jueves, octubre 05, 2006

WHERE I'M CALLING FROM

Image Hosted by ImageShack.us
Rodrigo García quiso escapar al malvado influjo de ser el churumbel de Gabriel García Márquez para evitar conjeturas, o más bien prejuicios sobre su obra. Ha escapado a medias, aunque dignamente. Siempre diremos que es el hijo de Mr. Macondo, a pesar de todo.
Cosas que diría con sólo mirarla es una película llena de talento pero no es perfecta. Transcurre en San Fernando Valley, aquél lugar que protagonizó esa obra maestra llamada Magnolia (indiscutible a estas alturas).


La cinta de García se muestra, curiosamente, ligada a las dos versiones de Vidas Cruzadas. Por un lado, y aquí es donde gasta su mejor talento, recupera algunas de las temáticas (la terrible cotidianeidad, el dolor) propias de los cuentos de Raymond Carver pero por el otro García la pifia solemnemente al querer crear, como lo hizo Altman, en la versión cinematográfica una estructura de uniones cósmicas, de personajes que reaparecen en las historias. Pues no.

Divide además las historias en capítulos, clarificando la condición de short stories movie, y García tiene un especial tino para mantener un cierto equilibrio entre ellas, aunque algunas destaquen por encima de otras. Lástima que quiera forzar sus conjuntos a la interconexión: de lo contrario tendríamos a un talentudo lector de Chéjov trasladando ese universo de pequeños instantes de la vida humana con gran habilidad a la gran pantalla, y con un maravilloso plantel de actrices (todas ellas estupendas).

Es en la mujer donde García se encuentra más sensible (y pienso en You’re ugly too, de Lorrie Moore) y es allí donde reincidirá en sus dos cintas posteriores. Sea como sea tenemos a un indiscutible nuevo realizador, que ha encontrado su propio modo narrativo y que sólo debe superar un bache que entorpece la narración: la forzosidad de querer dar un conjunto harmonioso cuando ni siquiera es necesario (al principio el espectador lo aprecia, al final acaba harto y el conjunto pierde credibilidad y consistencia). El resto es una cinta enormemente recomendable llena de humor y tristeza a partes iguales.


Otras Críticas.: Miguel Ángel Refoyo / José Antonio López.
Plus.: Solas en la madrugada / Los inconvenientes del efecto Rowling / The House of Meetings.

5 comentarios:

JAB dijo...

A mí me gustó mucho, la vi ayer (de ella he escrito para el artículo de mañana); aunque no es redonda ni está a la altura de "Magnolia", claro. Para mí, lo mejor es cómo está filmada: cada historia es un único plano secuencia, y eso me parece magistral. El mejor capítulo, sin dudarlo, el del supermercado.

JAB dijo...

Ahora, releyendo, me doy cuenta del equívoco: yo hablaba de "Nueve vidas" y tú de "Cosas que diría con sólo mirarla". El problema es que todas las películas de García parecen iguales: películas de mujeres con casi las mismas actrices.
Sorry por mi despiste :P

Enrique Ortiz dijo...

Qué buenos los pluses, Alvy, y que bueno el blog Trapo viejo, qué bueno. Un saludo.

Noel dijo...

"Magnolia", "Magnolia"... Era un poco malilla, ¿no? Nadie vende humo como Paul Thomas Anderson, pero eso no le convierte en un autor. Le convierte, simplemente, en el mejor vendedor de humo del cine actual. Y todos sabemos dónde deja el paso del tiempo a los vendedores de humo...

JAB dijo...

Pues el mejor vendedor de humo a mí me flipa, qué le vamos a hacer.