martes, octubre 10, 2006

GENERACIÓN QUEMADA (II): TRES AUSENCIAS

Image Hosted by ImageShack.us
No me valen muchas de las coartadas, como la supuesta arbitrariedad que supone que la antología Generación quemada sea editada (y preparada) por Marco Cassini y Martina Testa, popes de la editorial romana mínimum fax. Hay que destacar una cosa: los que están incluidos (casi) todos en general valen la pena y parecen haber captado gran parte de la nueva narrativa. Sin embargo hay tres ausencias sobre las que me gustaría reflexionar y que considero bastante graves. Por lo demás estamos ante un trabajo modélico de selección (aunque tampoco esté Chuck Palahniuk que es el portavoz y más emblemático de estos narradores).

La primera y podría decirse más importante es Lorrie Moore. Es importante porqué es una de las nuevas voces más justamente alabadas de los últimos años: You’re ugly too es una historia sensacional y estos días estoy leyendo algunos cuentos de Autoayuda, por lo que podrían haber usado las modernas e irónicas estructuras de autoayuda teniendo en cuenta el tema del libro (muerte y publicidad). Lorrie Moore nació en 1957 sólo un año antes que George Saunders (que sí se incluye).

La segunda es Ethan Canin (1960), excelente narrador, sino lo han leído aventúrense con El Ladrón de Palacio: regresa a los terrenos más clásicos, desde Cheever hasta Fitzgerald, las suyas son bellas y muy sabias narraciones.

Por último Adam Haslett (1970) del que ya he leído dos historias de su libro Aquí no eres un extraño: impresionantes ambas. Sin duda alguna es excelente leer a un autor que de un tratamiento del dolor tan extraordinario y veraz, tan verosímil.

Entonces desconfío en un momento. ¿Por qué Cassini y Testa han ignorado a estos tres y muy importantes autores? ¿No será porqué en el fondo no siguen esa línea posmoderna y vanguardista que abunda en la antología a excepción de algunos par de relatos (Budnitz, Eugenides entre ellos)? Espero que no. Espero que todo sea especular por especular pero todo parece indicar que se han dejado llevar por la fiebre McSweeney’s y lo digo como un lector que ha disfrutado de la enorme e indudable genialidad que destila Cartas de Steven, un perro, a magnates de la industria. Me refiero a los editores de la antología, no a Eggers ni a su revista, sino a esa tendencia del libro, a ratos, a parecerse mucho a Lo mejor de McSweeney’s con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.


Plus.: Fantasmas (I y II) / La grandeza de las pequeñas cosas / Sincrónicas de Sitges (X, XI ,XII y XIII) / Heat: la poesía de la violencia.

5 comentarios:

M dijo...

Querido Alvy, la verdad es que los lectores de cuentos hemos de ser conscientes de que en una antología siempre habrá ausencias imperdonables y existencias deslucidas y poco apropiadas. No obstante, a mí particularmente esa antología me gusta bastante, y salvo algún relato infumable (¿era Rick Moody el que tenía un cuento allí?), para mi gusto el nivel es bastante bueno.
De todos modos, Moore es desde hace años una escritora consagrada y celebrada a los cuatro vientos, y es ese, quizás, el motivo de que no la hayan incluido. Incluso es posible que no pudieran conseguir los derechos de edición de algún cuento suyo y por eso no ha sido incluida. Vete a saber.

Jodé, la cabeza me funciona fatal a estas horas. Estos días he conseguido varias victorias sobre la muerte: cruzar una calle en el Cairo y seguir con todo en su sitio, por ejemplo, y no agarrarme una diarrea de pteranodón por las aguas.

Enrique Ortiz dijo...

Alvy, las antologías, más las generacionales, son injustas por naturaleza, polémicas. A veces pesan más las ausencias que las presencias, y por lo que estás contando de Generación quemada, la ausencia de Moore es descabellada: Pájaros de América es un librazo. Un abrazo

Noel dijo...

El que sí está es nuestrp querido Jonathan Safran Foer.

Mauricio Salvador dijo...

Amigo Alvin, coincido con las opiniones de arriba pero también coincido con tu idea de que la antología es muy McSweeney's. Yo por eso no la he leído y no sé si lo voy a hacer. Con los buenos escritores que están escribiendo excelentes cuentos en los USA uno puede formar varias antologías. Nada más pensemos en los no neoyorkinos, Sherman Alexie, Charles D´Ambrosio, Aleksandar Hemon, Haslett, como bien dices, o en los judíos, David Besmosgiz, Englander y un montón más.
Así que fifty-fifty
keep working

javi dijo...

ah!! fascinante blog, me encanta adentrarme (lo hago menos de lo que me gustaría) en los vericuetos alvysingerianos, me da muchas pautas y me enseña a leer y a releer a muchos autores. gracias alvy, prometo navegar más por estas aguas, un saludo