viernes, agosto 18, 2006

THE FILTHY LIFE / PERRA VIDA

Image Hosted by ImageShack.us
Esto es el acontecimiento literario, de blogo-ficción que más me está entusiasmando y no sin mis motivos. The Filthy Life es ante todo grandísima hija bastarda de su tiempo, o sea que es rabiosamente adictiva.

-Rabiosamente inteligente.
Sabe codificar el lenguaje propio de la nueva literatura popular de masas, las fan fiction, teniendo a Spike & Dru[1] como protagonistas. Hereda lo mejor de los clásicos pulposos: es un ¡relato por entregas! ¿Hay algo mejor que eso? La respuesta es que no.

-¿Pulp Fiction?

Sin embargo The Filthy Life se disfraza astutamente, como muchos, de literatura pulp para ir más allá: la forma de narrar de nuestro vampiro no es la de un vampyr de Anne Rice[2] y todo el coñazo moderno; más bien podríamos hablar de un genuino noir vampírico, y de Raymond Chandler, con sus tonos desencantados y su poética nocturna.

-Vampiros, Roma. En ese orden.

Convirtiendo Roma en una peculiar Los Ángeles, el autor, o sea Noel Ceballos [3] aprovecha hábilmente para reincidir en su visión del arte. Convierte a su pareja vampírica, Spike y Dru, en una suerte de artistas letales que pasan a la antología de artistas radicales de ficción (¿qué tal un top ten de ellos?).

Tus referentes, son (casi) mis referentes.
Componiendo un bello tamiz de los sesenta y decadente, el autor nos devuelve a la condesa Cristina Como[4]; al galán Michael James[5], y sobretodo a un personaje tan sumamente atmosférico en si mismo como es Marcello Rubini[6] nos hacen tener en cuenta esta ficción personalísima y llena de encanto: si uno juega y entra como un cómplice en sus referencias sabrán darle al relato una atmósfera única: tener en una misma mesa a vampiros y a Guido Anselmo y Claudia [7] no es ya atmosférico, sino un auténtico y bello paisaje de recuerdos de una propia cultura pop.

Y cuando terminen, a esperar al próximo capítulo. Divertida, frenética, gore, y repleta de italianadas ¿Se puede pedir más? Sí, que llegue pronto la próxima entrega.


-The Filthy Life: Prólogo, cap. 1 y 2.

[1] Antihéroes salidos de lo que con toda probabilidad sea el verdadero George Lucas de nuestra generación, que es todo esto y mucho más: Joss Whedon. Pertecen al universo de Buffy Cazavampiros.
[2] No pero Rice sí. Porqué Louis , uno de los románticos vampyrs de su obra más célebre también aparece.
[3] El mismo tipo que gestiona el mejor blog de la historia habido y por haber: El emperador de los helados. Podría entenderse El Rincón de Alvy Singer como un santuario de adoración a un Olimpo de ídolos. Algo parecido a Zeus sería Mr. Ceballos.
[4] O sea Eva Bartok: esa deslumbrante sensualidad que presidía Seis mujeres para el asesino, giallo clásico que dirigió Mario Bava y que sólo podrán ver de la misma manera que yo: estando atentos las madrugadas de La 2. Vale, sí, y el emule.
[5] What’s New Pussycat? Uoh-uoh-uoh. Peter O'Toole en la película más swingin' sixties que existe. Junto con Casino Royale y las peripecias de los Beatles.
[6] El protagonisa de La Dolce Vita de Fellini.
[7] 8 y ½.

1 comentario:

Noel dijo...

Gracias, gracias, gracias: no merezco tanto, de verdad que no. Que alguien se interese y disfrute con lo que escribes es... bueno, realmente es algo único. Gracias otra vez, es un honor.

Intentaré trabajar lo más duro que pueda para que las próximas entregas no le decepcionen.