miércoles, abril 11, 2007

Hume on the shore

Image Hosted by ImageShack.us
Como dormía, me he perdido el instante en que el autocar ha cruzado el enorme puente que cuelga sobre el mar Interior

En el octavo episodio de la irregularísima season 3 de Lost, Desmond David Hume, seminal personaje construido en base al arquetipo del héroe romántico, vive uno de los mejores flashbacks necesarios (vale, los flashbacks ralentizan un montón la acción: yo predije la movida de lo rídiculo de Hurley y su infancia un capítulo antes de que ocurriera... de broma) en formato de déja vu. Esta forma que ha tenido la serie de darse la vuelta (y aplastarse en su realidad-sueño) en su matiz misterioso ha sido estupenda pero sobretodo lynchiana en un sentido bellamente onírico, aunque yo creo que la serie de Abrams & Lindelof parte más de Borges y Bioy pero esa es otra historia.

En Kafka en la orilla, sus protagonistas son presas del traslado. El detective sexagenario y metafísico y el joven quinceañero que escucha canciones de Radiohead son hijos de una era dónde la noción del tiempo, espacio y percepción se han perdido al completo. El acierto del octavo episodio es el de estar narrado como si se tratara de un alternate universe al uso pero usando la gondryana (y kaufmiana) táctica de los recuerdos en formato de huracán. La experiencia de leer Kafka en la orilla es muy parecida a la de ver Inland Empire: aunque gradualmente sabemos que estamos (conscientemente) en una obra del autor (y ya vamos preparados) a medida que avanzamos página por página terminamos olvidándolo todo y... ¿Despertando?

4 comentarios:

Enrique Ortiz dijo...

Y mira que en la segunda temporada tomé algo de manía a esta serie, Alvy, pero visto así, y leído su comentario, a lo mejor cambio... Excelente. Un abrazo.

Mycroft dijo...

Son las aparentes incoherencias, los enigmas inconclusos, la irrealidad vívida de la isla, lo que más me gusta.
La segunda temporada a mi me pareció increíble. Es una serie que se mueve como por mareas desconocidas. Si no tuviera esos capítulos de relleno que de vez en cuando endosan, sería perfecta...

Jaime Lorite dijo...

Me encanta "Lost"... ¡Pero todavía voy por la primera temporada!

Un saludo

Sandra dijo...

Un beso desde la orila :)