martes, agosto 22, 2006

V, McONDO Y OTRAS COSAS QUE DECIR

Image Hosted by ImageShack.us
***
Los libros de Pynchon son rebuscadamente borgeanos pero no son pretenciosamente ídem, que es diferente y sería bastante ridículo y pedante. Lo son en el sentido que V por ejemplo es un libro que nunca se cierra. Su entropía es tal que admite miles de relecturas, pues con la primera no basta. A mi me pasó. Ahora releyéndolo admiro todavía más al desaparecido omnipresente, que con la voz de su narrador lanza una magnífica y maravillosa metáfora sobre los códigos éticos del cristianismo y su historia: cuando en los años 20 en Nueva York las ratas iban a ser con toda probabilidad las que dominaran la tierra, un cura las convierte todas al cristianismo y transforma el agua de las cloacas, en agua bendita.

***
Mauricio Salvador
[1] nos presenta un indignante nuevo término en la crítica literaria norteamericana: como si jugarán a los seis grados de separación, descubren que lo que une a Thomas Pynchon con Zadie Smith, no es que la segunda beba de la innegable influencia a todos los narradores posteriores del primero, sino que ambos forman parte de un corriente llamado realismo histérico. Es el disparate más majo que he leído desde que en una entrevista se hablaba de realismo mágico posmoderno.

***
Estos días cumplía 10 años la publicación del libro de cuentos McOndo. Los críticos del New York Times siguen refiriéndose a los nuevos narradores latinoamericanos como el grupo de McOndo o así. Yo no lo creo así, la generación de McOndo fue eso: un libro de relatos muy recomendable que yo encontré en una biblioteca. Me gustaron mucho los de Alberto Fuguet, Sergio Gómez, Paz Soldán y sobretodo uno, Señales captadas en el corazón de una fiesta, el de Rodrigo Fresán que me pareció el mejor y con diferencia. El motivo está en los recuerdos: conforme uno se distancia de la lectura y piensa en ella el relato crece. Se reinterpreta a ritmo de David Byrne un tema tan cheeveriano como son las fiestas y de golpe uno está ahí. Siendo el narrador.

***
With a system of touch. (Y el director's cut, y a las 22.30, en La 2 no se la pierdan bajo ninguna circunstancia).


[1] SALVADOR, Mauricio. ¿Narrativa histérica? Publicado el 13 de Agosto de 2006 en The Art Of Fiction. Léanlo aquí.

3 comentarios:

solodelibros dijo...

Pynchon es más necesario que el respirar. Completamente de acuerdo en que hay que leerle y releerle, no sólo para que tu mente vaya descubriendo las facetas de su escritura, sino por el mero placer de hacerlo.

Noel dijo...

Eso, esta noche hay que ver La 2. ¿Qué ponen en las otras cadenas? ¡¡Da igual!!

Francisco Ortiz dijo...

Lo de las ratas no me parece sino de ciencia ficción, pero de esa rara y que desdeñas y que al final es la más creíble, porque la realidad la confirma. En fin.