miércoles, agosto 16, 2006

UN RELATO: "LA NIÑA PIJA" DE PABLO MUÑOZ.

AVISO: Capote ; Faulkner... sólo son los últimos. El mejor cuento norteamericano traducido online del siglo XX... ¿ Alguna sugerencia? Aquí.

Martha Reeves & The Vandellas - (Love is like a) Heat Wave. mp3.

Whenever I'm with him
Something inside starts to burning

Hay una niña en el escenario. Está bailando. Y en medio de aquella invisible oscuridad solo hay con él un niño observando como sus ojos verdes atraviesan cualquier carencia de luz en aquella sala. La niña debe rondar por los quince o diecisiete años.

And I'm filled with desire

Could it be just the devil in me

En sus ojos se dibuja el deseo. El deseo que tiene en sus ojos es tan visible como el color. En la discoteca suena una versión adulterada de Love is like a heat wave, aquella canción que cantaron con ímpetu adolescente Martha Reeves and the Vandellas.

Or is this the way love's supposed to be

Cuando cierras los ojos en medio de un sitio como en el que está la niña pierdes la noción del espacio y del tiempo. Podría ser tópico y decir que la niña se está drogando, que está fumando algún porro,y que está llenando sus vasos. Pero eso ya lo ha hecho otras veces. Y que el niño la mira sin parar. Y que el dj disfruta viendo un panorama de jóvenes bailando y aunque tenga veinticinco años, ninguna de sus novias sobrepasa los dieciocho. Y todas bajo consentimiento. Qué cabrón soy, piensa él.

It's like a heat wave burning in my heart

I can't keep from crying, it's tearing me apart

Cuando la niña cierra los ojos ya no puede recordar ni donde estaba ni donde estuvo. Pero al abrir divisa las calles. Y se pone a cantar. Con el niño y un amigo del niño. El niño tiene que ser algo mayor que ella, pero ya sabes, esas cosas no se suelen notar. Cantan. No sé ni lo que cantan, porqué cuando se adultera una canción ya adulterada podemos decir que, sencillamente, cantas por cantar y haces el gilipollas. Ni más ni menos.

Sometimes I stare in space

Tears all over my face

La niña ha estado colada por el niño la mitad de tiempo que él lo estuvo por ella. El niño era muy niño, muy caprichoso, muy él, y tan pagado de su ego que necesitaba que alguien le diera un poquito de oxígeno. Se siente mal porqué sabe que la niña es mejor que él, se siente mal pero se le pone dura al mirar a la niña, porqué la niña es uno de esos seres que te hacen olvidar la definición de ángel y demonio al verla.

I can't explain it, don't understand it

I never felt like this before

La niña no se había sentido así antes. La habían tocado y besado otros niños del patio de su vida, pero ninguno tenía lo que le daba ese niño. Ese niño la miraba, y cuando fingía despreciarla es cuando más se daba cuenta de que en el fondo le importaba mucho. La niña piensa que está enamorada pero ¿quién sabe? Cuando nunca has estado enamorado no eres concluyente, solo deductivo.

Now this funny feeling has me amazed

Don't know what to do

Y el amigo del niño se va por otra esquina, se despide, y la niña sabe que en la primera esquina con la que se encuentre se parará a mear. Que llegará a casa, se lavará la boca, y no hará ruido porqué sus papás no saben que por la noche bebe muchos vodkas, y que ya les tiene ganada la partida con el alcohol. Él aguanta más que sus papás sobrio cuando bebe, pero aguanta menos sin beber que ellos. El amigo del niño está triste porqué se va a la cama con la rotundidad de seguir enamorada de la niña, la niña de los ojos verdes. O la novia de su amigo, que viene a ser lo mismo.

My head's in a hazeIt's like a...

La niña no sabe si está mareada o es que la noche se mueve. No sabe si es el amor o es el vodka. A su edad, una edad que no sé, que se mueve entre los quince y los diecisiete, supongo, pues ya te suelen pasar esas cosas, que no sabes donde estás y no sabe quien eres, al margen de tu nombre y tus apellidos, que vas a renovar, y lo llaman carné de identidad. A esa edad descubres que en lo del carné hay algo más metafísico, lo piensas una tarde, pero piensas que no es tiempo para comerse el coco, y todo el mundo va a divertirse, ¡hay que divertirse! A su edad todas las niñas se divierten.

Whenever he calls my name

Soft, low and sweet and plain

¡Oh! La niña vuelve a abrir los ojos y esta vez está en el amplio duplex del niño, sentada en su cama. Y el niño le quita los pantalones y observa lo bonito de sus caderas, y lo mejor: su ropita interior, que es un lindo tanga. Creo que para estar borracho el niño está muy excitado. La niña lo sabe y cuando él dice su nombre a la niña se le estremece todo.

Right then, right thereI feel the burning flame

Lo siente, lo siente, porqué es una noche de invierno, de esas que todos pintan tristes, y ella está ardiendo. A lo mejor es una noche veraniega de invierno. O una invernal noche de verano. Es que la niña no sabe que noche de esas es, pero es la noche en que el niño no solo le quito los pantalones, sino que le quito lo otro. Ella abrió la cremallera con curiosidad, Después siguió tumbada, porqué el señor vodka le dio un empujoncito a su estómago por tal de mantenerla en la cama. La niña no se movió y cerró los ojos otra vez. Y lo sentía ahí dentro al niño, y ahí fuera sus ahogados “ah ah”

Has high blood pressu
re
Got a hold on me

Al principio duele mucho pero luego viéndole a él se te va pasando y cuando alternas tus ojos entre abiertos y cerrados te sientes mejor, piensa la niña. El niño se le acerca y sigue muy activo, muy dinámico, inusual en sus borracheras.

Or is this the way love's supposed to beIt's like a...

Están pasando una noche muy agradable y nunca olvidarán ese día, el día en el que el niño fue más allá para llegar más acá. El día que el niño le quitó el sujetador, y ella le quitó la camiseta.

Yeah, yeah, yeah, yeah, oh yeah

Yeah, yeah, yeah, yeah, oh yeah

Los choques de la piel pueden ser azarosamente bonitos o azarosamente terribles. O azarosamente sudorosos. Los de la niña fueron azarosamente sudorosos, y nunca supo si bonitos o terribles, pero cerró los ojos muy fuerte y se los mantuvo sellados hasta que el niño terminó de hacer ah ah, con un ah más largo.

I feel it burning right here in my heartIt's like a...

Vuelve a abrir los ojos. Se está vistiendo ya que tiene un compromiso. La niña se viste y sale escurridiza por la puerta. El niño duerme, y ha depositado sus cositas líquidas en un papel de baño, a medianoche, el papel de baño cayó en el retrete, y se lo llevó el centrifugado de la cadena. Y la gomita también. La niña sale por la puerta y se va. Se ha terminado la canción. Ya no se acuerda de la letra.


PD.: Pablo Muñoz es el álter ego con el que se me conoce en el mundo real. El motivo de este relato es para seguir, más o menos, este entusiasmo de publicar relatos propios que anda a dos blogs amigos.

4 comentarios:

Kahlo dijo...

Me ha gustado muchísimo el relato jejejje

Mmm... no sé si sólo me pasa a mí con el link de la canción que no me funciona, por si acaso te paso el mismo mp3 con otra dirección ;P

http://faculty.smu.edu/dsimon/Music/Martha%20and%20the%20Vandellas%20-%20Heat%20Wave.mp3

Un abrazo pablo :)

Anónimo dijo...

Me ha parecido fascinante la forma kon la k describes las reacciones de la chica. Eso demustra k tienes una gran sensibilidad.

Muchos besos!
Lily

Noel dijo...

Muy bueno, Alvy, muy bueno. Y la canción es única: ya no se hacen canciones así.

Francisco Ortiz dijo...

Aprecio que tiene mucho que ver este relato con lo que son los textos de este blog, algo que habla de una coherencia ya inusual por estos pagos. Una narración con ecos de Antolín Rato - el mejor Antolín Rato - y un dominio de lo que se cuenta grande y clarificador, como si la voz narradora nos contara la historia con una copa en la mano, sin engolamiento, a lo colegas. Pues no pares, amigo. Espero que sea sólo el primero.