jueves, mayo 01, 2008

Swinger

Iron Man revela su mayor acierto en la actualización más chistosa que Millariana de su fuente original, todo ello preferiblemente mejor en formato de guiño que de fidelidad limpia. No es poco: Jon Favreau ha basado toda su película en la (re)constitución de un dramatis personae idiosincrásico para saldar su cuenta pajera (¡Jarvis! ¡ahora mejor llamenos SHIELD!), pero ha demostrado muchas incapacidades. No las tiene dirigiendo a los actores, con la química entre Rhodes y Stark intacta, casi renovada. De Robert Downey Jr. Podemos decir que ha encontrado en esta trilogía futura una excusa para continuar su biografía paralela a través de su carrera recuperada ya, o sea, algo típico de las grandes y verdaderas estrellas. Terrence Howard se revela tan serio y cómodo como era de desear: ya le darán la acción en la próxima entrega. No muy afortunada es Gwyneth Paltrow que luce belleza tebeística sin la bella excusa arquetípica que le dejaba a sus anchas en Sky Captain como espejismo visual preciosista. Favreau no se esfuerza para conseguir que el debut de los Marvel Studios sea una película en armonía con el díptico Fantastic Four. Pero Tim Story no tuvo excesivo budget para poco más que una carrera y reservó todos los disparates espectaculares para su excelente secuela. Favreau tiene un presupuesto altísimo y sólo es capaz de funcionar cuando su película parece la tercera entrega tras Swingers o Made. Siendo un hombre de alarmantes carencias visuales, con lujosos efectos visuales y un estupendo cámara como es Matthew Libatique y castrado de todo el talento del portentoso Doug Liman, Favreau es, desde luego, una decisión inadecuada si esta saga quiere llegar a alguna parte.

Más divertida que lograda, Iron Man brilla ante una pésima trilogía de Spider-Man y de una temporada en la que su máxima competidora va a ser un Hulk que aspira a actualizar la serie de los setenta y darle al personaje un espíritu de monster mash más clásico. Tiene Louis Leterrier más credenciales (su inmensa Transporter 2) para hacer del monstruo verde un auténtico festín de tragedia pop, en la que cada línea de diálogo este superada (o más bien amplificada) mediante explosiones y destrucción masiva. Algo perfecto para nuestro amigo verde que ya tuvo su terapia de autor en sordina con Ang Lee, que se sintió tras The Ice Storm capaz de continuar con el angst marca Moody. Favreau desaprovecha de forma casi histérica dos momentos brillantes: el de los cazas, en los que abusa de la torre de control (¡de interior casi telefílmico!) para dar otra vez paso a la comedia cool antes que al espectáculo, y el duelo final, más un compromiso de última hora que un desgaste de delirios a base de hostias, metálicas y cafres. También habría que replantearse si el por entonces bienvenido melodrama ochentero tiene mucha cabida en Iron Man: un alchoholizamiento por entregas es mucho más liviano que un film, y pese a tener a un actor que no dudará en reinterpretarse, sería bastante trágico abandonar los disparates más locuelos, todavía virgenes para el cine para otra historia de redención. ¿Y no llegará tarde esta secuela con un verano que con su venidera Hancock ya propone una reescritura apócrifa de esa misma saga, casi paso por paso?

PD: El que quiera soñar con The Ultimates que se quede después de los créditos a ver a Samuel L. Jackson en PERSONA como Nick Furia. En casita de Tony.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

En El Cultural, también hablan mal de la planicie estilística deJon Favreau:

América necesita un héroe. Desesperadamente. Eso, entre otras cosas, explicaría la resurrección de viejos prototipos de action-hero de finales de los años setenta y principio de los años 80 (...)Es una lástima que el proyecto haya caído en manos de un realizador tan aséptico y despersonalizado como Jon Favreau. Este actor neoyorquino reconvertido en director dota a la película con los mínimos elementos para que la acción se desarrolle sin altibajos, pero al igual que los films de Singer, Ratner y Norrington, las imágenes de Iron Man acaban deviniendo planas, una aparatosa puesta en escena a mayor gloria del píxel, el BUM! y el guitarreo trash-metal. Fraveau es incapaz de dejar patente ningún sello característico, de imponer un trasfondo narrativo coherente tras las explosiones y las llamaradas. Así que lo mejor es ceder toda la atención al gran acierto de casting que significa Robert Downey Jr. El tan controvertido como brillante intérprete se calza a la perfección la piel de metal de Tony Stark, sin duda, uno de los súper-hérores más canallas y viciosos que ha surgido nunca de la mente de Stan Lee: alcohólico, mujeriego, derrochador y soberbio a partes iguales, adquiere gracias al cuerpo (y al rostro) de Downey Jr. una humanidad y una fragilidad que dudosamente otro actor podría ofrecer. Gracias a él Iron Man fluctúa sin que nos estemos cuestionando continuamente qué narices significa lo que estamos viendo.

Alejandro G. CALVO "

c-m.

Anónimo dijo...

Hablanddo de tecnología punta, por curiosidad, y porque te supongo bien informado: ¿Sabes algo del remake de Tron, -no del videojuego-, hay algo en firme (aunque sean los buenos propósitos)? Gracias.

carlos maiques

Ryu_gon dijo...

Sí, está claro que viendo el espectáculo visual de Transfomers, Iron Man hubiera podido dar mucho más de sí en el duelo final.

El problema es que el film se centra demasiado en la experimentación de Stark con el traje, y cuando realmente llega el momento de ver a Iron Man en acción, nos percatamos de que todo ha concluido.

De todas maneras, una película nada desdeñable. Más bien todo lo contrario.

Alvy Singer dijo...

Carlos Maiques gracias por sus aportaciones. Siempre interesantísimas y repletas de daots completistas. ¡Así da gusto! Son un honor. Bueno, discrepo con Alejandro G. Calvo. Bryan Singer no funcionó nada mal con X-Men, teniendo en cuenta que básicamente era una serie Bé de lanzamiento muy bueno y perfil asustado (batman y robin era todavía muy reciente). En X2 añadió escenas de acción para el recuerdo (lobezno contra su némesis femenina, el asalto a la Academia) y en su primera parte resolvió este problema con poca duración y mucha concisión. Igual que Ratner, cuya Money Talks tiene secuencias de acción magníficas. Luego se dio a las Horas Puntas y el X3 le vino grande, además de abandonos/egos. Estoy de acuerdo con lo de Norrington. Del remake de Tron sé que se encarga Joseph Kosinsky y a menos que se encomienden a la nostalgia en la campaña, cosa que por cuestiones generacionales ya tienen media batalla publicitaria ganada (véase Indy), poco interés le veo.

Ryu, estoy de acuerdo con lo de Transformers. Es un grandísimo espectáculo visual. Es, de hecho, el único verdadero espectáculo visual que ha legado Michael Bay. Su mejor película, en términos conceptuales, podría ser La Roca y aún así tiene una persecución tremendamente mal rodada, sin brío alguno de planificación. Transformers se acerca más al Bay de Armageddon, a la que hace un guiño sabiéndose mejor, pero hasta lo mejora. No es una película perdurable pero dentro de lo que cabe, ey, sus decisiones funcionan.

Anónimo dijo...

Tendrás razón, Alvy, lo más probable, guiños constantes a los giros de noventa grados, los trajes fluorados en Tron 2.0, como dices. De todas formas, y sólo como deseo personal, estaría bien en la actualidad una anomalía como supuso la original dentro de un estudio como Disney -para que luego no me digan que el auténtico espíritu se encuentra en Lasseter, etc-

Lo de Michael Bay me ha hecho pensar que quizás sea el único, junto con Tony Scott, capaz de hacer algo con argumentos tan endebles para trasladarlos a la pantalla como el DK2 milleriano. Otra cosa es que haga falta. Donde me veo completamente en blanco es a la hora de enjuiciar La Roca. Pero imagino que estoy de acuerdo contigo en que Armaggedon es una de las películas más exageradas que se han realizado desde Cecil B de Mille. No buenas, exageradas. Seguiremos leyendo. Un saludo.

c.m.

Wilco dijo...

Tengo entendido van a hacer un musical -teatro- sobre Spiderman.

Ojalá sea estilo Simpsons:
Mark Hamill: "Luke be a Jedi tonight, just be a Jedi tonight. Do it for Yoda (...) soda"

saludos

Vida Rechuffla y Sin Iron dijo...

Vista ayer y leída hoy su reseña. Todavía no sé qué pensar...


Saludo!

Salanova dijo...

Oficial:

Es la mejor película Marvel, la primera en abrir las puertas al universo ultimate, y la más divertida y rockera hasta el momento. Es cierto que ayuda el personaje, y mucho más Downey Jr., pero pese al simpático necio de Favreau, ha conseguido la mejor.

Alvy Singer dijo...

Salanova, esta seguro? Yo creo que las mejores pelis Marvel se llaman Fantastic Four.

Salanova dijo...

Uhm, Fantastic Four, uno y dos, molan. Ya sabe, la uno no erta tan hiperbólica pero era lo suficientemente divertida como para ser una de las mejores adaptaciones aunque sigo pensando que peca del mismo problema de Iron Man.

Fantastic Four 2, con ella si que podría ceder, pese a eso, no la encuentro tan divertida como Iron Man, y me molesta ese sentimentalismo en el se va moviendo conforme llega el final, alejado de todo el espíritu de su primera y gran parte de la segunda(cuando hablo de sentimentalismo no me refiero a la redención de Silver Surfer, eh).

Salanova dijo...

Quiero aclarar que me encanta Fantastic Four 2, pues es más espectacular que la primera, y encima tiene una despedida de solteros supheroica que define toda la saga(en cuanto diversión y...violencia ¡Cómo es Sue Storm!)

Alvy Singer dijo...

Pero el primer FF tenía un presupuesto bajísimo y una cosa que nunca tendrá Iron Man: a los 20 minutos ya están haciendo el gambitero con sus poderes, como dijo en su día John Tones. Y eso, esa concisión narrativa, no está en Iron Man que en su esquema se acerca más a Spider-Man pero sin lo que sobra, o sea, traumas y demás.

Salanova dijo...

Sí, a los 20 minutos ya están probando a ver quién la tiene más larga ¡Y me encanta! ¡Me encanta que vayan probando sus superpoderes de esa manera tan pocha como es la primera vez!, Pero Iron Man, sin estar a los 20 minutos haciendo el gambitero, lo soluciona todo con su poder tan deliciosamente cool, y esa inmortal pose rockera que se come hasta al propio Jonnhy Storm( su rival más fuerte en cuanto a rock star superheroe)

Anónimo dijo...

El que diga que en una pelicula de una versión de un comic de la Marvel sobran traumas y otros royos...es que no se ha leido un comic de la marvel en su vida...te puedes comprar comics de spiderman, ironman...sin que salga ni un solo tio en pijama...y se pase todo el numero borracho o divagando. La pelicula ironman, no tiene mas pretensiones que entretener como es obvio...he leido criticas, concretamente la de www.miradas.net (por cierto donde antes escribia Alex G. Calvo) que tratan a la pelicula como "veneno imperialista" (esta claro que el crítico tiene resentimiento o alegia a todo lo que tenga que ver con barras y estrellas, y no le culpo, pero es una peli, y no de culto precisamente..auqnue seria necesario conocer el comic mejor si criticas de esa manera) cuando es una version "ultra-suave" de unos de los superheroes más capitalistas-fachas del imperio marvel (aparte del capitan america, curiosamente se pone del otro lado en la Civil War)...y se pasa sus 30 primeros años de vida hostiando a comunistas (dinamo carmesi), chinos de bigotin tipo fumanchu (mandarin) y fundando Los Vengadores...etc...es una pelicula efectista, y efectiva..tipica de los grandes cines con dolby surround, thx y esas cosas. Quien vaya a ver eso..saldra como un niño pequeño. Downey Jr., no es que lo haga bien..es que ES Tony Stark (quizas un poco exagerado con el gigolo de los primero años y menos politicamente correcto) pero carismatico de cualquier manera. Estoy satisfecho con la versión cinematografica, cosa que no puedo decir de supermanes, daredevils, y fantastic four, aunque si algo de Xmen, mas de spiderman 1 y 2 (no quiero receordar que habia una tercera).
Leo comics de la marvel desde que tan solo podia conformarme con ver las viñetas (y aprendí a leer pronto), y aun lo sigo haciendo. Por cierto que ironman siempre fue mi favorito: mujeriego, carismatico, rico, ingenioso, con una armadura de la leche, borracho...gracias a esto ultimo vamos ya me queda menos para ser como él.
PAra puristas cinefilos que quieran ver Kurosawas y Trufouts y demás, esta claro: ni te asomes al patio de butacas. Hay mercado para todos, y aqui se vende todo.

Anónimo dijo...

"PD: El que quiera soñar con The Ultimates que se quede después de los créditos a ver a Samuel L. Jackson en PERSONA como Nick Furia. En casita de Tony."

¿The Ultimates? Será de los Vengadores de quien habla no? "...
Aunque la version del Nick Furia con las facciones del bueno de Samuel es sacado de revisión "Ultimate" de los principales pesos pesados de la marvel (Spiderman, Vengadores...)

Alvy Singer dijo...

No se confunda: ¿Sabe como se llaman los Vengadores en versión Ultimate. ¿Adivina? ¡'The Ultimates!