jueves, marzo 20, 2008

Palpitante transcurrir de las cosas

Anoche veía en Silenci? a Jordi Carrión explicando la escena inicial de Paris Texas como una perfecta estampa (en movimiento) del silencio. Y si entro a su blog resulta que su nuevo libro, Australia, lo van a presentar titanes como Eloy Fernández Porta, Juan Villoro y Agustín Fernández Mallo. Y sí, figura mi nombre también. Australia es esa clase de libro que obliga a sus lectores replanteárselo todo (no sólo lo que creían saber sobre el continente en sí, sino sobre ellos mismos): Carrión nunca ha buscado la cercanía emocional que provoca Chatwin (cuya lectura inicié recomendado precisamente por él) que, por ejemplo, es un experto en convertir esa cercanía íntima en cuestión de anécdotas. Australia es, en el fondo, todo lo contrario: es literatura de viajes de la misma forma que lo es Sebald en todas sus obras. Como dice Susan Sontag los viajes son el centro de sus obras, pero no las obras en sí mismas. Australia no busca evitar ser otro libro de Jordi Carrión: una reflexión sobre la identidad y la memoria. Recoger la tienda, hacer la mochila: como quien deconstruye su casa.

3 comentarios:

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Pinta excelente. Ahora estoy apurando Carne de Píxel.

Es que París-Texas es la soledad, el principio y el final, incluso la trama, porque ese hombre es, de todos los que salen el la película el que está realmente solo. Podría ser un personaje de Pro Noc, también de Australia? Lo compraré, sure

Vida Puta y Sin Texas dijo...

Creo que yo también estoy por hacerme ese viaje a Australia del que me habla...

Anónimo dijo...

Querido Alvy:
Me muerto de ganas de conocer tu lectura australiana.
Un abrazo
J.