domingo, octubre 29, 2006

SCOOP: "MISTERIOSO ASESINATO EN LONDRES"

Image Hosted by ImageShack.us
“Allen es Dios (y eso que ha muerto) pero por el conjunto de su obra.”
PORTNOY


Lo dijo ese wiseguy que es Noel Ceballos
en su crítica: el espectador puede sospechar de inmediato que Allen ha realizado otra investigación más al tema de Melinda y Melinda.: es decir pequeñas variaciones, que a su vez están unidas a otras variaciones sobre su misma obra. Un estupendo universo interconectado con el que cualquier detective woodyallanesco se reencuentra con placer en Scoop.

Esta vez su (re)visión del policial al uso vuelve a devolvernos esos magníficos destellos fantásticos de nuevo recurriendo La Muerte (o Caronte, no importa), personaje (woodyalleniano también) al que Allen lleva dibujando desde sus magníficos cuentos. Desde el Más Allá aparece Joe Strombel, tenaz periodista (o detective de nuestros tiempos) para avisar a una ingenua estudiante de periodismo norteamericana, Sondra Pransky, acerca de la identidad del asesino del tarot. Peter Lyman, un apuesto y rico de un lord inglés podría ser este asesino y Sondra investigará junto a un mago, Splendini, o Sid Waterman y ambos seguirán una ruta de gags enlazados en la línea de Small Time Crooks, con el personaje de Allen desbocado y desbordante, anárquico y desenfocado en sus reuniones con la alta sociedad (esta vez, londinense).

Esta capacidad del autor de reinventarse a sí mismo hace que a Scoop se le perdonen (directamente) sus defectos: que Allen podría haber hecho una película más completa, eso no lo duda alguien, y que Hugh Jackman no brilla en su papel, tampoco. Compensan sobradamente la previsibilidad de la historia una serie de gags maravillosos a cargo del Allen actor que nos regala otro alter-ego coleccionista de frases memorables para el espectador: Sid “Me eduqué bajo confesión israelita pero me pasé al narcisismo” Waterman.

Esta comedia es, sí, un ejemplo para su comunidad y su raza.

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Me gusta el cine de Allen. Tiene mucho de extravagante y mucho de nosotros mismos, en mi opinión. A mí me hace reconciliarme con el mundo. Saludos cordiales.

Noel dijo...

Es una película a la que es imposible odiar.

A mí también me gustaron muchísimo las escenas fantásticas.

solodelibros dijo...

Quizá haya que perdonarle a Allen muchos experimentos fallidos, muchas vueltas sobre lo mismo, sólo por los tres o cuatro destellos de verdad y belleza que mete en cada película.

freddyvoorhees dijo...

La cuestión es ¿Cuál es la diferencia entre universo interconectado y repetirse a sí mismo?

Anónimo dijo...

Ante todo decir que me gusta el cine de Woody Allen como a nadie, pero Scoop me pareció una de las peores obras del director...

Expuse mi opinión al respecto en mi blog:

http://silencioestamosrodando.blogspot.com/2006/10/scoop.html

Saludos desde Rod@ndo!

Alvy Singer dijo...

Woody Allen no se repite a mi juicio: de hecho asume sus limitaciones y en cada película mezcla elementos que dado su basta filmografía nos devuelven a elementos anteriores (y puede gustar más o menos pero ha hecho así siempre) Y por ello es un genio.

Los que dicen que "se repite" me parecen un tanto mañosos para definir bien las cosas. Como cuando dijeron que Match Point no era suya. ¿Habían visto Otra Mujer? ¿Delitos y Faltas? Más suya no podía ser. Pero Match Point era otro cambio de rumbo sobre dos joyas anteriores.