la Corte Suprema de los Estados Unidos: todo aquel que tuviera aun un mínimo de sangre afroamericana; 1/64 de ancestros era suficiente, aunque la apariencia fuera totalmente blanca. ¿Cuál es el error en la apasionada referencia a esta historia y a otras similares, que suele acompañarse de exclamaciones como ¡Ves, eran peores que los nazis, para quienes contabas como judío solamente si 1/4 o más de tus ancestros eran judíos!? Concentrarse en el exceso vuelve automáticamente aceptable una forma más moderada de exclusión racista, por ejemplo, solamente 1/4 o 1/3 de sangre afromaericana."

Así tiene en consideración ese sabio de la hipocresía cinematográfica su concepción de lo que él llama "las películas que deberían hacerte pensar". Samir no sólo resulta ser el traidor sino que mata a Sharon, la operativa de la CIA que, cuando se declara la ley marcial en Brooklyn, le ha ocultado. El personaje de Bruce Willis (William Deveraux) no es nunca más que el traidor-inesperado, nunca un villano de verdad, de hecho su intención analizada con cuidado no es más que la de vencerle la partida a otros organismos de defensa estadounidenses (los federales, la CIA) que la que da miedo y es verdadera, el poder (léase: our freedom). Para ello ya están alternadas las secuencias de rezo/destrucción e introspección de su protagonista (un sacrificado e heroico afro-americano). Más significativo es el personaje de Frank Haddad: moro si, pero del FBI también con lo que la seriedad y el clima dramático deliberadamente serio resultan ideales para hacer pensar al espectador medio alejado de racismo. El mainstream, supongo.

4 comentarios:

Mycroft dijo...

What if:
The Siege dirigida por Costa Gravras.
Denzel Whasington investiga al militar Bruce willis por unas presuntas desapariciones de sospechosos. Averigua que algunos han sido lanzados al atlántico desde elicópteros de combate por orden de un tan "Guerrero".
En esto que se monta la de Cristo es Rey, con el estado de sitio de por medio. Denzel debe intentar posponer sus escrúpulos morales y trabajar con un Willis que esta emparanoiado y cree que los terroristas están envenenando el agua con fluor.
Anette Benning ejerce de florero.

Mycroft dijo...

Elicópteros. Merezco la muerte por crímenes contra la ortografía.

JohnTrent dijo...

Buf, esta la vi cuando aun alquilaba peiculas, es decir, hace unos años. La recuerdo regular, no muy destacable. ¿Algo aburrida?.
Causo mucha polemica con lo del estado de sitio y con Bruce Willis poniendo jeta de facha toda la pelicula...pero ya esta.

Jaime Lorite dijo...

A mí no me gustó mucho "The Siege". Entretenida, y poco más. La vi hace un par de años, y ya la tengo prácticamente olvidada.