jueves, agosto 24, 2006

3 STORIES

Image Hosted by ImageShack.us
Este post contiene eso que llamamos spoiler. Y si nos ponemos metapretenciosos podría decirse que cuando desvelo que hay un spoiler, es un spoiler en si mismo. Los escrutinios del concurso al mejor relato del siglo XX ya dan un ganador. Sin embargo dejo abiertas las urnas. De paso les recuerdo que la gran novela blogosférica está siendo escrita ante nuestros ojos: The Filthy Life. Lo de la gran novela blogosférica lo digo por varios motivos: no van a leer nada igual de divertido y a la vez profundo (¡como si una cosa quitase la otra! lo sé, lo sé); y sobretodo no van a leer nada más honesto que esto. Como lector uno aplaude por la cantidad de inteligentes matices que va aportando conforme avanza la historia y además, si uno pretende ser escritor se podría decir que tenemos un nuevo maestro de los diálogos.

---
" LÍRICO BOTIN
Gunter Grass
Traducción de Miguel Sáenz. Bartleby, 2006. 336 páginas, 18 euros.
Durante años, Gunter Grass cobijó sus versos en novelas como El rodaballo o El tambor de hojalata, y eso que, según el mismo premio Nobel, “son la mejor manera de conocerme”. Quizá por eso, el escritor alemán ha decidido reunir sus mejores poemas, los más queridos, después de cincuenta años de trabajo."

Esto es una lectura de verano recomendada por El Cultural antes de pelar la cebolla. Ni a Nostradamus se le ocurriría redactar estos chistes tan proféticos y desternillantes.
---

En su día no pude ver la traca final de la primera temporada de House (sus dos últimos episodios) y he aprovechado para tenerla toda en dvd aprovechando el lanzamiento semanal. Hoy he visto el que es con toda probabilidad el mejor capítulo de todos y que con justicia proporcionó a David Shore (su creador y productor ejecutivo) llevarse el Emmy. 3 Historias juguetea con la estructura de una forma fascinante: aprovechando que House tiene que dar una clase magistral de diagnóstico nos sumerge en tres historias de tres fallos en las piernas. A eso le sumamos el reencuentro entre Gregory House y su ex esposa Stacy Warner que incorpora Sela Ward. La estructura narrativa se adorna perfectamente con algunas bromas metaficcionales (Carmen Electra incluida) que hacen el capítulo formidable de principio a fin. Para mí es mucho: en una serie bastante esquemática que centraba todas sus innovaciones en trasladar el esquema policial al ambiente médico logra aquí dejar a sus detractores convencidos.

El que sigue y cierra la temporada es ya un capítulo de interés puramente melodramático y suple con eficacia el evidente cambio de ver el mejor capítulo por las tramas sentimentales entre House-Stacy y House-Cameron. Sin embargo más interesante parece la segunda temporada dónde la fórmula esta gastada pero tienen varas tramas interesantes: House salvando a un famoso escritor por teléfono y en un aeropuerto y la siempre eficaz traca final de temporada: House siendo disparado por un tipo llamado… Moriarty.

---

A nigger night,
A nigger joy,
A little yellow
Bastard boy.

Langston Hughes, Mulatto.
[1]

[1] De The Art Fiction. Léalo entero aquí.

5 comentarios:

Fer dijo...

House es una muy buena serie, a pesar de contar con el pesado lastre de su previsible esquema de sota-caballo-rey.
Me explico: llega un paciente. Creen que tiene la enfermedad A, menos House, que dice que es B. Pero le hacen las pruebas y no es ni A, ni B. House cree que es C, pero les pide que lo intenten con D, por extraño que parezca, por pocas posibilidades que haya de repetir una dolencia sólo detectada en 1947. Ni C, ni D. Hasta que House repara en la vida del paciente -previo asalto clandestino a su hogar- y exclama: "¡Z!". Efectivamente, es Z, que a la vez supone un dilema ético-médico. Se hace una punción lumbar (¡qué manía!), se le trata y curado.
La diferencia con cualquier otra serie de estructura tan rígida (véase C.S.I.) radica en unos diálogos brillantes, en situaciones absurdas y, sobre todo, en un personaje tan ácido e hilarante como House. Hugh Laurie lo borda, y yo lo aclamo con fervor.
Ahora bien, donde estén las chicas de Anatomía de Grey...

Mycroft dijo...

Lo de la punción Lumbar manda huevos, alguien ha visto un capítulo en que no salga?????

Alicia Liddell dijo...

Lo de la punción lumbar -a veces también putea con sacar muestras de médula que jode cantidad- es un efecto secundario de las sobredosis de dicodina.

Yo tengo dicho en casa que si me pongo mala ni de coña House. Que entras con un resfriado y acabas con lepra, antrax, rabia, porfiria o lupus, o todas juntas.

Tengo entendido que el Consejo Mundial de Médicos va a nombrar a House fallero mayor, digo, santo patrono de la profesión, que ya estaban hartos de tanto abnegado.

Miguel Ángel Muñoz dijo...

Se aprecia en su blog un giro en su estilo, Alvy, una nueva estética, una nueva estructura, y yo, que soy amante feroz de las estructuras, sólo puedo aplaudir.

JohnTrent dijo...

¿Tan buena es esta serie?. Yo veo poco la tv, por lo que no sigo ninuna serie, aunque esta la he vusto alguna vez de manera esporadica. Tampoco pintaba mal.