jueves, agosto 14, 2008

Un problema de gravedad

-con spoileracos y mucha verdad y justicia -

Hoy he vuelto a ver The Dark Knight (El Caballero Oscuro). Antes de que la película explotara (dramáticamente hablando) Liana me advierte que es muy parodiable. La película enseguida estalla en diálogos cada vez más rídiculos. Las escenas de acción cuerpo a cuerpo son bastante vulgares, enfocadas lateralmente casi siempre y con un montaje confuso, no por menor menos evidente. Las otras set pieces siempre implican explosiones y vehículos, hay alguna bastante destacable, la del citado camión y el batpod. Vamos a acercarnos a ella desde diferentes fuentes.

1. Yo me inclino por Elseworlds, una línea alterna fuera del canon en la que los autores disponen de libertad total para hacer lo que quieran con Batman. No solo es la confirmación de su condición variable sino un ejemplo de contexto en el que el mito puede enriquecerse y adquirir nuevas capas de complejidad con la mitología. En el canon fílmico parece que es en la segunda entrega dónde tienen más libertad: pueden imprimir con más libertad su visión pero todas las películas (to-das) obedecen al mismo esquema. Mi tebeo favorito de Elseworlds es Batman: Nine Lives que lleva al superhéroe al cine negro y lo ambienta en los años cuarenta. No, no se trata de Frank Miller y la diferencia que ofrece el tebeo es que lleva literalmente todo su universo al cine negro menos a Batman, que sigue siendo un señor disfrazado de murciélagos y todo un superhéroe. Así Dos Caras pasa a ser Harvey Dent, un abogado de corrupción hammetiana y el Joker un simple jugador. El misterio de Nine Lives está en la muerte de Selina Kyle, la prostituta negra favorita de los sospechosos, entre ellos Ed Nygma, un gris contable y el mayor logro: toda una reformulación del mito, más allá de la contextualización. El mérito de Nine Lives está en demostrar el funcionamiento casi imprescindible de la iconografía de Batman y su condición perfectamente mutante, que demuestra la exageración que tiene la caracterización tebeística ya sea mediante a gags visuales (Dick Grayson es ahora un ex detective tendiente a los morados de similitudes con antifaz) o mediante sorprendentes caracterizaciones, de una poética inclasificable (el citado Nygma). Wayne es ahora un fitzgeraldiano millonario de la posguerra y su presentación en un barco nos lleva directamente a los cuentos del autor del Gran Gatsby: se respira en el tebeo una sorprendente historia de puro cine negro, más allá de la puesta en escena.

2. Hay siempre en los personajes de Bob Kane unos diálogos puros, armónicos y arquetípicos. Uno de los rasgos más interesantes de la historia de los superhéroes es como su lenguaje ha terminado deveniendo una intensidad que sólo parece comparable a ciertas canciones de pop punk. "El rock and roll ha muerto y con él muero yo" cantan los Critters, partiendo de viejos esloganes. "El Joker ¿Qué persona o niño no tiembla al oír su nombre?". "Esta vez planeo matar al fiscal con música y muerte". Los personajes de los tebeos buscan y encuentran un tono lírico, orgullosamente pop en su honestidad del arquetipo. Muchos autores han deconstruido este discurso (Alan Moore), lo han ampliado o directamente lo han mutado (Frank Miller y Mark Millar).

3. Escribe George Steiner en Lenguaje y Silencio (Ed. Gedisa 1994) sobre Shakespare: "Cuando hace uso de una palabra o de un conjunto de éstas, Shakesparedispensa no sólo una gobernada actividad que desvirtúa las acepciones y variantes eloaboradas en losd iccionarios: parece también atender sigilosamente, acechar, merodear el núcleo de cada término, ausculta la totalidad de sus bemoles y sostenidos, tronidos y frufrúes, connotaciones y ecos".

Los diálogos de Tarantino son shakespereanos en el sentido que apunta Steiner. Y aquí lo gravísimo de la película y de su inscripción más o menos genérica en el género negro: carece de diálogos con fuerza que sostengan sus charlas. Sus diálogos son elementales y no dudan en explicar el significado de la película al espectador más idiota. El clímax final y sus diálogos son especialmente ejemplares. También es vergonzoso el uso de las frases "Si no mueres como héroe, vives suficiente para convertirte en el villano" no como resorte narrativo, broma habitual en la postmodernidad cinematográfica de los años ochenta, sino además como falso vehículo de perfil psicológico.

Escribe James Wood sobre Richard Price y el arte del diálogo: los diálogos que parecen sacados de la vida y los que se la inventan. El género negro exige siempre grandes dialoguistas, salvajes dispuestos a dar a la frase un ritmo, una musicalidad que exprese siempre la emoción del asunto. En el cine negro el diálogo es la parte que condiciona secretamente la atmosfera. Puede verse en Miller's Crossing con respecto a sus fuentes y en el cine negro clásico. Tomen el ejemplo de Leigh Brackett en El sueño eterno, que dota a la novela de Chandler de nuevos diálogos y de neuva vida.

4. ¿Cuántas veces se pronuncia en la película Vértigo la palabra Obsesión? Se tomo la palabra como ambicioso y juguetón punto de partida para un film de romanticismo perverso que dirigió Brian DePalma. Hitchock era un cineasta obsesionado con hacer del lenguaje su única y última herramienta. La obsesión de Stewart es retratada siempre con movimientos de cámara, con secuencias oníricas y con largos planos de Kim Novak. En The Dark Knight los grandes temas (el orden y el caos) son además recitados: el Joker enseguida aclara "Soy un agente del caos". Batman también confiesa "Qué debo hacer". Igual que Sin City, The Dark Knight no toma como herramienta única al cine.

Cuando lo hace, excepto en dos estupendas tomas un poco más largas (el paseo del Joker por Gotham, la salida del hospital) hay en el film un hálito de extrañeza y belleza que no está en el resto del metraje. Nolan construye sus secuencias emotivas usando el clásico travelling circular de forma repetida. La música de Zimmer y Newton Howard, omnipresente menos en dos escenas, no ayuda a que esto suceda con mucha intensidad.

5. Entiendo perfectamente la intención de Christopher Nolan de filmar El Padrino 2, pero su material es el del Imperio Contrataaca. El Padrino 2 buceaba en los paralelismos entre los retratos sociales y morales para narrar el derrumbe del aparentemente honorífico gángster portagonista. Pese a su protagonismo en escena, Gotham City no es una Cuba prerrevolucionaria. Nos resulta fascinante pero también decididamente impenetrable. Nolan fracasa donde Gotham Central ya ha triunfado desde hace tiempo.

Gotham Central es una serie que adapta al procedural en un mundo dónde Batman actua. Vemos el día a día de estos agentes y la extrañeza cotidiana frente a la extravaganzia superheroica. Nolan no tiene tiempo suficiente, y eso en 152 minutos, de hilvanar tan magna opera.

6. Hay que reconocerle a la película también a Heath Ledger que devuelve al Joker a su estatus de sociopata. Pero el film fracasa en sus múltiples ambiciones morales y narrativas y demuestra que ni siquiera como Elseworlds se sostiene en sus nuevas e inexactas reglas. The Dark Knight contiene mucho ruido pero todos sus dilemas morales son inconclusos y planteados por el joker.

Si, desde luego este es el entierro del cine superheroico: Nolan está alejado de la magnífica mezcla de velocidad y ambigüedad que sostenía a El Ultimatum de Bourne, pero también de filmar una extravagancia de goce personal como Batman Returns.

7. Salanova citaba a La máscara del fantasma como film comparable a éste. Santiago Navajas hacía lo propio en El hombre que mató a Liberty Valance. Ambas también se inscribían en los códigos genéricos del noir, y ahí una de las virtudes del personalísimo western que trazó Ford. La máscara del fantasma reunía todos esos elementos de peso emocional que hay en esta (la chica, el segundo villano, el citado criminal sin reglas) para llegar a una conclusión dolorosa, casi insatisfactoria. En La Máscara del Fantasma la chica y el villano eran el mismo y era eso lo que sometía al héroe a un replanteamiento. Igual que Liberty Valance decidía que la única victoria era la muerte y también lo legendario. En este Caballero han descuidado de una forma casi alarmante la dimensión mitológica de Batman. No hay entre Christian Bale, Aaron Eckhart y Maggie Gyllenhaal tiempo, tiempo físico claro, para la pasión. No hay pérdida, no hay pasión pero tampoco hay profundidad.

Sólo una banalización de una superproducción demasiado temerosa como para llevar sus idiosincrasias hasta el final y demasiado comercial para renunciar a esas habituales dosis de explosiones y referencias al pos11S como para alzarse gran película superheroica. Ese es un título reservado sólo a películas como Unbreakable o Los Increíbles.

Actualización: El señor Toldo vuelve para regalar una estupenda reseña de la película.


22 comentarios:

Señor Toldo dijo...

Salvo la alabanza final a Pixar, creo que lo ha clavado. El paralelismo Godfather-Empire me parece fundamental en las intenciones y resultados de la que Nolan está todo el rato empeñado en hacer Su Gran Película y La Definitiva de Batman/Superhéroes. Quiere ser Michael Mann pero no le llega; en el momento en que acepte que es bueno, ok, pero no tiene TANTO talento como ambiciones, será uno de los mejores directores norteamericanos del nuevo siglo. Hasta entonces, al menos nunca cae en el ridículo como sí hace Peter Jackson película tras película.

Me ha gustado, maldita sea, pero no me parece nada grande. Hacía frío al volver a casa: esta mañana he dejado la ventana abierta. Voy a emborracharme.

Auggie Wren dijo...

Todavía no he visto "El caballero oscuro" pero tengo muchas ganas de hacerlo. "Batman begins" me pareció la brillante adaptación que se merecía el hombre murciélago, sobre todo después de los patéticos trabajos de Joel Schumacher. Otorgaba a las aventuras de Batman el tono de oscuridad que se merecía, y del que ya hacía gala las versiones de Tim Burton.

Respecto a Nolan, no he visto demasiado de él, pero desde que ví "Memento" su nombre se me ha quedado grabado.

Un saludo.

drzito dijo...

Bueno, Alvy, por fin la he visto. Y me ha gustado mas de lo que esperaba. Suscribo lo que dice usted, los parecidos con Heat, el intento de hacer algo grande... Si, es pomposa y sutoconsciente hasta el extremo, pero... toca temas muy interesantes, traza un retrato del ser humano y de nuestro tiempo mucho mas cruel de lo que podria parecer, Gotham se convierte en un lugar irrespirable (pese a que usted no le convenza) y, sobre todo, pone a Batman siempre a dos pasos por detras de Joker, lo cual es muy novedoso, creo yo. En fin, que creo que nos gustaria vilipendiarla porque los que la defenderan a muerte ya sabe como son, pero no lo merece. Guardemonos las armas para otra ocasion.

Libertino dijo...

justo acababa la peli y estallé un: bueno, el protegido sigue siendo la cumbre del cine de superhéroes.
Hombre, este batman se deja ver bastante bien (anoche, la noche antes, volví a ver BB pa refrescar y reconozco que la tenía muy mitificada) y es muy superior al anterior, pero: ¿la secuencia de los votos?
Por Dios... ya no es que sea ridi, que lo es, es que encima han contado los votos!!!!!!! Jajaja, ¿quíen? ¿Cuándo?
Los últimos 20 minutos son bastante chungos, pero creo que la peli tiene ritmo y tal, aunque la parte MI3 también clama al cielo.
No sé porque es "la mejor peli de todos los tiempos" y Wall-e (por poner un ejemplo) no

imagenes y palabras dijo...

Esta vez casi nada que añadir a su impecable disertación. Una película de una mediocridad tan evidente que solo queda pararse a reflexionar sobre la temática.

Yo no creo que haya que ser condescendientes. La propaganda mediática y la unanimidad de la crítica es tal que me parece una estafa al espectador que ralla en lo denunciable. Pero bueno, el tiempo colocará a cada uno en su sitio.

Ryu_gon dijo...

Coincido plenamente con lo expuesto. Fui al cine con una buena predisposición y salí con la idea de haber visto un producto altamente pretencioso que falla gravemente en distintos puntos, como por ejemplo en sus minutos finales, repletos de sandeces filosóficas más propias del mainstream que del film transgresor y realista pretendido por Nolan.

Supera a Begins? obviamente, sí. Tiene buenos momentos? también, pero sigue sin convencerme. Lo que realmente destaca es, sin duda, el personaje del Joker, tan aterrador como loco cabroncete que es. Ah, y por favor, que alguien le de un caramelo a Batman porque esa voz, más que imponer respeto, despertó más de una carcajada en la sala.

Decente film sobrevalorado como pocos.

Alvy Singer dijo...

Pues leídas la críticas de algunos comentaristas, estoy de acuerdo en que es si le quitaran los últimos quince minutos la película seria apreciable. De acuerdo, tiene carencias emocionales pero no creo Ryu que Nolan haya querido ser alguna vez un cineasta transgresor, ni que su propósito sea ser transgresor. En 2002 una entrevista a propósito de su remake clónico Insomnio dijo que él nunca había pretendido hacer art-movies sino que queria formar parte del mainstream Hollywoodiense. También ha anunciado que quiere hacer una de Bond pero todavía le queda por opositar. Lo que tiene The Dark Knight es ambicion y a mi me gusta mucho que tenga siempre una narrativa tan veloz e interesante, planteando dudas sobre un héroe como ha dicho Zito. A mi gusto la película vuela alto cuando hay escena de acción locas como la del clímax final o la de Hong Kong. Harvey Dent, vista por segunda vez, esta muy bien perfilado, pero mal resuelto. Muy mal. Insisto: dejar que esos quince minutos maten la película es una tontería, tanto por parte de Nolan como por parte nuestra.

El efecto robótico de Batman es una cuestión de doblaje: en la VOSE es una cosa más de Bale y afónca.

Portnoy dijo...

No entiendo tantas vueltas y tantas justificaciones, Alvy: El caballero oscuro es una mierda (y sabes que no me gusta usar estos calificativos)El pretendido y pretencioso mensaje "moral" que encierra la película, es lamentable y fascista... se podría buscar una equivalencia entre la política internacional de EEUU y lo que se muestra en la película, y de la función de ese país como "caballero oscuro" asumiendo las culpas pero saltándose todos los principios en su lucha contra un mal banal y sin justificación (y ahí una depreciación de toda lucha que no coincida con la suya, resumiendo todo terrorismo en locura sin fin y sin objetivo), pero no es el momento ni creo que merezca la pena.
Lamentable.
:-)
Un saludo

Alvy Singer dijo...

No le veo el fascismo a la película, sobretodo porque llamar terrorismo a este Joker es como llamar ataques soviétios al Joker que mataba burócratas en los tebeos de los años setenta. Vamos, como en la anterior la comparación nunca llega a lo análogo me parece.

Aunque Portnoy creo que es Zito el que está leyendo mejor en clave política esta cinta. En todo caso yo tengo exactamente las mismas dudas de usted y veo a ratos a un Batbush.

Ryu_gon dijo...

Alvy, no se trata de que Nolan sea un director transgresor o no (yo tampoco creo que lo sea en absoluto), pero cuando haces una película de superhéroes adoptando un tono tan realista y moralista como en The Dark Knight es porque quieres llevar este tipo de films a un nuevo estadio (de ahí las odiosas comparaciones con el Padrino II etc.)

Tú, de la misma manera que yo, eres defensor de las dos Fantastic Four, películas que parecen ser "insuficientes" para la visionaria mente de Nolan. El caballero oscuro no se nos ha vendido como una película de súperhéroes más, sino como "la película de superhéroes".

Roberfumi dijo...

Hola, un saludo, que es la primera vez que me paso por aquí.

Bueno, la verdad es que yo he disfrutado mucho en el cine, que era lo que pretendía. Por supuesto que tiene cosillas, pero como entretenimiento me parece muy muy buena. Otra cosa es que este la primera o la segunda en el top IMDB.

Eso sí, el Joker si que me ha parecido absolutamente fantástico, aún por encima de lo que me esperaba tras leer todas las alabanzas que ya se había llevado.

Un saludo!!

Alvy Singer dijo...

Ryu, el éxito de la película es fruto de la propaganda. ¿Quien puede quejarse? Y del Pueblo. Batman Begins, gustando mucho, recaudó poco más de 200 milloes de dólares. La muerte de Ledger y la unanimidad crítica han ayudado pero a mi su éxito, como el de Titanic, me siguen pareciendo un misterio.

Y no creo que Nolan considere que Fantastc Four son insuficientes porque ni siquiera las habrá visto. Pero Fantastic Four juegan en otra liga, de siempre. Y son otros superéroes con una historia que no tiene absolutamente nada que ver con la de Batman, ni en compañía, ni en equipo creativo, ni en tono.

Batman ha tenido interpretaciones más variadas y antagónicas entre si que los Fantastic Four por lo que para mi es normal que Nolan imprima su visión. Otra cosa es que no sepa dirigir bien y que sus guiones sean malos. De eso iba Batman Begins.

Me parece muy legítima la idea de afrontar una película de superhéroes con ambición, pero el prolema no es tanto de Nolan sino el cine de superhéroes en general que tiene una historia muy distinta de los tebeos. Aunque en ese aspecto veo mucho mas innecesaria hacer Watchmen que me parece una descontextualización en toda regla.

El problema que le veo a The Dark Knghit es que por culpa de su final no termina de llevar la película a ese estadio y resulta que funciona a grados más fascinantes cuando se aleja más de él. "Aquí prima una suerte de anarquía" como escribió el maestro Starman sobre el film.

Y lo del Caballero Oscuro como parte de la industria del hype ¿debe condicionar tanto a la película en si? ¿Se le debe conceder esa credibilidad al ciclón? Yo creo que no. Parece que solo el paso del tiempo le dara un juicio más repsado.

Sargento McKamikaze dijo...

El caso es que todo eso criticable me parece parte del mundo coherente de Nolan sobre el universo de Batman. Lo ha hecho en todas sus películas basadas en material ajeno: lo ha despiezado, lo ha recolocado y ha mantenido la esencia de lo importante obviando detalles superficiales. Y quizás donde falle la película es que todo, absolutamente todo, es harto relevante.

Miguel Espigado dijo...

Hola, acabo de salir del cine de ver el Caballero Oscuro, donde fui arrastrado por culpa una crítica fraudulenta leída en un importante periódico. Me aliva que todos los que han opinado compartan, si no un rechazo frontal, al menos grandes dudas sobre la necesidad de ver esta película. Coincido en que lo peor son las líneas de diálogo, que consiguen ridiculizar a los excelentes intérpretes que participan; en sus peores momentos, destruyen completamente la credibilidad de los giros argumentales basados en la interacción verbal entre personajes. Me han recordado a esas horribles peroratas que soltaban los personajes de Heroes en la segunda temporada, en plena huelga de guionistas: parecen escritos en la hora del bocadillo.

Sobre la ideología de la película, creo que el momento más memorable es cuando el intento de matar al fiscal por parte del mafiosillo de poca monta en el juzgado se frustra por la mala calidad de la pistola. Claro, ¡porqué es china! Y se oye una voz que dice “si fuera de fabricación americana lo hubieras matado” o algo así. ¿Habremos asistido al inicio de una nueva etapa de malutos de Hollywood, a partir de ahora todo chinos? ¿Cuán lejos llegaran estos productores? O dicho de otro modo, ¿cómo de amenazados (económicamente) se sienten las empresas americanas respecto a los chinos como para empezar a demonizarlos igual que a islamistas, rusos y otras etnias caucásicas de acento sibilante?

He visto adaptaciones de comic que me han gustado mucho, y otras completamente horrendas. Y creo que entre las horrendas muchas comparten el mismo defecto, que en El Caballero Oscuro se vuelve capital. Me refiero a la dificultad de adaptar la lógica fantástica de los comic de super-héroes a la pretendida lógica hiper-realista del cine hollywoodiense. Si algo me gustó de la primera Batman es que, como todas las películas de Tim Burton, la fábula se integra en un mundo que comparte las mismas reglas fantásticas que la estructuran . O dicho de otro modo, fuera de la fábrica de chocolate, o de la casa de Eduardo Manostijeras, el mundo está deformado con el mismo prisma, y el extrañamiento de la realidad, a uno u otro lado de la muralla, es igualmente probable.

En El Caballero Oscuro vemos como un fiscal tan creíble como el de cualquier serie de abogados, de pronto se convierte en una calavera chiflada con un barullo moral injustificable, todo por intentar ajustarse a unos personajes clásicos que fueron diseñados para una atmósfera que no es la de la película; en un mundo adulto, laboral, dramático-realista irrumpe un ser de un relato fantasioso, pensado para el público infantil. Esa clase de desembrague sin condón convierte a la protagonista femenina en un chiste que en el último momento de su vida ha de proclamar a los cuatro vientos “sí, me casaré contigo”, no sea que no quede claro que es más tradicional que un tapete de ganchillo. O la cantinela de instituto con el que quieren hacer convivir a Jocker con mafiosos del gueto (“eres un bicho raro”, le repiten, una y otra vez, como si en vez de un ser de fantasía, casi mágico, real-maravilloso, el Jocker fuera un fan de Marilyn Manson pasado de rosca). La pena es que la primera parte de la película es muy buena, en mi humilde opinión. Un saludo a todos y gracias a Alvy por el blog.

adjzfpv dijo...

Cómo mola, Alvy, eres tan posmoderno. ¡Vaya análisis, colega!

drzito dijo...

Lo ha dicho muy bien imagenes y palabras. Formalmente, la peli es un quiero y no puedo, pero si que toca temas muy interesantes y relevantes. La pregunta es cuanta importancia tiene eso. Debe una pelicula plantear estas cuestiones para ser buena? Es una peli buena por plantear estas cuestiones? A mi me gusta que se hable de moralidad en tiempos de caos, y del acoso a nuestras sociedades, pero aun asi mi respuesta a esas preguntas es NO.
Alvy, va a ser muy dificil mantener la equidistancia con esta peli. Yo le animo a continuar fajandose.

Anónimo dijo...

A mí me gustó la peli.
Sobre todo por detalles. El hecho que la máscara del Jóker sea un maquillaje que se cae a pedazos. El encadenamiento de muertes iniciales. La posible comparación con V de Vendetta en su transformación de todo hijo de vecino en posible terrorista. El sistema panóptico de vigilancia que se inventa Batman. Esos detalles, y muchos otros, me gustaron.
Globalmente, la película no es excelente, pero es buena, dentro -claro está- del subgénero de los superhéroes. En ese subgénero, Batman debe ser la serie con un nivel medio más aceptable. Hace siglos que no veo supermanes, pero he visto Masas, Ironman, Catwoman, 4 Fantásticos, y otras, y me parece superior lo que se ha ido haciendo con Batman.
Eso no quita que, efectivamente, El protegido y Los increíbles sea otra historia.
Me voy a ver Hancock (se escribe así?) a un cine de Arequipa. ¿Se ha discutido ya sobre ella?

Abrazos, Alvy, MIguel, y compañía,
Jordi C.

pedrotoro! dijo...

Saludos por primera vez y felicidades por este personal, documentado y analítico blog.
Coincido muy bastante con su apreciación y más aún con la crítica de Jordi Costa en EL PAÍS. El Batman de Nolan tiene MUY BUENO detalles como los mentados de la autoconsciente teatralidad del personaje, la manera de justificar su arsenal, el contable que veo extraños agujeros en la empresa, el maquillaje del Joker, etc.
Tampoco es que la peli revele nada nuevo, pues sus bazas más originales vienen de beber en otras fuentes: La estupenda "La máscara del Fantasma", "Heat", el "Año Uno", "El largo Halloween", "La broma asesina", "Gotham Central"...
El problema es cuando quieren encajar todos esos detalles dentro de un mastodóntico blockbuster con pretensiones de thriller oscuro. Envuelto además de una moralina explícita que desencaja con todo el discurso anterior para resultar admisible, clara y meridiana al público al que realmente va dirigido.
Curiosamente, y perdón por el insufrible autobombo que asola los comentarios de los blogs, hace poco hice un Top10 superheróico en "Un día en Texas" donde "Unbreakable" y "The Incredibles" copaban los primeros puestos. Subí a este Batman al tercer puesto al considerar que era la mejor adaptación de un cómic de superhéroes, aunque días más tarde tenía que asumir que me lo pasé mucho mejor con "Iron Man" o, a ratos, con "Hellboy".

Josep dijo...

Buenas, Alvy: llego a este blog en mi búsqueda de críticas desapasionadas del último Batman y me congratulo en comprobar que no soy el único en negarle el pan y la sal.

Muy buen comentario que pone de manifiesto tu exhaustivo conocimiento del tema.

A mi me parece que Nolan y su hermanito han metido demasiadas lineas argumentales en el guión, produciendo en busca de una supuesta profundidad y como rebote una banalización de los arquetipos, con unas líneas de diálogo confusas e innecesarias a un tiempo.

El personaje de Espantapájaros queda reducido a un cameo, un apunte, como si hubieran desechado otra línea más, y el de Dos Caras resulta muy pobre de lógica interna. Mejor hubieran hecho eliminándolos a ambos, contando con un Joker que casi se convierte en el protagonista de la función. O sin el casi.
No resulta aburrida, pero sí un poco larga.
Saludos.

Alvy Singer dijo...

Josep, Jordi y Pedrotoro, gracias por vuestros comentarios.

La película plantea temas relevantes pero mal. Mal en todo. Al contrario que Hancock, por cierto, que parece tener una inteligencia y una clase en todos sus propósitos de los que esta película, ruidosa y pseudoshakesperiana carece. Uno de los problemas ya ha sido señalado: Nolan quiere hacer Gotham Central sin Gotham Central. Y así enumerando todas esas ambiciones que nos recuerdan que la ambición o el planteamiento no suplen el resultado de una obra.

New Police Story (2004, Benny Chan) o El Hombre que mató a Liberty Valance (John Ford, 1962) son las películas que ya triunfan en TODO lo que Nolan pretende.

Alex Franco dijo...

Hola,
Enhorabuena por el blog. Por si te interesa visitar mi blog y en particular leer mi comentario, bastante negativo, a la ideología de la película, te dejo el enlace al final del post. Mi comentario empieza así:

"Christopher Nolan, con esta película, ha tomado partido, dentro y fuera de la industria. Ha quedado claro de qué lado está, como cineasta y como ciudadano. Como cineasta, sus dotes quedan bastante en entredicho, pues tampoco es El caballero oscuro una película que rebose talento visual o narrativo, a pesar de su aparatoso montaje. Como ciudadano de una potencia aliada de Estados Unidos en la guerra de Irak, sólo demuestra su alineamiento indudable con la mentira y la manipulación. Por tanto, como cineasta y como ciudadano estaría del mismo lado. La mentira y la manipulación son su medio y su fin (algo así como una aplicación estética de la espléndida secuencia inicial del atraco). Un astuto tahúr que sabe barajar con mediana habilidad, pero indudable eficacia, gracias a que sus cartas están todas marcadas. Mientras Nolan finge, por conveniencia, alinearse con Batman, no deja de explotar hasta la extenuación los recursos del Joker."

Mi comentario continúa en:
http://el-ojo-intachable.blogspot.com/2008_08_10_archive.html

En él encontrarás un comentario a la anterior película de Nolan, quizá te interese también.

Saludos.

Álex Franco

sexy11 dijo...

情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣用品,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣,情趣用品,情趣用品,情趣,情趣,A片,A片,情色,A片,A片,情色,A片,A片,情趣用品,A片,情趣用品,A片,情趣用品,a片,情趣用品

A片,A片,AV女優,色情,成人,做愛,情色,AIO,視訊聊天室,SEX,聊天室,自拍,AV,情色,成人,情色,aio,sex,成人,情色

免費A片,美女視訊,情色交友,免費AV,色情網站,辣妹視訊,美女交友,色情影片,成人影片,成人網站,H漫,18成人,成人圖片,成人漫畫,情色網,日本A片,免費A片下載,性愛

情色文學,色情A片,A片下載,色情遊戲,色情影片,色情聊天室,情色電影,免費視訊,免費視訊聊天,免費視訊聊天室,一葉情貼圖片區,情色視訊,免費成人影片,視訊交友,視訊聊天,言情小說,愛情小說,AV片,A漫,AVDVD,情色論壇,視訊美女,AV成人網,成人交友,成人電影,成人貼圖,成人小說,成人文章,成人圖片區,成人遊戲,愛情公寓,情色貼圖,色情小說,情色小說,成人論壇

情色貼圖,色情聊天室,情色視訊,情色文學,色情小說,情色小說,色情,寄情築園小遊戲,情色電影,色情遊戲,色情網站,聊天室,ut聊天室,豆豆聊天室,美女視訊,辣妹視訊,視訊聊天室,視訊交友網,免費視訊聊天,免費A片,日本a片

A片,A片,A片下載,做愛,成人電影,.18成人,日本A片,情色小說,情色電影,成人影城,自拍,情色論壇,成人論壇,情色貼圖,情色,免費A片,成人,成人網站,成人圖片,AV女優,成人光碟,色情,色情影片,免費A片下載,SEX,AV,色情網站,本土自拍,性愛,成人影片,情色文學,成人文章,成人圖片區,成人貼圖