miércoles, mayo 28, 2008

El señor del anillo

No me parece nada mal que las voces originales de Halo 3 sean una invocación en toda regla: Nathan Fillion, Alan Tudyk, Adam Baldwin, Kate Sackhoff y John DiMaggio. O dicho de otro modo, las voces que han dado vida a las mejores series (y en general cosas) que le han pasado a la scifi en todo el siglo veinte. En el apartado machote están Keith David y Robert Davi, poca broma, y en el de la elegancia, Julie Benz y Terence Stamp. Vamos, que como viene siendo habitual en los videojuegos, los invitados sonoros son puro lujo o declaración de intenciones.

En todo caso Halo funciona estupendamente como una expoit elevada a la épica. Su mezcla indiscriminada de una parafernalia épica con una multitud de razas alienígenas (que roza lo chorra) más una serie de leit-motivs que la hacen todavía más derivativa (las visiones de su aguerrido protagonista, el misticismo alucinado que rodea a los Covenant y al anillo) la hacen divertidísima. El protagonista es icónico e inexpresivo (venido directamente de la tradición larga de androides/superhéroes que siempre ha tenido el género y yo pienso en Soldado Universal en particular) y hay momentos sublimes por clásicos: la protección de la desportegida última base y la mezcla extarñísima de odisea bélica con los elementos más absurdos de la space opera. A pesar de notarsele su inevitable sentir épico de fin de fiesta, de momento como primer contacto con la saga Halo 3 está siendo más despreocupado de lo que se lee y eso es consolador. Veremos como termina.

4 comentarios:

Noel dijo...

Yo es que nunca le he visto nada demasiado atractivo, aparte quizá del multijugador. Me gusta el Jefe Maestro como icono, pero me aburre meterme en su pellejo.

Alvy Singer dijo...

Le juro que no tenía intención de jugar al Halo, fue una aburrida historia propia de la realidad. De hecho, pensaba lo mismo que usted que eso no era más que un conjunto de épicas aburridas. Pero no. El juego está recorrido por un desprecio al hiperrealismo grischungo y una apuesta por los monigotes y la imaginación desbocada que son la RISA extrema. A mi me parece un cachondeo pero entiendo perfectamente la apatía que despierta la trama del Jefe Maestro (para mi un despropósito que funciona por su cachondeo más qu enada).

Alvy Singer dijo...

Creo que debo borrar de mi vocabulario la palabra CACHONDEO.

Ryu_gon dijo...

Más que "cachondeo", lo que destaca de Halo es su falso sentido de la épica, porque el juego no tiene la culpa de su inconsistente doblaje al español.

Pero vayamos a lo importante. Como Shoot&run es una bomba jugable que, con su modo online, dispara las cotas de diversión a otro nivel.

PD: Primer contacto con Crackdown, muy positivo.

Saludos!