martes, mayo 01, 2007

Blue Harvest

Image Hosted by ImageShack.us
Dashiell Hammett fue el gran escritor moral de principios de siglo, por mucho que nos quieran convencer de que fuera otro. Su novela Cosecha Roja presentaba una radiografía del estallido moral de un país encubierta en forma de relato mafioseril y planteando también muchas de las futuras configuraciones del relato heroico, que continuaría de una forma astuta y distinta el contemporáneo Raymond Chandler por otra vena más abiertamente romántica.

Wayne Kramer ha hecho un díptico posmoderno de cine negro. Creo que es un acto de inteligencia creativa abordarlo desde perspectivas distintas. The Cooler era un acercamiento mas irónico a los climas morales de los antihéroes: Kramer abordaba con humor el clásico tema del triángulo amoroso y del perdedor destinado a ser aplastado por el poder. Running Scared propone el acercamiento por la via literal a la obra central de Hammett: pero una via literal emintemente posmoderna, entiendo la mixtura genérica como algo natural en este tipo de películas.

Tan inquietante y siniestramente poética como lo es El laberinto del fauno la cinta de Kramer consigue que a) los niños no nos parezcan estúpidos y b) las odiseas nocturnas scorsianas nos parezcan plácidos viajes hawaianos. En su dantesca recreación de la noche (rodada con la misma fuerza, atmósfera e inquietud del mejor Walter Hill) aparecen todos los personajes pesadillescos dispuestos a birlar la inocencia: el paso de la inocencia a la madurez queda perfectamente metaforizado en el chiste referencial de turno de John Wayne. Con la muerte de John Wayne, Kramer sella definitivamente un tipo de cine (el clásico) que ya no hace falta que reaparezca por las vias forzadas de la nostalgia: él es capaz de reinventar con los mismos planteamientos modernos de los grandes clásicos de antaño un cine neo noir para el mañana.

7 comentarios:

Noel dijo...

Mejor "Running Scared" que "The Cooler", dónde va a parar. Aunque sea una de esas películas en las que uno se debería marchar de la sala antes del epílogo ("Sunshine", por ejemplo, es otra).

Mycroft dijo...

Me la apunto!
Por cierto ¿se confía en lo nuevo de shainberg? Su "Secretary" y su "Hit me" eran dos bombazos de incorreción, pero un biopic con la kidman huele a domesticación...

Anónimo dijo...

Prima de "Crank" en cuanto a adrenalina. Esos personajes siniestros tran extremos en su caracterización y ese ambiente de partida de póker son brillantes. Aunque me hace gracia que con el nivel de posmodernismo hicieran el chiste de mastercard. Ah, claro, ya lo entiendo, le dan la vuelta y se ríen de ello ¿no? ¡si, claro, y qué más!

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Disiento. Me sorprendió y me fascinó el clasicismo de The Cooler. Ví esta con "great expectations", al decir de Dickens, pero me pareció una modernez llena de ínfulas y tiempos muertos que no decía absolutamente nada. El personaje del ruso era delirantemente absurdo y narrativamente macarra. Para salvar: la presencia hipnótica y sensual de Vera Farmiga, que ya me pudo, a pesar de su papel estúpido e inverosímil, en Infiltrados.

Francisco Ortiz dijo...

Comparto lo de Hammett, no tanto lo de esos dos filmes.

Rain (v.m.t.) dijo...

Resulta un tópico lo del cine clásico. Muchos cinéfilos sentenciasn que el cine "no es lo que era" . Creo que sí, que hay cine potentemente emergente, que no recicla sino que propone otras miradas, aún revisando los clásicos.

Salute.

Dr Zito dijo...

QUE-GRAN-PELICULA
Gracias por la recomendacion y el retrolink.