lunes, mayo 14, 2007

Fran-ZONE!


Jonathan Franzen es un tipo moderadamente inteligente. Nunca me ha interesado mucho lo que pueda decir y de hecho Cómo estar solo es un poco la confirmación de esa sensación. Sin embargo tiene un par de ensayos, sobretodo Para qué molestarse que ahondan un poco en su noción de la gran novela social. Me gustó mucho cuando habló de la gente antisocial y los lectores de ficción. El resto se demora en explicar obviedades, quizá por la grandeza de verlas tan claras, pero lo mejor de Franzen es eso y su maravillosa (y tonesiana) defensa de los Peanuts.

El otro tipo es Michael Chabon. Está arrasando con su nueva novela. Creo que lo merece más que nunca. Chabon escribió esa big big big novel que era Kavalier y Clay que a mi me gustó pero ya precavidamente: era un too much. ¿Esperabas al Messiah? Se dice el crítico y no me sorprende, su último trabajo huele mejor: un neonoir irónico y completamente postmoderno que funciona casi a modo de spin off de su pulitzerado penúltimo trabajo. De hecho la novela que publicó en el New York Times era otra revisitación de la novela de género (en este caso, aventuras) completamente maravillosa que confirmaba el talento creciente de un autor que cada vez va a mejor, desacomplejando su narrativa de un tono desbordado.

3 comentarios:

Mauricio Salvador dijo...

Muy divertido el video...
Si a Franzen lo hubiera influenciado Camus, otra cosa habría sido.
Por sobre ambos, prefiero a Eugenides que escribe con amor, como diría un amigo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Los dos son escritores interesantes. Acabo de comprarme "Cómo estar solo", hace tan solo un par de semanas. Vaya.
Un saludo.

Enrique Ortiz dijo...

No descarto, Alvy, que Frazen nos de una sorpresa un día de éstos; Las correcciones, a pesar del exceso, tenía detalles muy buenos. Hay que estar atento a él. Un abrazo, Alvy.